Una semana de justicia y de género

imageEstá por terminar el Congreso Internacional “Buenas prácticas en el juzgar:el género y los derechos humanos” ha sido una semana llena de conocimiento experiencias, emociones y reflexiones. Cada día se compuso de mesas de diálogo, conferencias y, cosa que no ocurre muy a menudo en en eventos sobre Derecho, actividades artísticas. Muchas investigadoras e investigadores de gran reconocimiento nacional e internacional fueron invitados, observando una diversidad tan amplía desde posturas como disciplinas un hacían el ambiente perfecto para discutir el tema principal del congreso “Buenas prácticas en el juzgar”.

Algunas de las preguntas que fueron planteadas son: ¿se requieren buenas prácticas para juzgar? ¿Las prácticas para juzgar existentes son buenas o son deficientes? ¿Quiénes deben aplicar buenas prácticas para juzgar? Todas obtuvieron su respuestas, en México hay un gran camino por recorrer para alcanzar unas buenas prácticas. Sin embargo, no todo es desesperanza hemos tenido avances en nuestro país tanto legislativos, como el feminicidio, pero también ha tenido retrocesos. Parte fundamental para no retorcer es realizar un trabajo conjunto entre la sociedad, la academia y las instituciones que imparten justicia, es decir, todas y todos.
imageEl hilo conductor se hizo presente, desde el discurso inaugural a cargo del Dr. Pedro Salazar, los derechos humanos y el género, en especial el derecho de las mujeres. Ambos temas encontraron su cause en las discusiones y visiones para centrarlo en la necesidad de utilizarlo de manera crítica en la impartición de justicia. Cada operador jurídico requiere estar en constante capacitación y crítica de su situación a fin de incorporar a su vida una postura de género, una donde no se discrimine, observe el contexto y se auxilie de técnicas y conocimientos distintos a Derecho para acercarse más a la realidad.
Temas como la violencia simbólica, el biopoder, las técnicas y tecnologías de reproducción asistida, feminismo, patriarcado, interrupción legal del embarazo, matrimonio igualitario, función de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, entre otros, fueron abordados y reflexionados. Ha sido una jornada donde todos y todas nos llevamos acciones para realizar, críticas y pensamientos. Las buenas prácticas para juzgar debemos aplicarlas todos, no perpetuar las conductas que ayudan a discriminar a la otra o al otro, no sólo depende de las instituciones jurídicas sino los colectivos y de nuestras conductas públicas y privadas. Estar preparados juega un papel fundamental para no descalificar ningún comentario y reflexionar nuestras conductas que son las que externan nuestros deseos o pensamientos más profundos.
Espero este congreso tenga una segunda emisión y podamos realizar un estudio de lo que se ha avanzado desde este cierre hasta su segunda parte. En cada mesa los y las asistentes participaron con sus cuestionamientos, que fueron bastantes, y las respuestas fueron extensas para no dejar nada pendiente que invitar a la reflexión. Falta solo la exposición de Lorena Wolffer sobre la manera en que percibimos el género y como lo integramos a la justicia.image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s