Kant frente a la revolución. 

Por Samuel León Martínez  
Nota inicial: este entrada busca que nos acerquemos a algunos de los textos donde Kant ha hablado sobre el tema de la revolcuión y la obediencia al estado, es un tema que no deja de ser controversial y que tiene seguidores tanto en el bando del conservadurismo como en la insurrección. Sirva pues esta nota para que hagamos un acercamiento parcial a los textos kantianos sobre la obediencia y la insurgencia.

Kant ha mostrado dos actitudes ambivalentes frente a la revolución. En algunos de sus escritos mayores el profesor de Köningsberg habla siempre de que todo derecho a la revolución es infundado y conduciría hacia el caos social, por otra parte podemos encontrar a un Kant que se entusiasma con la revolución francesa, que buscó estar al tanto de toda noticia al respecto, a tal grado, que se ganó el sobrenombre del “viejo jacobino”.

Trataremos en esta breve nota de ver cuales son algunos de los argumentos que consideró Kant a favor y en contra de la revolución. En un pasaje extraído del texto El conflicto de las Facultades, texto que Kant publicó en un ambiente de censura con el ascenso de Federico II al poder, Kant argumento en un apartado titulado acerca de la ilustración y la revolución:

  

“La revolución de un pueblo bello lleno de espíritu, que hemos visto realizarse en nuestros días, podrá tener éxito o fracasar, puede, quizá, estar tan repleta de miserias y crueldades, que un hombre bien pensante, que pudiera esperar ponerla en marcha por segunda vez, no se decidiera a un experimento de tales costos: una revolución tal, digo no obstante, encuentra en los ánimos de todos los espectadores –que no están ellos mismos involucrados en el juego- una tal participación en el deseo, que rayana con el entusiasmo incluso si su exteriorización resulta peligrosa; tal, en suma, que no puede tener otra causa que una disposición moral del género humano.”

Este texto de madurez, el último texto que Kant entregó a la imprenta, caracterizaba el entusiasmo del que participó y lo considero como una disposición del género humano, género que está llamado a la realización completa de sus facultades, hacia su progreso indefinido. 

Otras de las concepciones kantianas respecto de la revolución pueden ser encontradas en textos como la Metafísica de las Costumbres, en el apartado sobre los principios metafísicos de la justicia señala que “Contra la suprema autoridad legisladora del Estado no hay… resistencia legítima del pueblo; porque solo la sumisión a su voluntad universalmente legisladora posibilita un estado jurídico; por tanto, no hay ningún derecho a la sedición, mucho menos derecho de la revolución” para concluir que “es deber del pueblo soportar hasta el más intolerable abuso de la autoridad suprema”.

Esta es una cuestión delicada para Kant, quien piensa que garantizar el derecho a la desobediencia civil y la revolución implica socavar el fundamento de la sociedad civil, que para Kant constituye un deber el transitar del estado de naturaleza hacia la sociedad civil, por lo que la preservación de esta última es el resultado de un deber que no puede estar sujeto a negociación. 

  
Otro argumento en esta línea podemos encontrarlo en texto “Sobre el dicho de sentido común: ‘Esto puede ser verdad en teoría, pero no funciona en la práctica’” o conocido en español como Teoría y Práctica:

“Toda resistencia al supremo poder legislativo, toda instigación de los súbditos a que expresen violentamente descontento, toda provocación que haga explotar una rebelión, es el crimen más grande y más digno de punición en una mancomunidad, porque destruye sus mismísimos fundamentos. Esta prohibición es absoluta. Y, aún cuando el poder del Estado o su agente, el Je del Estado, haya violado el contrato original al autorizar al gobierno a actuar tiránicamente y, por esta razón, haya, a los ojos del súbdito, perdido el derecho a legislar, el súbdito no está sin embargo autorizado a oponer resistencia”.

Por un lado, Kant considera que necesitamos del estado para preservar su fin, que es el aseguramiento de la libertad individual con arreglo al respeto de la libertad de los otros, pero en este proceso requerimos obedecer al estado aunque sus mandatos sean arbitrarios y tiránicos, tenemos frente a nosotros lo que podríamos calificar como exigencias contradictorias.

Los tres puntos de vista de Kant frente a la revolución son sintetizados por Christine Korsgaard (En su ensayo, Sobre tomar la la ley en nuestras propias manos) de la siguiente manera:

A) la revolución es incondicionalmente incorrecta,

B) pero si triunfa, el gobierno que ella establece es una autoridad legítima a la cual los ciudadanos tienen el deber de obedecer,

C) nuestro entusiasmo por la revolución (la francesa), incluso nuestro fuerte deseo de participar en ella, es un signo patente de la presencia de una disposición moral en nuestra naturaleza, de la que podemos derivar nuestra esperanza en nuestro propio progreso moral.

En una siguiente publicación trataremos de ver más a fondo el conflicto entre la obediencia al orden positivo y la primacía o falta de primacía del orden moral, así como, de cuales son algunos de los puntos en lo que Kant considera que es mejor tener un estado que impone orden aunque caiga en lo tiránico al escenario de no tener un estado.

Agradecemos de antemano que sigan esta nota y las subsecuentes, aclarando en todo momento que este análisis de pretende ser una erudición final sobre el tema, sino por el contrario, invita a que podamos acercarnos a las obras donde Kant hace reflexión sobre el “presunto derecho a la revolución”.

Anuncios

Un comentario en “Kant frente a la revolución. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s