Los Derechos Naturales acuñados por Locke

Por Alondra Zamora Guerrero

John-Locke-660x350-1412917543
NT; (c) Lodge Park and Sherborne Estate; Supplied by The Public Catalogue Foundation

Para hablar de los derechos naturales es preciso apuntar porque son importantes para la sociedad contemporánea –en preciso los que Locke acuñe; la respuesta es que debido al reconocimiento de ellos, actualmente podemos hablar de los derechos humanos[1], los que sin importar la nación en la que se habite se deben ser respetados (eso es el deber ser, claro ésta).

Los derechos humanos son literalmente los derechos que una persona posee por el simple hecho de que es un ser humano: droits de l’homme, Menschenrechte, “los derechos del hombre”[2].

En la Edad Media, solo se atribuían derechos (fueros o privilegios) a grupos reducidos de seres humanos: el rey, los aristócratas, los monasterios, ciertos gremios o ciudades. La reivindicación de derechos para todos llegaría más tarde, durante la Ilustración. La libertad religiosa fue la primera en ser reinvidicada[3].

A partir de la concepción del hombre y de la razón como el centro del universo los Ilustrados comienzan a pensar en el hombre como un ser púnico dentro del universo enormemente superior y diferente a cualquier otro –habido y por haber-.

La razón por la que he enfocado el trabajo en diferentes aspectos es por que es necesario entender que la concepción de los derechos humanos es cambiante, son históricos y condicionados, por ello la importancia de Locke que después de cientos de años siguen siendo básicos para la estructura del pensamiento de los derechos humanos.

Los derechos humanos*

s38.1.jpgLos derechos nacen del reconocimiento de las libertades del hombre. Los derechos se pueden clasificar en dos los de prerrogativa y los de rectitud, en el caso de los derechos humanos hablamos únicamente de los primeros, en los cuales se puede disfrutar y poseer. En el caso de los derechos humanos son los que el individuo posee por la sencilla razón de que es un ser humano, entonces son detentados universalmente, por todos los seres humanos[4].

Los derechos humanos constituyen una preciada conquista de la vida social moderna, pues en la actualidad los derechos humanos son inapelables, de hecho se habla que reclamar por ellos es inútil, puesto que ya se tienen por naturaleza, con esto quiero decir que se encuentran en completa ilegalidad quien no los respete, porque éstos no son ejecutables legalmente, son solo morales; aunque la fuerza de éstos derechos es que se puede disponer de ellos cuando fracasan los legales y las instancias que debieran proteger al individuo.

Los derechos humanos se pueden clasificar entre derechos individuales y sociales, dentro de los primeros se encuentran los derechos civiles y los políticos los económicos y culturales. En este caso solo podemos hablar de los derechos que como individuos adquirimos.

La doctrina de los derechos humanos surgió como un desarrollo de la teoría del derecho natural, y encontró su primera[5] formulación moderna en John Locke, quien sostiene que ya antes de la constitución del Estado, los humanos gozaban de tres derechos humanos naturales: a la vida, a la libertad, y a la propiedad. Las ideas de Locke tuvieron un gran influjo en el pensamiento ilustrado y en las revoluciones políticas del siglo XVIII, donde surge la idea de conceder ciertos derechos o libertades básicas a todos los hombres.

En 1776 en la Declaration of Independence, que reconoce como derechos humanos inalienables: el derecho a la vida a la libertad y a la búsqueda de la felicidad, así como en el posterior Bill of Rights (declaración de derechos) de 1791 son el ejemplo de las acciones que Locke produjera para el mundo contemporáneo.

Locke y los derechos Naturales

El gobierno mediante consenso, el dominio de la mayoría, los derechos de las minorías, la supremacía moral del individuo y el carácter sagrado de la propiedad individual, todo ello está ahí, y todo a partir de un primer principio relativo a la racionalidad y a los derechos naturales del individuo[6]

Locke un hombre nacido en el seno de una familia puritana en 1632, por la cual llegaría a formar algunos de sus postulados e ideales, por su instrucción religiosa no fue demasiado apreciado en Oxford;

Contrato Social

Liberalismo

El liberalismo es la ideología política que considera la libertad individual como el fin último de la acción política. Por eso propone limitar el poder y la intervención de las administraciones públicas en la actividad económica, cultural y personal de los ciudadanos. El liberalismo propugna también otros valores e instituciones que contribuyen a fianzar la libertad individual, como la igualdad de oportunidades, la ausencia de privilegios legales, el gobierno transparente, el Estado de Derecho, la democracia liberal y la economía de mercado. 85

Repercusiones de su pensamiento

En el pensamiento ético, encontramos intento de justificación de los derechos humanos en términos de la teoría del contrato social como los de John Locke, Jean- Jacque Rousseau y jonh rawls 1921-2002 o en términos de la teoría de la utilidad, como los de jonh Stuart mill 1806 1873 y richard m Hare 1919-2002. Los intuicionistas morales y los partidarios del derecho natural piensan que no requieres justificación. También encontramos críticas bien fundadas de la idea misma de derechos humanos o de cualquier otro tipo de presuntos derechos naturales. Ya Jeremy Bentham 1748-1832 había rechazado como un sinsentido la noción de ley natural, y como <<un sinsentido sobre zancos>> (nonsense upon stilts) la de los derechos naturales.

Aunque la noción de derechos humanos es conceptualmente vidriosa y, en todo caso, remite a una cuestión prescriptiva y no descriptiva, su uso ha desempeñado un papel progresivo desde el siglo XVIII, sirviendo para denunciar todo tipo de abusos y situaciones que repugnan a nuestros sentimientos morales, frenan nuestras iniciativas o limitan nuestra capacidad de decisión. Los presuntos derechos humanos proporcionan un marco de referencia moral universal desde el cual criticar las legislaciones concretas de los Estados y pedir su cambio. Tienen un gran valor retórico, práctico, propagandístico y persuasivo, lo cual no es poco en temas de este tipo.

El ideal y principio regulativo de la libertad es una consecuencia inmediata del reconocimiento de la autonomía de cada humano.

El principio de la libertad se aplica –como se dice en jerga informática- por defecto, es decir, siempre, excepto cuando se den circunstancias extraordinarias que requieran su limitación. … En democracia, ese sentido se decidirá por mayoría, en otros regímenes lo determinará la autoridad que corresponda, por ejemplo, el monarca. La libertad propia no puede conculcar la libertad de los demás. Precisamente la principal misión del Estado es protegernos de las potenciales agresiones de los demás. Uno no puede matar o secuestrar a su vecino. Otros límites a la libertad vienen del respeto al entorno de todos. En estos y otros casos parecidos, es posible ofrecer justificaciones objetivas de la limitación de la libertad (o según Locke, más bien del libertinaje o licence).

El principio genérico de la libertad se articula en una serie de libertades, que dan lugar a otros tantos derechos humanos.

Información obtenida de

http://www.aidh.org/uni/Formation/02Ens_indiv_e.htm

Bibliografía.

  • Locke, John. Segundo ensayo sobre el gobierno civil Porrúa México: 5ta edición 1997
  • Mosterín, Jesús. La cultura de la libertad, Gran Austral España: 2008
  • Macpherson, C. B. La teoría política del individualismo posesivo de Hobbes a Locke Fontanela 2da edición Barcelona: 1979
  • Donnelly, Jack. Derechos humanos universales. Gernika Mexico: 1994
  • Novoa Monreal, Eduardo. Derecho a la vida privada y libertad de información un conflicto de derechos. Siglo XXI México: 1979
  • Álvarez Ledesma, Mario. Acerca del concepto “Derechos humanos”. Mc Graw-Hill México: 1998.
  • Guerrero, Ana Luisa. Filosofía Política y Derechos humanos. UNAM México: 2002

[1] Debo hacer la aclaración de que los derechos humanos, los derechos naturales, las garantías individuales, derechos innatos o derechos fundamentales se refieren a diferentes corrientes ideológicas y filosóficas, tienen diferentes significados, pero en general los derechos humanos se inscriben más en un plano jurídico y por ello retoman a los derechos naturales como fuente legitima de su creación.

Cfr. Mario Álvarez. Acerca del concepto “Derechos humanos”. Mc Graw-Hill México: 1998. Primer capitulo.

*Véase Anexo 1

[2] Cit. Jack Donnelly. Derechos humanos universales. Gernika Mexico: 1994 pp.23

[3] En ese momento se comienzan a dar las libertades religiosas y se formulan otras religiones como el deísmo, el ateísmo e incluso el satanismo, todo gracias al avance de la ciencia. Cfr. Jesús Mosterín. La cultura de la libertad, Gran Austral España: 2008 pp. 80-85.

[4] También se detentan universalmente contra todas los demás personas e instituciones, cabe reparar en otra pregunta, la cual no me propongo responder, pero si nace en mi pensamiento, ¿Hasta donde llegan los derechos de una persona y comienzan los de los demás?

[5](ya existían concepciones antiguas de éstos desde los griegos, luego Tomás de Aquino, Hugo Grocio y el propio Hobbes)

[6] C. B Macpherson. La teoría política del individualismo posesivo de Hobbes a Locke Fontanela 2da edición Barcelona: 1979 pp. 169

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s