Género y Derecho

Por Isela Barrios, Belen Hernández, José Cruz Palma, Patricia Rivermar y Alicia Roldán.

El término género proviene del latín genĕris, su concepto hace referencia a una clasificación de individuos o cosas en las que los mismos pueden ser ordenados según sus rasgos o características particulares que los caractericen.

290812_Igualdad-de-génerosPodemos entender que el género es un conjunto de clasificaciones ya sea por características físicas, morales, sociales o económicas. Por ejemplo, dentro de la sociedad humana existen hombres y mujeres como representantes de un género cada uno.

En el caso de la biología se entiende al género como una clasificación que se encuentra jerárquicamente entre la especie y la familia. Es decir que un género puede contener varias especies. Se habla de género cuando distintas especies poseen algún tipo de parentesco entre sí. Dada la dificultad que se presenta a la hora de organizar a las especies se han desarrollado también otros conceptos llamados subgénero y súper género.

Por otro lado en las ciencias sociales el término género adquiere otro tipo de definición. En este caso se lo entiende al género como el conjunto de elementos determinados por las sociedades con respecto a la sexualidad de los individuos, es decir que se clasifica a las personas en género masculino o femenino. A lo largo de la historia este concepto ha sufrido grandes cambios y se la ha interpretado de diversas maneras. Hoy en día se concibe al género como una manera en que cada una de las personas se define, sin importar que su genitalidad haga referencia al sexo femenino o masculino.

13128744_10153450321337204_285960386_oEn la actualidad, en el ámbito de las ciencias sociales, se habla del género como una construcción de las sociedades, sin ninguna base genética o bilógica, donde se determinan muchas de los roles que se cumplirán en una sociedad. Es por ello que muchas personas reclaman el reconocimiento, ya que no se sienten identificados su género con su genitalidad. En este caso se entiende que el género sexual es algo que se conforma a lo largo de la vida y las experiencias personales, pero también tiene características culturales y sociológicas que lo conforman. Es por esto que también las ciencias sociales se encargan de realizar el llamado estudio de género, donde se analizan temas como la diversidad sexual, la desigualdad de sexos, entre otros temas.

Con base a estos textos   puede haber varios conceptos de genero pero en lo particular lo que nos importa es el género en el ámbito social, es decir una estructura de un determinado grupo social, que hoy en día ya no parte como base lo biológico del ser hombre o mujer sino   que hoy   en día también parte de roles que se juegan en la sociedad y más a un conforme va pasando el tiempo nuestras sociedades caminan a pasos agigantados que nos ha dejado sin palabros por que el concepto de hace 40 años ya no es el mismos que encontramos hoy en día ejemplo hoy ya no se clasifica el género con base a sus genitales sino ya son otros factores ejemplo genero sexual, cultural y sociológico.

¿Cómo se relacionan el género con el poder y la justicia?

En muchas culturas las experiencias y perspectivas de los hombres se toman como norma. El comportamiento heterosexual, masculino, como quiera que se defina, se toma como modelo. El ejercicio de poder, especialmente en público, es visto como masculino.

En la mayoría de las culturas se da por supuesto que los hombres son los líderes de la familia, la comunidad y la sociedad mientras que las mujeres son las seguidoras y su apoyo.

Estas suposiciones pueden significar que las mujeres y las chicas tienen muy poco que decir sobre las cuestiones que afectan a su vida. También significa que los hombres que no siguen estos papeles tradicionales se enfrentan con la crítica pública. A pesar de todo, como el género es una idea socialmente construida, es posible cuestionar y cambiar algunas nociones opresivas sobre los papeles del hombre y de la mujer. Esto es lo que llamamos justicia de género.

identidad.jpgMi observación es que a lo largo de la historia el género masculino siempre se ha visto como el fuerte o el líder pero al paso del tiempo esto ha ido diluyéndose ya que las sociedades están en constante transformación lo que hace 40 años no se permita en el poder a una mujer hoy en día podemos observar que tenemos las mismas garantías y derecho a lo mejor no se ha notado al 100 por ciento pero si hay notorios cambios en casi todas las sociedades del mundo.

¿Cómo nos afecta el género a cada uno de nosotros?

Desde el momento de nuestro nacimiento nos influyen las construcciones sociales sobre el género. La masculinidad se inyecta en la mentalidad de los niños de muchas maneras. Hay muchas presiones sociales para que nieguen sus sentimientos, para hacerse los fuertes físicamente y probar su valor dominando y compitiendo con otros. El control y el poder sobre los demás y la violencia pueden ser vistos como signos de masculinidad. Semejante socialización mina la dignidad humana de todos. A veces se brutaliza a hombres y jóvenes para prepararlos para el servicio militar. La guerra en sí misma es violencia de género contra los hombres y chicos a los que se obliga a matar.

Las chicas muchas veces son socializadas negando su intelecto, preparándolas para ser buenas oyentes, correctas y obedientes, y probar su valía atendiendo primero a las necesidades de los demás. La aceptación de la injusticia de forma pasiva y silenciosa puede verse como signo de feminidad. Semejante socialización mina la dignidad humana e incita a la persecución. La protección de las mujeres se usa como propaganda para incitar o justificar la guerra. La guerra en sí misma es violencia de género contra las mujeres ya que la violencia sexual se usa como arma de guerra.

¿Por qué los movimientos por la paz deberían tratar la violencia de género?

La perspectiva de género da una visión importante al trabajo por la paz y la justicia. Las ideas de masculinidad y feminidad descansan en las raíces de la violencia y se usan para justificar los conflictos armados. El nivel de violencia contra las mujeres y las jóvenes en tiempo de paz es un indicador importante sobre el nivel de paz y justicia de una sociedad. Las organizaciones de justicia y paz que quieran acabar con la violencia de la guerra serán más efectivas si entienden el panorama de violencia de su sociedad y lo desafían.

Los supervivientes de la violencia de género durante la guerra saben que la reconciliación es imposible sin justicia de género también. Se debe romper el silencio sobre la violencia sexual contra hombres y muchachos durante la guerra. Los movimientos de paz no pueden ignorar cuestiones que tienen que ver con el género y la guerra, como la creciente militarización de las mujeres, las habilidades y liderazgo que las mujeres podrían aportar a la construcción de la paz, y cómo las expectativas de género animan a los hombres a luchar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s