El Sacrificio Humano entre los Aztecas

graulich_500_Michel Graulich fue un especialista belga en historia del arte y en los aspectos religiosos de las culturas de la América Prehispánica que nació en Orroir en 1944 y murió el año pasado. En el 2005 publicaría una interesante obra en Francés intitulada “El Sacrificio Humano entre los Aztecas”, la cual recientemente traduciría al español el Fondo de Cultura Económica.

En esta obra Graulich nos busca narrar como es que los Aztecas previo a la llegada de los Españoles realizaban sacrificios rituales, estos ascendían aproximadamente a veinte mil sacrificios por año. Las explicaciones a estos hechos son varias, la más usual reside en pensar que los aztecas ofrecían estos sacrificios a sus Dioses para que los favorecieran, por esto es que a las personas que sacrificaban les extraían los corazones y los daban en tributo.

Para Graulich los aztecas tenían una teología muy compleja en la que el sacrificio tenía un propósito muy básico la purificación de su alma, la expiación. Esta expiación de los pecados y de las transgresiones que hacían al orden con la finalidad de poder tener una vida después de la muerte que fuese digna.

maxresdefaultLos pecados que se buscaban borrar eran los de las víctimas, los cuales provenían en su mayoría de clases que tenían mucho que ser expiado, se encontraban prisioneros de guerra, esclavos y delincuentes. Para esto los aztecas mataban a sus víctimas de varias maneras, algunas veces extrayendo sus corazones, otras veces cortándoles la garganta, decapitando, ahogándolos, quemándolos o enterrándolos vivos. El sacrificio tenía la función de ser un castigo pero también de expiarlos de sus culpas.

Graulich sostiene a partir de testimonios de los españoles en 1520,  que muchas víctimas sentían regocijo de ser sacrificadas, inclusive algunos se ofrecían como voluntarios para morir. El acto del sacrificio también era complejo pues para quien sacrificaba implicaba una especie de identidad con el sacrificado, quien sacrificaba moría simbólicamente con el sacrificado y así se purificaba.

Este tipo de sacrificio en donde los individuos buscan la salvación podía ser comparable en otras religiones, la noción de salvación es muy común en casi todas las religiones, lo cual le da una perspectiva totalmente distinta a este fenómeno.

FM10326En esta extensa investigación Graulich nos comenta como se realizaban estos sacrificios, desde el proceso de preparación del acto hasta la forma en que se desarrollaba y se concluía con el mismo. Los sacrificios se podrían realizar en festividades regulares como el “Año Solar”, la “Fiesta del Barrido” (Ochpaniztli), o en vigilias por mencionar algunas, así como en condiciones irregulares como en guerras, disfunciones del orden cósmico o en funerales de personajes muy importantes.

Creo que esta obra reformular muchas de las características que previamente se asociaban al sacrificio Azteca como un acto primitivo y sin sentido tienen otro matiz, logra un interesante replanteamiento de las características de la religiosidad Azteca.

La obra está escrita en un tono que si bien tiene su contenido dogmático permite que pueda ser leído por cualquier persona interesada, estando seguro que la narrativa de Graulich y lo interesante del tema lo capturará en la comprensión de un aspecto tan fundamental en las civilizaciónes prehispánicas, la religiosidad.

Agradecemos al Fondo de Cultura Económica que nos permitiera hablar de esta interesante obra.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s