El Derecho Comparado

Por Alan Josué Ramírez Barrón y Karen Rocío Ramírez Sandoval

Para poder iniciar nos gustaría poner el concepto:

“El derecho comparado es una disciplina que confronta las semejanzas y las diferencias de los diversos sistemas jurídicos vigentes en el mundo con el propósito de comprender y mejorar el sistema jurídico de un Estado determinado.”

Common-Law-Derecho-Internacional-Privado
Australian Supreme Court judges take part in the traditional Red Mass at St. Mary’s Cathedral in Sydney January 29, 2008. Red Mass refers to a Mass celebrated annually in the Roman Catholic Church for judges, prosecutors, attorneys, law school professors and students, and government officials. REUTERS/Mick Tsikas (AUSTRALIA)

Como sabemos y hemos visto en clases que el derecho contiene una sanción que el Estado solo puede coaccionar, además de que son normas jurídicas, cuenta con instituciones de diferente carácter y cuenta con su jurisprudencia además de principios generales y que esto se va modificando al paso del tiempo está en constante cambio; partiendo de esto veremos que es el derecho comparado.  Ya que no podemos ubicarlo dentro del derecho público ni tampoco dentro del derecho privado, más bien el derecho comparado consiste en el estudio comparativo de sistemas jurídicos, de normas jurídicas, de códigos, de instituciones, de ejecutorias o de jurisprudencia, o al estudio de la costumbre jurídica, y en algunos supuestos se refiere sólo al estudio comparativo dentro de determinada rama del derecho. Pero el derecho comparado no se ubica dentro de alguna ninguna rama del derecho.

Es decir, el derecho comparado no es una rama del derecho como si son ramas del derecho el derecho constitucional, derecho administrativo, derecho civil, derecho penal entre otras ramas del derecho.

A los abogados dedicados al estudio del derecho civil se les denomina abogados civilistas, a los abogados dedicados al estudio del derecho penal se les denomina abogados penalistas, a los abogados dedicados al estudio del derecho constitucional se les denomina abogados constitucionalistas, a los abogados dedicados al estudio del derecho laboral se les denomina abogados laboralistas, por lo que es necesario precisar como se denomina a los abogados dedicados al estudio del derecho comparado.

Razones importantes del derecho comparado:

  1. Una primera razón se debe al aumento extraordinario de los intercambios económicos, personales, culturales entre las naciones, con el incremento de las relaciones jurídicas a nivel transnacional.
  2. Segunda razón, no desligada de la primera en la naturaleza transnacional de fenómenos cada vez más relevantes ,los cuales requieren por tanto, una disciplina jurídica que no sea meramente nacional;: pensemos, por ejemplo en la contaminación , en las empresas transnacionales las comunicaciones.
  3. Una tercera razón proviene de la tendencia de ciertos valores, particularmente en el campo de los Derechos Humanos, al afirmarse en el nivel transnacional Como las convenciones Europea, Africana y Americana de Derechos Humanos.
  4. una cuarta razón., por ultimo resulta de la tendencia de crear organizaciones políticas y económicas multinacionales, como la Unión Europea que comprende actualmente 27 países

images.jpegEl estudio del derecho comparado puede servir para varios propósitos. El primero de ellos es que la comparación del propio sistema con otro permite examinar los principios del sistema legal nacional y, en consecuencia entenderlo mejor. Muchas de las disposiciones legales de un país tienen su fuente en las de otros países, o bien han inspirado la legislación de otras naciones. Ya que en ambos casos, las leyes, las resoluciones de los tribunales y las opiniones de los doctrinarios del país extranjero permiten comprender mejor el marco jurídico nacional ya que el derecho comparado tendrá entonces como objetivo hacer un análisis de una pluralidad de ordenamientos y confrontarlos entre sí, lo cual esto resultará útil para investigaciones   históricas,   filosóficas   y   de   teoría   general   del   derecho;  pero también   para   mejorar   el   derecho   nacional   de   un   pueblo,   así   como   sus relaciones internacionales con otros países.Existen   opiniones   diversas   al   abordar   el   punto   del   origen   del   derecho comparado;   para   el   profesor   Rudolf   B.   Schlesinger   la   historia   del  derecho comparado debe incluir el periodo transcurrido desde los días en que Irnerio comenzó a enseñar en Bolonia hasta una era más reciente caracterizada por la codificación   del   derecho   privado   en   los   países   pertenecientes   a   la familia neorromanista.   Durante   tal   época   los   abogados   ya   utilizaban   el método comparativo como parte de su rutina diaria; pero esto cambio con el proceso de codificación surgido en el siglo XVIII mediante el cual los códigos tenían una vertiente nacional, dado que ya no eran escritos en latín, sino en sus propios idiomas. En estas circunstancias el derecho comparado llegó a ser una rama jurídica especializada.

Otra explicación a cerca de cuando surge el derecho comparado de acuerdo a la investigación que realice  contenida  en  el  libro  de  Sirvent  donde  nos  expone  que   en   el   siglo  XIX  es cuando   se   despierta   un   gran   interés   por   el   derecho   extranjero   y   por   su comparación con el nacional. Surge en Alemania a partir de la obra de Pablo Anselmo de Feuerbarch quién fue el  primero  en  tener una idea clara de la necesidad   de   los   estudios   comparados.  Ese  interés  se  trasladó  a   Francia, donde en 1832 se comienza a impartir la cátedra de legislación comparada y en 1900 se celebró el primer congreso mundial de legislación comparada.

manos globales.jpgEl Derecho Comparado como su nombre lo indica, esta disciplina consiste en el estudio comparativo de instituciones o sistemas jurídicos de diversos lugares o épocas, con el fin de determinar las notas comunes y las diferencias que entre ellos existen, y derivar de tal examen conclusiones sobre la evolución de tales instituciones o sistemas y criterios para su perfeccionamiento y reforma.

Es decir, el estudio del Derecho Comparado no sólo puede referirse al estudio comparativo de las legislaciones sino también al estudio comparativo de la jurisprudencia, las ejecutorias, las instituciones jurídicas y la costumbre jurídica.

Existe una interacción entre el derecho y derecho comparado que funciona para redefinir el marco conceptual así como para ordenar los datos empíricos. Conocimiento es una síntesis de forma y contenido, y conocimiento jurídico es una síntesis del marco conceptual general proporcionado por la jurisprudencia genérica y el detallado contenido empírico proporcionado por el derecho comparado. Pero así como la relación entre forma y contenido no es absoluto, los conceptos de jurisprudencia genérica pueden sufrir una transformación a la luz de los datos proporcionados por derecho comparado. Si se demuestra que los conceptos son inadecuados, se debe a la inhabilidad del jurista para representar el contenido de los sistemas jurídicos en vez de su desconocimiento por algunos miembros de las sociedades en cuestión los fines del derecho comparado son tres lo cual detallo  a continuación:

1) Unificación del derecho, sobre todo en materia comercial, a través del comercio internacional, se habla de unificación jurídica y también de armonización.

2) Entendimiento internacional, porque nos hace comprender la razón de ser de las normas en los distintos estados, por lo cual es necesario precisar que los diplomáticos es necesario sean formados además en derecho comparado, de lo contrario sería compleja la aplicación de las convenciones internacionales entre los diferentes sujetos del derecho internacional.

3) Un mejor conocimiento del derecho nacional, es decir, que utilizando el método comparativo se puede estudiar con mayor detalle los defectos legislativos y los aciertos legislativos.

También en base a la investigación es necesario precisar que los estudios de derecho comparado pueden en algunos casos comprender estudios de legislación comparada, y en otros casos pueden comprender estudios de jurisprudencia comparada, o de ejecutorias comparadas, o de costumbre jurídica comparada. Es decir ya que  en algunos casos puede compararse la legislación y en otros casos puede compararse otras partes del derecho como la jurisprudencia, las ejecutorias, o la costumbre jurídica. Pudiendo efectuarse comparaciones de legislación de un mismo Estado (comparación jurídico interna), o comparaciones de legislación de Estados diferentes (comparación jurídico externa).

Uno de los ámbitos donde el derecho comparado tiene mayor relieve es en las relaciones comerciales. Y para que éstas sean eficaces es preciso crear marcos jurídicos uniformes y para ello hay que aplicar el método comparativo. Algo similar sucede con los tribunales de justicia internacional o la declaración universal de derechos humanos. En estos casos también hay que crear normas que sean una síntesis de otras y para lograrlo es necesario establecer comparaciones entre las legislaciones en vigor ya que la idea de comparación es la base del derecho comparado que, en realidad es una comparación de derechos de suerte que si no hay comparación no hay derecho comparado. Esta primera noción que parecía innecesario recordarla, es fundamental, pues sirve para terminar con la confusión entre derecho comparado y derecho extranjero y para distinguir también claramente el derecho comparado del derecho internacional privado y de la unificación legislativa. En base al estudio de uno o varios derechos extranjeros no es derecho comparado porque no hay comparación. El conocimiento del derecho extranjero es el antecedente lógico del derecho comparado, pues no se puede comparar lo que no se conoce. Puede haber estudios del derecho extranjero sin derecho comparado pero no puede haber derecho comparado sin el estudio previo de los derechos comparados.

Estudiar el derecho de un país es aprender a conocer, a través de las normas jurídicas a que está sometido, sus usos y costumbres, su actitud ante ciertos problemas y la manera de cómo sus habitantes resuelven los problemas.

Pensamos que el derecho comparado es una gran herramienta, que no solo nos sirve ahora, sino que ha ayudado al derecho desde hace muchos años, el derecho comparado ha sido de vital importancia para el crecimiento del derecho no sólo en México sino en todos los Estados del mundo que lo llevan a la práctica.

Cabe señalar que en la UNAM se estudia el derecho comparado en una materia sumamente interesante la cual es llamada sistemas jurídicos contemporáneos, en la cual podemos aprender los característicos de los distintos sistemas jurídicos del mundo.

El derecho comparado ayuda a analizar las características de cada sistema jurídico y así poder tomarlo como punto de partida para hacer correcciones y no cometer los mismos errores, igual se puede hacer que el derecho vaya evolucionando de la mano con otras sociedades del mundo, para así estar en armonía con los demás Estados del mundo.

El derecho comparado es una disciplina que confronta las semejanzas Y las diferencias de los diversos sistemas jurídicos vigentes en el mundo con el propósito de comprender y mejorar el sistema jurídico de un Estado determinado.

Siempre ha existido interés por la comparación: se comparan personas, objetos, animales, etc., y, en esto el derecho no ha sido la excepción. El derecho se comparaba desde la antigüedad, y no por simple curiosidad, sino para beneficiarse de las experiencias de otros países.

Este beneficio puede servir para muchas cosas, por ejemplo agarrar de ejemplo errores que existan en otros sistemas jurídicos para así analizarlos, interpretarlos y entenderlos y así tomarlos como base para no cometer esos errores y poder mejorar. O por el contrario puede ser que se hagan cosas buenas y se quieran imitar pero cabe señalar que esto no siempre resulta eficiente ya que no todas las sociedades del mundo son iguales, entonces si las sociedades cambian de un Estado a otro podemos entender que las necesidades de determinada sociedad también cambiarán, ya sea por la cultura o costumbres.

Bibliografía

Sirvent Gutierrez, Consuelo, “Sistemas Jurídicos Contemporáneos”, Editorial Oxford, primera edición, México, 1998.

René David, “Los Grandes Sistemas Jurídicos Contemporáneos”, Instituto de Investigaciones Jurídicas, decimoprimera edición, 2010.El

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s