El concepto de persona en su dimensión jurídica y moral

Por Samuel León Martínez

Tendríamos que iniciar señalando que tanto los conceptos de persona y humano no son coincidentes. El término persona es un concepto polisémico que tiene dimensiones teológicas, morales, jurídicas y populares.  Recientemente, pensadores de la corriente de filosofa de la moral de tradición empírica y analítica (Peter Singer, John Harris, Hugo Tristan Engelhardt, entro otros) han buscado proponer criterios para reconocer quien puede desde el punto de vista moral ser reconocido como persona.  

Si bien el concepto de persona en la formulación kantiana reconocía que todo ser racional podía ser reconocido dentro de esta categoría, lo que tenía en mente era la existencia de  los celestes Ángeles y el Dios cristiano. Desde una perspectiva posmetafísica y secular, ¿podemos reconocer la existencia de entidades que puedan ser reconocidas como personas no humanas?

Dimensión Jurídica.

Para iniciar este apartado debo de reconocer que la información aquí vertida y ejemplificada esta contenida de manera más amplia y detallada en la obra de nuestro profesor Rolando Tamayo y Salmoran en su obra, Introducción Analítica al Estudio del Derecho (Themis, 2011).

El concepto de persona en un inicio no estaba vinculado al derecho, pero los juristas pronto hicieron la incorporación a nuevos contextos a la par que este concepto mantenía su sentido en griego, como prosophon, el cual nos remite al teatro griego, donde en un inicio se usaba un aditamento para reverberar la voz. La locución latina personae deriva de personare, de resonar o verberar. Persona llegó a significar las personas del drama, siendo tanto el personaje que es llevado a escena o bien el actor que lo caracteriza.


El latinista italiano Jacopo Facciolati escribe Ipse homo quatenus hanc vel illam personam gerit, persona es el hombre en tanto que actua su parte. Así persona, es un homo actuando. Aquel que representa un papel es una persona.  Pronto este uso dramático penetro en la vida social, se dice de alguien que desempeñando un rol social.
La persona jurídica se refiere ya en el Digesto de Justiniano como alguien con capacidad para representa un papel jurídico. 

Los actos jurídicos son hechos por personas en el escenario jurídico. Así el conjunto de derechos y facultades le proporcionaba el status jurídico. Persona significó entonces alguien capaz de actuar (generalmente un hombre).
Hay que considerar que la adopción de la religión monoteísta revelada por el imperio romano tuvo múltiples implicaciones en el estatuto jurídico y moral de las mujeres como de aquellos seres humanos que no encajaban a la perfección en la dicotomía mujer/hombre.

En el contexto jurídico, también se habla de persona legitima, además de poder actuar en el escenario jurídico, debía de tener determinadas relaciones jurídicas para hacer actos específicos.

En términos jurídicos, como bien explica Rolando Tamayo y Salmorán, persona jurídica es un término técnico que hace referencia a una entidad dotada de existencia jurídica, susceptible o capaz de ser titular de derechos subjetivos, facultades y obligaciones jurídicas.

Aunque los filósofos del derecho insisten en que persona y humano no son sinónimos, como tampoco prosophon y antropohos, o como homo y personae, quienes pueden desempeñar un papel jurídico son los que actúan jurídicamente hablando.
Persona es un papel individual, pero se puede representar a varios individuos considerados en colectivo, o incluso a seres inanimados como las herencias o las corporaciones o las instituciones de beneficencia (piae cuasae).

En conclusión, la persona jurídica es aquel ente con capacidad de tener un conjunto de derechos y obligaciones, para determinar quien es persona basta acercarse al código civil, por ejemplo nuestro código civil federal en su libro primer De las Personas establece que:

la capacidad jurídica de las personas físicas se adquiere con el nacimiento y se pierde con la muerte.., líneas más adelantes establece: La minoría de edad, el estado de interdicción y demás incapacidades establecidas por la ley, son restricciones a la personalidad jurídica que no deben menoscabar la dignidad de la persona ni atentar contra la integridad de la familia; pero los incapaces pueden ejercitar sus derechos o contraer obligaciones por medio de sus representantes.

Hay que distinguir que la capacidad jurídica no hace referencia a la capacidad física, pues tienen capacidad jurídica el nasciturus, los interdictos, la herencia, las fundaciones y otras instituciones así reconocidas).

Hasta tiempos recientes se ha sostenido con unanimidad que todos los humanos son personas, porque son racionales, sin embargo este es un argumento que admite muchas excepciones, por ello se ha recurrido a la distinción entre capacidad de ejercicio y capacidad de goce. Quienes no tiene capacidad de ejercicio, podrán tener capacidad de goce, esto es, ser titulares de derechos y facultades sin tener obligaciones jurídicas.

Quizá la imposibilidad teórica más fuerte se presenta desde que persona jurídica es la unidad de las variaciones jurídicas, es el centro de derechos, obligaciones y facultades. El profesor Tamayo lo ejemplifica con personaje Hamlet, quien es el conjunto de actos y parlamentos del personaje. El concepto de persona jurídica es lo que se mantiene inmutable como el referente de todo derecho y obligación, es la expresión que le da unidad.
La persona jurídica es una función dentro del derecho, no existe fuera de él.  

Pero determinar quien debe de ser reconocido como persona, qué argumentos debe de seguir el legislador para hacer este cambio tiene que ver con la filosofía política y la filosofía moral, terreno al que muchos filósofos del derecho no entran a discutir.

En la siguiente entrada trataremos de discutir los criterios morales suficientes para hablar de persona en sentido moral, y si después de todo, el concepto de persona es útil en la cuestión de la defensa de los otros animales con los que compartimos e interdependemos.

Anuncios

Un comentario en “El concepto de persona en su dimensión jurídica y moral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s