Sin legalidad no hay libertad: Piero Calamandrei

imagePiero Calamandrei nació en Florencia en 1889 y murió en la misma ciudad en 1956, fue hijo y nieto de juristas de importancia en Italia, no obstante eso, la fama de sus antecesores no le sirvió para poder encontrar que su nombre se volviera uno de los más importantes juristas en Europa. Sus profundos trabajos sobre derecho procesal, elaborados con alta calidad técnica, así como el prestigio que le precedía de ser un hombre íntegro son recordados hoy en día.

Es innegable que Calamandrei siempre tuvo un compromiso con la libertad y la legalidad, él si identificó como antifascista, en un inicio crítico de la resistencia durante la guerra, pero después reconsideraría su postura y se convertiría en celoso defensor de los valores de la Resistencia.

Hoy gracias a Editorial Trotta podemos hablar de un bello trabajo recientemente publicado en España y de pronta llegada a México intitulado “Sin Legalidad no hay Libertad”, un trabajo inédito, que aunque durante mucho tiempo intentó hacer una obra sobre legalidad, no se concretaría sino hasta que recientemente su nieta empezará a revisar los trabajos inéditos que dejó su abuelo, entre los cuales encontró la Conferencia “Fe en el Derecho” publicada en el 2007 y ahora esta obra.

Este trabajo consistía en 75 cuartillas manuscritas que se pueden datar en 1944 y que inicialmente se intitularon como “Libertad y Legalidad”, estaban contenidas en un legajo de la Donación Cappelletti, tras haberlas encontrada Matelda, hija del jurista Mauro Cappelletti se las entrega a Silvia Calamandrei. Este ensayo pretende a una fase en la que Calamandrei fija las premisas de su posición en la constituyente.

Para Calamandrei la legalidad es una forma de reconocimiento de la igual dignidad moral de todos los hombres, una sustancia ética de imposible presencia, en el momento en que la forma de la ley es el medio utilizado como instrumento para hacer efectiva la negación con todo valor y en especial el de la dignidad moral de todos los hombres.

imagePor este tipo de posicionamiento sea perseguido por los grupos fascistas, y que inclusive al final de la guerra sus preocupaciones se volcarán en el estudio de la materia constitucional. En Calamandrei de acuerdo con Alessandro Pace podemos encontrar tres etapas en el estudio de la legitimidad:

Legalidad Formal: en la cual veía la única salvación contra el despotismo.

Legalidad Sustancial: Una concepción que adopta a partir de la década de los cuarenta, y que la asume como forma de oposición contra el Estado Fascista y como promoción del Alba de la República.

Legalidad Constiticional: una forma más acabada con la que trabajaría sus últimos años.

imageEs claro que para Calalamandrei la legalidad es condición de libertad, porque es sólo en la legalidad que se puede asegurar de la manera menos imperfecta la certeza del derecho, sin esta certeza el Derecho no es útil, la certeza del Derecho reside en que uno conozca el derecho antes de obrar, que conozca cuáles son las prohibiciones existentes, pues sólo así puede haber libertad sin violentar al mismo tiempo la libertad ajena.

En el sistema de legalidad sostiene Calamandrei, la justicia en sentido jurídico es la conformidad con la ley, y es en este sentido en el que se emplea la palabra justicia, cuando se habla de ella con un lenguaje forense.

Sin duda para mí leer esta obra inicialmente me provocó gran emoción, aún recuerdo las palabras y la emotividad con las que mis profesores, en particular Don Fernando Flores García, profesor de Derecho Profesor Civil, hablaba de la importancia de este jurista, yo les recomiendo no dejar pasar la oportunidad de leer esta gran obra intitulada “Sin Legalidad no hay Libertad” una obra traducida y prologada de manera magistral por Don Perfecto Andrés Ibáñez y editada en Trotta, a quien agradecemos profundamente la confianza.

Anuncios

Un comentario en “Sin legalidad no hay libertad: Piero Calamandrei

  1. Excelente reseña.
    Y también se desprende que sin legalidad no hay igualdad.
    Lo más atractivo es la afirmación de que en derecho la justicia es la aplicación del derecho, muy relevante para la labor jurisdiccional, cuando los alumnos preguntan cuál es el límite de la interpretación siempre les contestó es no legislar, porque el juzgador no es Robin Hood es un intérprete racional de la norma (reglas y derechos humanos) y los principios generales del derecho.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s