Certificados de Defunción y Muerte Fetal

Por Julia Álvarez-Icaza Ramírez y José Ángel Ruelas Silva

La Ley General de Salud establece que un certificado es la constancia expedida en los términos que establezcan las autoridades sanitarias competentes, para la comprobación o información de determinados hechos (Art. 388).

COLOR-124Los certificados de defunción y muerte fetal son los dos modelos para certificar las muertes en nuestro país y estos serán expedidos por médicos o personas autorizadas por la autoridad sanitaria competente (Art. 391), una vez comprobado el fallecimiento y determinadas sus causas, las autoridades judiciales o administrativas sólo admitirán como válidos los certificados que se ajusten a lo dispuesto (Art. 392).

La propia Secretaria de Salud suministra los certificados de defunción y muerte fetal, a efecto de garantizar su disponibilidad y lograr que toda defunción y muerte fetal sea objeto de certificación.

Por su parte, el centro mexicano para la clasificación de enfermedades (CEMECE) tiene entre sus funciones contribuir al mejoramiento de la certificación de las defunciones y de las estadísticas derivadas. En virtud de que a partir del año 2004 dichos formatos han sufrido modificaciones importantes, la guía ha sido actualizada para darla a conocer al personal médico por todos los medios posibles como auxiliar en la certificación correcta de las defunciones.

El certificado de defunción se llena para aquella persona que haya fallecido después de haber nacido viva, lo cual puede ocurrir minutos, horas, días, meses o años posteriores al nacimiento.

partida-de-defuncion--un-verdadero-tramite--2011028081958-2cb90b156771841351cbc3ae038bf51aEl certificado de muerte fetal se llena para los productos de la concepción que mueren antes de ser expulsados o extraídos del cuerpo de su madre. La Ley General de Salud define al feto a partir de la decimotercera semana de gestación, por lo que todos aquellos productos expulsados o extraídos con trece o más semanas de gestación deben contar con el certificado respectivo. Esto no contraindica que se expida un certificado en un feto de menos semanas de gestación, puesto que para la incineración se requiere del certificado de muerte fetal.

La mayoría de las recomendaciones para el registro correcto de los datos en ambos certificados son comunes, pero debido a su importancia la guía se centra en el registro del certificado de defunción y al final se hacen las aclaraciones complementarias en relación con el certificado de muerte fetal.

Más del 95% de los certificados de defunción de nuestro país son expedidos por médicos, si bien existen mejorías, aún persisten problemas importantes en la recaudación de los datos y sobre todo en las causas de defunción, debido al desconocimiento de las recomendaciones para la certificación de las causas de muerte publicadas en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud.

Por otra parte, notamos que persiste el subregistro de muertes fetales, defunciones en recién nacidos y muertes maternas.

Los problemas de registro pueden tener repercusiones en alguno de los propósitos básicos para los cuales se elaboran los certificados de defunción y de muerte fetal lo cuales son:

Propósitos básicos del Certificado de Defunción:

  1. a) Legal: ninguna inhumación o cremación se hará sin la autorización escrita del Oficial del Registro Civil, quien se asegurará del fallecimiento por medio del certificado de defunción. Esta declaración consignada en el Código Civil el cual tiene por objeto tener plena certeza de la muerte. El certificado debe elaborarse después de verificar que ha ocurrido la muerte, se ha examinado el cadáver y se ha recopilado la información disponible respecto las causas o circunstancias que la provocaron. Los datos deben ser verdaderos, sin errores y sin omitir alguno, a menos que se ignore. Es obligación del Registro Civil exigir el certificado de defunción cuando se solicite la inscripción del fallecido.

Bajo ninguna circunstancia se podrá modificar las causas de muerte escritas en el certificado de defunción, sólo en el caso de las muertes accidentales o cuando se sospeche la comisión de un delito, serán las autoridades judiciales las que resuelvan lo necesario, incluso el certificado de defunción.

images-1El certificado sirve para dar fe del hecho, inscribir la defunción en el Registro Civil e incubar el acta respectiva (una vez tramitada el acta de defunción se realizarán los trámites necesarios para la obtención del permiso de inhumación del cadáver, conforme al Art. 348 de la Ley General de Salud debe realizarse dentro de las primeras 48 horas, salvo algunas excepciones que determinará la autoridad sanitaria o Ministerio Público), es por esto que es importante que los datos asentados en el certificado y posteriormente en el acta sean verídicos y no se cometan errores u omisiones.

  1. b) Epidemiológico: Permite tener conocimiento de los daños a la salud de la población, fundamenta la vigilancia del comportamiento de las enfermedades, orienta los programas preventivos y apoya la evaluación y planeación de los servicios de salud. La mortalidad cobra relevancia cuando es posible conocer a detalle las causas que llevó a la muerte y los factores personales y ambientales que contribuyeron.
  1. c) Estadístico: Ayuda para la elaboración de las estadísticas de mortalidad, las cuales, además de las causas, recogen otras variables sociodemográficas como la edad, el sexo, el lugar de residencia y ocurrencia de las defunciones que tienen gran importancia en el análisis de la mortalidad.

Certificado de defunción.

“Artículo 388 de la Ley General de Salud.- Para los efectos de esta Ley, se entiende por certificado la constancia expedida en los términos que establezcan las autoridades sanitarias competentes, para la comprobación o información de determinados hechos.”

Los certificados de defunción y muerte fetal.

El certificado de defunción y muerte fetal, son los dos modelos para certificar las muertes en nuestro país, estos son expedidos por médicos o personas autorizadas por una autoridad sanitaria, una vez comprobado el fallecimiento y determinadas las causas, en los modelos aprobados por la Secretaria de Salud y de conformidad con las normas técnicas que la misma emita, el certificado de Defunción se presenta en original y tres copias, las cuales serán distribuidas de la siguiente manera:

* El INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) resguardará una copia, esto de conformidad en el artículo 104 fracción I de la Ley General de Salud en donde establece que:

“La Secretaría de Salud y los gobiernos de las entidades federativas, en el ámbito de sus respectivas competencias, y de conformidad con la Ley de Información Estadística y Geográfica captarán, producirán y procesarán la información necesaria para el proceso de planeación, programación, presupuestación y control del Sistema Nacional de Salud, así como sobre el estado y evolución de la salud pública.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s