Principios Jurídicos

 

Por Carlos Rafael Nogueira Marmolejo

Así como en la Lógica no puede ser posible que dos enunciados que se contradigan sean verdaderos, en el Derecho dos normas jurídicas no pueden ser válidas al mismo tiempo si son contradictorias. Este, entre otros principios lógicos, son aplicado en la rama jurídica, debido a su necesidad en el sistema jurídico; de no ser así, existirían diversos problemas como la falta de certeza jurídica. Por ejemplo, si una norma jurídica permite y prohíbe algo al mismo tiempo u obliga y prohíbe algo al mismo tiempo (a esto se le conoce como laguna de reconocimiento) el sujeto al cual va destinado la norma jurídica no podrá actuar conforme a derecho, ya que no sabrá cuál es la conducta que debe seguir.

1401386587_4Lo anterior es uno de los motivos por los cuales el Derecho debe operar con principios lógicos, entre estos principios lógicos se encuentran los siguientes:

Principio jurídico de contradicción

El principio jurídico dice: dos normas de derecho contradictorias no pueden ser válidas al mismo tiempo.[1] Este principio jurídico de contradicción hace referencia al carácter deóntico de una norma jurídica, es decir, hace referencia a si una conducta es, a la vez, jurídicamente permitida y jurídicamente prohibida. [2]

Los casos de contradicción se enuncian de la siguiente manera:[3]

  • Dos normas jurídicas son contradictorias cuando una prohíbe y la otra permite a un sujeto una misma conducta, en condiciones iguales de espacio y tiempo; y
  • Si una norma jurídica prohíbe y otra norma ordena a un sujeto el mismo acto, en iguales condiciones de espacio y tiempo.

Ejemplo:

La Ley de Comercio Exterior mexicana, en el artículo 30, define qué es la discriminación de precios o “dumping” de la siguiente manera:

Artículo 30: La importación en condiciones de discriminación de precios consiste en la introducción de mercancías al territorio nacional a un precio inferior a su valor normal (valor de venta en el mercado del exportador).

Principio-economia-procedimental-Derecho-Administrativo La discriminación de precios es conducta que no está permitida en el comercio exterior. Ahora, para expresar el principio jurídico de contradicción debería existir otro artículo que contenga un texto semejante al siguiente “No se considera discriminación de precios a la introducción de mercancías al territorio nacional a un precio inferior a su valor normal.”

Si se introduce mercancías en condiciones de discriminación de precios, y posterior a un procedimiento, la Ley Aduanera, en su artículo 51, obliga a pagar una cuota compensatoria, la disposición dice lo siguiente:

Artículo 52: Están obligadas al pago de los impuestos al comercio exterior y al cumplimiento de las regulaciones y restricciones no arancelarias y otras medidas de regulación al comercio exterior, las personas que introduzcan mercancías al territorio nacional (…)

 Si existiera una norma jurídica que prohíba pagar cuotas compensatorias, existiría una contradicción, ya que al obligar, se entiende que el sujeto tiene permitido realizar la conducta.

Principio jurídico de tercero excluido

El principio de tercero excluido señala que, cuando dos normas jurídicas se contradicen, no pueden, ambas, carecer de validez.[4]

            Siguiendo con los ejemplos, si existiera una norma que permita ingresar a territorio mexicano una mercancía a un precio menor al valor del mercado del exportador, según el principio jurídico de tercero excluido, una de las normas jurídicas que se contradicen, necesariamente, debe ser válida, ya sea la que no permite introducir mercancías en condiciones de discriminación de precios o la que permite introducir mercancías en dichas condiciones.

            En el caso del pago de cuotas compensatorias, existe la norma jurídica que obliga al pago de cuotas compensatorias si se ingresan mercancías al territorio mexicano. Supongamos que en el mismo ordenamiento jurídico al cual pertenece el enunciado anterior existiera una norma jurídica que no obligara al pago de cuotas compensatorias y permite la entrada de la mercancía. De presentarse esta situación, una de esas normas jurídicas, necesariamente, tiene que ser válida.

Principio de causalidad jurídica

            Este principio establece que toda consecuencia jurídica se encuentra condicionada por determinado supuesto.[5] Es decir, si y sólo si una norma jurídica contempla una determinada conducta, a ésta se le aplicará una consecuencia jurídica.

Principio especial de contradicción

A diferencia del primer principio que señala que dos normas no pueden ser contradictorias, este principio señala que toda norma que tiene un contenido contradictorio carece de validez.[6]

De lo anterior se obtienen los siguientes principios:[7]

  1. La norma que prohíbe a un sujeto determinado acto, no puede, al mismo tiempo, permitirle la ejecución del acto;
  2. La norma que permite a un sujeto determinado acto, no puede, a la vez, prohibirle la ejecución de dicho acto;
  3. La norma que ordena a un sujeto determinado acto, no puede, al mismo tiempo, prohibirle la ejecución de dicho acto; y
  4. La norma que prohíbe a un sujeto determinado acto, no puede, a la vez, ordenarle la ejecución de dicho acto.

Utilizando los ejemplos antes señalados, el artículo 52 de la Ley Aduanera no puede obligar, y a la vez prohibir el pago de cuotas compensatorias a todo sujeto que desee introducir mercancías a territorio mexicano.

UnknownComo se ha señalado, los primeros dos principios jurídicos señalan que dos normas jurídicas que son contradictorias no pueden ser válidas al mismo tiempo. Sin embargo, estos principios no señalan cuál de las dos normas jurídicas es la norma válida y cual no lo es. Este problema se le conoce como antinomias, las cuales deben ser resueltas mediante los procedimientos que señale el mismo sistema jurídico al cual pertenecen las normas jurídicas. Las principales formas para resolver esta contradicción entre normas jurídicas son: i) Ley superior deroga ley inferior, que generalmente involucran, en los sistemas romano-germánicos, a la constitución, derogando esta última a cualquier norma que se encuentre en el sistema jurídico, por el hecho de encontrarse en el rango más alto de la jerarquía normativa; ii) Ley posterior deroga ley inferior, en estos casos las normas jurídicas se encuentran en un mismo rango jerárquico, por tanto, la fecha en la cual fue creada la norma jurídica será el criterio que permitirá que una norma jurídica prevalezca sobre otra norma, y, por último; iii) Ley especial deroga ley general, esto se debe a que, claramente, la ley especial es idónea por contemplar hechos más concretos a una determinada situación.

[1] García Máynez, Eduardo, Introducción a la Lógica Jurídica, 2da ed., México, Fontamara, 2010, p. 25.

[2] Ibidem, p. 26.

[3] Ibidem, p. 30.

[4] Ibidem, p.36.

[5] Cisneros Farías, Germán, Lógica Jurídica, México, Porrúa, 2010, p. 40.

[6] García Máynez, Eduardo, Op. Cit, p.39.

[7] Idem.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s