Responsabilidad y libre voluntad 

Por Samuel León Martínez

En esta nota seguiremos el trabajo de Mark Platts, académico del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM, quien señala que la idea de responsabilidad alcanza su madurez una vez que se logra distinguir cuando un individuo debe de responder por sus actos y la consecuencia de sus actos. Se ha buscado apelar a la libre voluntad para tratar de fundamentar la responsabilidad, uno es responsable mientras actúe como agente libre.


La tragedia griega nos puede ser de mucha ayuda, pues en ella se nos revela que los agentes no son libres en sus actos, sino que estos son impuestos por los dioses, tal es el caso de Orestes que comete matricidio por indicaciones de Febo Apolo, la idea de una mala voluntad parece no haberse desarrollado en los griegos, sino en los estoicos y en la filosofía cristianizada.

 Muchos de los personajes de las tragedias se desenvuelven en un contexto donde se les ha impuesto un castigo por acciones que diríamos no son responsables, tal es el caso de Edipo que por haber cometido parricidio hará extensivo su castigo a sus propios hijos que morirán en lucha fratricida. Recordemos que incluso en el viejo testamento, en el libro del Éxodo se señala que el mismo Dios castiga la iniquidad de los padres hasta la cuarta generación.

Mark Platts también señala que en la concepción cristiana de moralidad, que atiende a mandamientos supra naturales, el hecho de la desobediencia está anclado a la libertad de espíritu, una causalidad espiritual, que como señala Nietzsche, es una falsedad que se convierte en el problema de la moralidad misma. Para salir un poco de esta metafísica libertaria y del debate entre Deterministas y Libertarios, Platts nos propone acercarnos a distinciones como las de comportamiento intencional y no intencionado, en situaciones donde una persona sabe lo que está haciendo y donde no, en casos donde una persona decide hacer o donde es coaccionada a hacer, entre accidentes y confusión.

 Es así que Platts siguiendo a Bernard Williams distinguirá la idea de responsabilidad moral que tiene cierta raigambre cristiana y por tanto sustenta causas imaginarias como la causa espiritual, y tratará de hablar de una idea de responsabilidad general. Hay varios horizontes teóricos sobre los cuales partir, desde la buena voluntad Kantiana que es considerara como la “única cosa que es buena sin calificativos ni restricciones” y su libertad noumenica circunscrita en la razón, o tratar de entender la perspectiva nietzscheana de responsabilidad moral. 

Nuestro autor considera que la cuestión se puede plantear de una manera más simple, ir en contra de la concepción  kantiana de voluntad, señalando que los deseos también conducen directamente a las acciones y que un agente racional nunca puede liberarse de todos sus deseos a la vez. El debate está servido en los ataques que Nietszche realiza en contra de la misma idea de causa sui, o causa de sí mismo, en general, estamos percibiendo una abandono de la idea de responsabilidad moral absoluta.

En una siguiente nota continuaremos comentando el trabajo resiente de Mark Platts en su obra Ser Responsable. Exploraciones filosóficas, publicada por el IIF-UNAM.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s