El Derecho a la Educación

Por A. Paola Barrientos González

Todos hemos escuchado la educación gratuita, laica y obligatoria, pero ¿en dónde queda la educación superior? Varios autores han escrito acerca de los cambios que ha tenido la UNAM, ya sean internos o externos, las reformas que ha tenido, sus políticas, las huelgas, su historia, personajes, etc., así como uno de los temas muy importantes en la actualidad es; el acceso a la educación superior.

Muchos de los jóvenes no ingresan a la universidad ya sea por falta de recursos o que simplemente no acreditan el examen de admisión. Pero…

¿Cuál fue el motivo para que la Universidad creara este examen?

Education¿Y por qué se debe de realizar un examen?, cuando ya se ha cumplido con los requisitos obligatorios para pasar al siguiente nivel.

¿Por qué muchos jóvenes, no pueden alcanzar el total de aciertos para poder ingresar a una licenciatura en la Universidad más reconocida en Latinoamérica?

Ante todo esto, en el artículo 3 constitucional, nos menciona: “Todo individuo tiene derecho a recibir educación. La educación preescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias.”

¿Y por qué la educación superior no es obligatoria? Si también es muy importante para las personas, así como para el desarrollo del país.

La educación es lo más importante en un país pero el número de admitidos es poco.Remitiéndolos al pasado de la UNAM. Esto comienza con algunos antecedentes los cuales podemos mencionar:

Cuando existió un enfrentamiento entre los años 60 y 70 entre el gobierno y las universidades públicas.

imagesDespués de lo sucedido, el gobierno estableció relaciones políticas y de financiamiento hacia la educación; El presidente Luis Echeverría y José López Portillo deciden impulsar estrategias para la creación de universidades autónomas.

A partir de 1983 con la deuda externa, se puso en marcha una política estatal, la cual consistía en reducir el financiamiento al sector educativo. Esto significó una reducción muy importante en los recursos.

Hacia a finales del gobierno de Miguel de La Madrid (1982-1988), ante tal abandono por la educación, la imagen proyectada por las universidades públicas era de desprestigio académico.

Esto sirvió para dar un prestigio a las universidades privadas.

Estas instituciones privadas fueron creciendo a un ritmo muy intenso, ya que llegaron a obtener un 18 por ciento de la población estudiantil, y fue creciendo hasta un 92 por ciento, contra 400 por ciento en las instituciones públicas.

La autonomía universitaria fue elevada a un rango constitucional aunque es un reconocimiento simbólico, no se le garantizó los recursos indispensables para su funcionamiento y expansión.

No pocos países latinoamericanos el paso de la educación básica a la media superior y superior es algo que se da por sentado. Ello ocurre a tal punto que en algunos, 50, 60 o incluso más de 70 por ciento de sus jóvenes (como en Cuba y Argentina) están en una institución universitaria. En México, sin embargo, escasamente superamos 30%. 

 A partir de 1900 hasta la actualidad, el neoliberalismo, junto con grandes iniciativas gubernamentales y empresariales, se relacionaron sobre la institución de las universidades públicas.

A pesar de que en la Constitución menciona que las universidades podrán gobernarse por sí mismas, pero podemos observar que no es del todo así, ya que para el ingreso de estudiantes a la licenciatura queda controlado por una agencia privada de evaluación patrocinada por el gobierno llamada CENEVAL.

Con esto, hacemos énfasis a un concepto que nos menciona Carlos Muñoz Izquierdo, conocido como: Justicia Educativa. Se define como “el ofrecimiento de las mismas oportunidades para ingresar a la educación, la cual tiene un carácter jurídicamente obligatorio”.

Otra definición es: “asegurar que todos los individuos adquieran en efecto la escolaridad que las leyes señalan como obligatoria. Exige que todos los individuos alcancen de hecho el rendimiento académico”.

Observamos que hay contradicción ante nuestras leyes y el sistema en el nivel superior, ya que dentro del mismo “hay pocos lugares”, el cual es el motivo de que se realicen este examen de admisión.

UnknownAnte la falta de lugares, muchos jóvenes tienen que optar por otras alternativas, ya que se trunca su proyecto de vida, tal es el caso de ingresar una de las escuelas privadas, la cual deberán pagar por un derecho.

Otra alternativa es no estudiar una licenciatura sino comenzar a trabajar. Cada año el número de jóvenes rechazados por la Universidad es mayor, y podemos concluir una cosa, la cual no siempre es por el número de aciertos que a los jóvenes les hizo falta, sino más bien, es la falta de lugares en las aulas. Aproximadamente más del 90 por cientos de los jóvenes que realizan el examen de admisión, son rechazados.

Esto no sólo es un problema individual sino un problema dentro del país. Si hay pocos lugares, porque el gobierno no puede implementar o crear nuevas Universidades públicas, o al menos buscar la forma para que crezca la matricula dentro de las mismas.

 Por qué no dar un mayor presupuesto a la educación pública , cuando realmente hace falta para un mejor desarrollo a nuestro país.

Que se puedan construir nuevas instituciones públicas de educación superior que ofrezcan una formación en la docencia, investigación y difusión de la cultura, de acuerdo con el modelo universitario de la UNAM, IPN, UAM, UPN y UACM. No sólo se brinda oportunidad a los jóvenes a que estudien una licenciatura, sino también dará trabajo a profesores, académicos, investigadores y administrativos.

Ante esta problemática han surgido movimientos sociales las cuales buscan una solución a este problema y como tal, exigir un derecho. Así como varios investigadores dan por hecho que este problema cada vez es mayor y que está dentro de las irregularidades que hay en nuestro país.

El Dr. Hugo Aboites, Rector de la Universidad Autónoma De La Ciudad De México menciona:

“La UNAM, UAM, el IPN, la UPN, la UAEM y la UACM pueden hacer muy valiosas contribuciones para extender la vida universitaria por toda la metrópoli y convertirla, a fondo, en una ciudad del aprendizaje. Pero esto requiere del decidido apoyo gubernamental”.

BIBLIOGRAFIA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s