COMÚN. Ensayo sobre la revolución en el siglo XXI

Gracias al apoyo de editorial Gedisa México, el día de hoy podemos invitarlos a acercarse a este importantísimo libro “Común. Ensayo sobre la revolución en el siglo XXI” de Christian Laval y Pierre Dardot fundadores del grupo de estudis “Question Marx” desde 2004, quienes a su vez en 2013 había publicado “La nueva razón del mundo. Ensayo sobre la sociedad neoliberal” otro importante texto para entender las bases del liberalismo, la mercantilización de la sociedad, y la producción de nuevas subjetividades acordes al modelo de la empresa.

  
En Común, los autores buscan rastrear las fuentes de esta palabra desde la filosofía clásica, el trabajo de Aristóteles sobre la puesta en común de los bienes o Koinonein es fundamental, pero no se escapara a la crítica de la institución de la propiedad privada.
Lo común es así para los autores un principio político, estamos viviendo la tragedia de lo no común, la tragedia de lo privado. “El verdadero <<espíritu del capitalismo>> nunca fue mejor plasmado que con la expresión atribuida a Luis XV: <<¡Después de mí, el diluvio!>>””. Esta tragedia de lo no-común es atribuida al control de los grupos económicos. El Estado tiene hoy como principal función “someter a la sociedad a las exigencias del mercado mundial”

Los autores apuntan a señalar que “es vano esperar que el Estado vuelva a <<encastrar>> la economía capitalista en el derecho republicano, en la justicia social e incluso en la democracia liberal”. No hay que olvidar las privatizaciones que realizó el Estado intensamente desde los años 80s (con el triunfo del neoliberalismo), estas privatizaciones han sido el despojo de lo que se constituía como “fruto del trabajo común y que correspondía al dominio del uso común”.  

La expansión del capitalismo está destruyendo las condiciones generales de vida, extendiendo la lógica de la competencia a toda la sociedad, ellos mismos critican la propuesta del reconocimiento de reservas de “bienes comunes naturalez” patrimonio de la humanidad como exentas de explotación capitalista. Pues “Todas las actividades y regiones interactúan, se trata de transformar la actividad económica.

Ante dicho escenario, es normal escuchar la “ausencia de alternativas políticas, la ruina de los ideales colectivos, o también el eco demasiado débil de las utopías concretas. Ya es hora de desarrollar nuevas perspectivas sobre un más allá del capitalismo, de pensar las condiciones y formas posibles del actuar en común, de extraer los principios capaces de orientar las luchas, de vincular las prácticas dispersas a la forma que pudiera adoptar una nueva institución general de las sociedades”.

Dicho lo cual, los autores señalan que ha habido una emergencia estratégica de lo común, fruto de las luchas sociales contra el capitalismo y el Estado empresarial. “El término <<Común>> designa, no el resurgimiento de una idea comunista eterna, sino la emergencia de una forma nueva de oponerse al capitalismo, incluso de considerar su superación”. Se trata también de dar la espalda al comunismo Estatal, que al ser el único propietario de los medios de producción, aniquiló al socialismo.

El retorno a lo común se ubica en el contexto de los movimientos altermundistas y ecologistas. Que han tomado como referencia el término antiguo del commons frente a lo que denominaro una nueva oleada de enclosures (o cercamiento). Esta última expresión nos lleva al proceso de acaparamiento de las tierras en la época medieval mediante el cercamiento de los campos y los prados.

Hay una referencia al trabajo de Elinor Ostrom y su grupo, que ha investigado las reglas y formas institucionales de administración a los bienes comunes, fuera del dominio del Estado y el mercado, sean bien, recursos naturales o digitales. Pero también al de Miachel Hardt y Antoni Negri sobre la primera teoría de lo “común”. El término <<común>> viene a señalar el “nombre de un régimen de prácticas, de luchas, de instituciones y de investigaciones que apuntan a un porvenir no capitalista”.

El trabajo de Christian Laval y Pierre Dardot busca refundar el concepto de “común”, de entender la dualidad del término que lo caracteriza como valorado y como maldito, a la raíz del derecho y de la economía política, al fondo de lo que entendemos por “riqueza”, por “bien”, por “valor” y por “cosa”.  

La parte jurídica es esencial para comprender la institución de la propiedad privada, de la institución romana del dominium, entendida como el dominio y goce exclusivo de la cosa, es la base del edificio teórico. Esta institución a decir de los autores, “niega la cooperación, sin la que nada sería posible, e ignora el tesoro común acumulado en el que toda nueva riqueza encuentras sus condiciones de posibilidad”.

La propiedad del Estado es su complemento, pues no solo sienta las bases del dominio privado, sino que también abandona su propiedad en favor de los propietarios privados, como la privatización del transporte público, privatización de los espacios y plazas públicas en provecho de las inmobiliarias. “La propiedad no es únicamente ese dispositivo tan bien hecho para extraer goce del trabajo ajeno, sino también una amenaza general que afecta a las condiciones de toda vida en común”.

Si en un inicio “lo común era percibido como la gran amenaza de contra la propiedad, planteado como medio y razón de vida, ahora es la misma propiedad sobre la que tenemos razones para considerarla como amenaza contra la posibilidad de la vida”.

El trabajo de Christian Laval y Pierre Dardot, busca precisar que entenderán por “común” diferente de la Comuna (como forma de autogobierno político y local comunes), “lo <<común>> es el principio que anima esta actividad”. Así, esta primero la trayectoria histórica del término, posteriormente su relación con el Derecho e Institución de lo común, para concluir en la última parte con las líneas generales de una “política de lo común”.

Invitamos ampliamente a todo lector interesado por lo común desde los ámbitos del derecho, la economía, la filosofía y los movimientos sociales. Reiteramos nuestro agradecimiento a editorial Gedisa México por apoyar y darle la confianza a este proyecto de difusión.

Para deleite de los lectores agregamos el índice general de la obra:

   
    
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s