El lado perdido

Unknown-6.jpeg

 

Gracias a Océano les hablaremos de la última parte de la trilogía escrita por Sally Green, de su saga Una vida oculta, cuyos títulos anteriores son El lado oscuro y El lado Salvaje. Los fieles lectores de esta saga tuvieron que esperar dos años para ver concluida esta obra y si ellos se llevaron sorpresas, yo que no tuve acceso a las partes previas tuve la oportunidad de llenar los vacíos de la historia gracias a que en esta, Nathan, vive atormentado con los recuerdos de lo pasado, lo que me ha permitido adivinar quién es quién y qué fue lo que ocurrió.

Por ejemplo, uno de los personajes que “aparece” durante todo la historia es Annalise, con quien podemos ver tuvo una relación intensa y mientras los recuerdos se despliegan, también los sentimientos encontrados y matices que pasan por la mente de este peculiar personaje. Lo que encontré más interesante en el transcurrir de la novela es la lucha interna que tiene Nathan, pues tiene la responsabilidad de elegir y, al mismo tiempo, el deseo de evadirse (y tomar venganza por lo ocurrido en las novelas anteriores); sin lugar a dudas lo más atractivo de este relato es el autodescubrimiento que debe hacer de sus dones.

Normalmente se dice que los dones son cualidades con las que se nace pero que depende de nosotros desarrollarlas o no, sin embargo, en la realidad descrita por Sally, nos encontramos un modo sombrío de adquirir dichos dones. Es una suerte de herencia sombría, muy al estilo de viejas tribus que comían cerebros, Nathan deberá de comer el corazón de su padre…

Otro de los personajes de esta historia es Gabriel, porque como sabemos, todo protagonista, requiere de un aliado. Nathan lo encuentra en su mejor amigo, hasta tienen un saludo clave, que más que por razones emotivas, por medidas precautivas: “- Has estado fuera mucho tiempo. ¿Acaso estabas perdido? – Herido, no perdido” lo que marca el inicio de una complicidad que le servirá de soporte para afrontar los obstáculos que la guerra le presenta.

Hay cosas que no me quedaron del todo claras de la novela, pero no es por defecto de la escritora, cuya prosa realmente disfruté, sino por ser el final de una trilogía a la que no me acerqué a tiempo. Sin embargo, el final de esta historia, considero que despertará casi las mismas emociones tanto para fieles como nuevos lectores, es dulce, conmovedor y sumamente triste, lo cual solo le otorga una distintiva belleza al relato sin restarle nada a la construcción mágica que hizo Sally de Una vida oculta. Me ha intrigado tanto que desearía poder leer los relatos inspirados en la saga: El lado falso y El lado real.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s