Derecho Injusto

Por Maribel Pedraza Fernández

“Desde la terminación de la Segunda Guerra Mundial se ha producido una crisis en muchos iusfilósofos ilustres que otrora habían sostenido la diferencia tajante entre la noción universal o esencial de lo jurídico, noción puramente formal, por una parte, y, por otra parte, los criterios estimativos o axiológicos que deben inspirar al orden jurídico. Algunos filósofos del Derecho, por ejemplo Radbruch, quienes antes habían sostenido aquella tajante diferencia, en sus publicaciones a partir de 1945, rectificaron en el sentido de no admitir que puedan ser consideradas como “Derecho” unas normas cuyo contenido sea monstruosamente injusto, como son las de los Estados totalitarios (comunistas, fascistas y nazis) y que sólo puede ser tenido como Derecho un orden de normas que reconozcan la dignidad de la persona humana individual y las libertades básicas de ésta. Otros iusfilósofos, que han desempeñado y desempeñan papel prominente en el pensamiento de nuestros días”.

imagesDesde una perspectiva positivista, en el derecho no podíamos determinar lo que es justo o injusto, por eso se buscó hacer del derecho un conocimiento que pudiera ser más verificable y la única forma era convertirlo en una ciencia del derecho, un conocimiento que suprimirá valores y aspiraciones que se pudieran colocar y que de alguna forma empezara a manifestar ciertas características más objetivas sobre lo que nos es permisible realizar.

No podemos basarnos en cuestiones de justicia, igualdad, ya que propiamente esto no es derecho. Las normas jurídicas no ven el comportamiento humano como objeto del derecho; si esto fuera así cada comportamiento humano tendría que ser analizado y desentrañado a la luz del derecho, lo que al derecho le importa es el comportamiento de humanos determinado a partir de una norma.

La Fórmula de Radbruch no es un concepto no positivista del derecho, ya que determina que en el derecho para establecer una norma debe de fijarse en que se logre una justicia material y no solo ondar en las cuestiones de validez de la norma.

Cundo se introduce al sistema una norma que se podría decir es injusta, surge un conflicto entre la justicia y la seguridad jurídica, para ello Augustav Radbruch menciona que:

RFunjustpic2“El conflicto entre la justicia y la seguridad jurídica debería poder solucionarse en el sentido de que el Derecho positivo asegurado por el estatuto y el poder tenga también preferencia cuando sea injusto e inadecuado en cuanto al contenido, a no ser que la contradicción entre la ley ‘positiva y la justicia alcance una medida tan insoportable que la ley deba ceder como ‘Derecho injusto’ ante la justicia. Es imposible trazar una línea más nítida entre los casos de la injusticia legal y las leyes válidas a pesar de su contenido injusto; pero puede establecerse otra línea divisoria con total precisión: donde ni siquiera se pretende la justicia, donde la igualdad, que constituye el núcleo de la justicia, es negada conscientemente en el establecimiento del Derecho positivo, ahí la ley no es sólo ‘Derecho injusto’, sino que más bien carece totalmente de naturaleza jurídica.”

“Las normas promulgadas conforme al ordenamiento y socialmente eficaces pierden su carácter jurídico o su validez jurídica cuando son extremadamente injustas.”

Si visualizamos bajo esta perspectiva, el gobierno en Alemania bajo el mando de Adolf Hitler como Canciller, durante el 30 de enero de 1933 al 8 de mayo de 1945. El derecho que se promulgo fue de una forma valida durante el Gobierno del Tercer Reich en Alemania, era lícito según el Derecho positivo del sistema jurídico alemán, aunque este establecía normas realmente injustas para algunos grupos de la población.

“Para el profesor de Heidelberg, el Derecho promulgado válidamente y eficaz es verdadero Derecho —esto es, válido—, aunque sea injusto; sin embargo, las leyes positivas perderían su validez jurídica cuando la contradicción con la justicia alcanza un extremo insoportable, es decir, cuando el Derecho vigente permite o promueve conductas que de manera ostensible y hasta grotesca atenten contra los principios fundamentales de la justicia y del Estado de derecho.”

Adolfo Hitler era un ente autoridad para dar mandatos de naturaleza obligatoria, cuando se sostiene que una persona está facultada o autorizada, solo está facultada porque una orden le concede tal poder, la cuestión de que una norma entre o no en el sistema es una decisión propiamente política, para lo cual nosotros podríamos argumentar un sinfín de cosas, y aun así, esta cuestión no cambiaría.

El 28 de febrero de 1933, se incendió en el Parlamento alemán, después de este suceso se proclamó estado de emergencia, en un decreto que suspendía los derechos civiles constitucionales y permitía a Hitler decretar más legislación.

No paso mucho tiempo cuando empezaron la persecución de diversos grupos humanos como, lo fueron los judíos, soviéticos, comunistas, gitanos, polacos, al igual que de las personas que tenían alguna discapacidad, los homosexuales, entre otros. Durante este periodo las lides del nuevo gobierno, rápidamente buscaron la forma de abolir los de los derechos legales, civiles, y políticos, de estas personas.

Se decretaron diversos ordenamientos que contemplaban vejaciones a los Derechos de los demás grupos mencionados con anterioridad. El gobierno de Hitler pretendía sacar a los judíos de la economía alemana, serian excluidos de la administración pública, se les privo del derecho a votar, los excluían de la ciudadanía del Tercer Reich, se les prohibía casarse o tener relaciones sexuales con personas alemanas, eso por mencionar solo algunas cosas que les eran prohibidas.

Mans-Unjust-Laws“Además de los problemas hasta ahora señalados, el derecho “supra legal” o natural podría resultar políticamente peligroso, a punto tal que podría caberle enteramente la imputación hecha al ius positivismo. La tesis de que el positivismo jurídico sustentó ideológicamente el régimen nazi ha sido objeto de numerosas e importantes críticas, y muchas investigaciones demuestran que la ideología jurídica oficial del nacionalsocialismo, a pesar de las diferencias de contenido con los sistemas tradicionales del Derecho Natural, debido a la idea racista y organicista de naturaleza que manejaba, estuvo metódicamente más cerca del pensamiento iusnaturalista que de la interpretación positivista”.

BIBLIOGRAFÍA:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s