Las Economías Mixtas

Por Itzel Aristeo Uribe

Las economías mixtas o intermedias se inscriben en el ámbito de los sistemas económicos contemporáneos, mismos que se encuentran sometidos a críticas, pues sus paradigmas de bienestar postulados hace décadas no han logrado alcanzar vigencia y eficacia plenas.

El sistema económico es el conjunto de estructuras, relaciones e instituciones complejas y dinámicas que resuelven la contradicción presente en las sociedades humanas ante las ilimitadas necesidades individuales y colectivas, y los limitados recursos materiales disponibles para satisfacerlas. Es decir, el conocido principio de escasez.

imagesEl principio de escasez, ha sido resuelto en función de las respuestas que se dan a tres grandes cuestiones: ¿Qué producir?, ¿Cómo producir? Y ¿Para quién producir?.

En relación a la forma como las sociedades humanas responden a dichas premisas es posible identificar tres modelos o sistemas económicos:

  1. Sistema capitalista liberal (economías de mercado)
  2. Sistema colectivista socialista (economías centralmente planificadas)
  3. Sistemas mixtos, duales o intermedios.

El sistema capitalista o liberal resuelve los tres interrogantes así: producir lo que el mercado demande a través de empresas privadas destinadas a consumidores que tengan poder de compra. El estado y el derecho se limitan a proteger el libre desenvolvimiento del orden económico privado: sus acciones son de garantía y su técnica de actuación es de policía.

El sistema colectivo o socialista produce para el consumo interno normal, produce a través de empresas estatales inscritas en planes económicos quincenales y destinados a toda la sociedad que supone, y a quien garantiza consumos mínimos globales. El estado aquí suplanta totalmente al mercado, ocupando su lugar el plan imperativo. Se expande el derecho público y limita al derecho privado.

El sistema mixto o dual produce para el mercado y para la colectividad; acepta simultáneamente a las empresas privadas y estatales, y sus destinatarios son tanto los consumidores reales como los sectores marginados con limitado poder de compra. El estado participa en la vida económica, la ordena y la regula. Su acción es de prestación y sus instrumentos son la empresa pública y sus planes indicativos. El derecho se bifurca en dos campos el derecho público y el derecho privado coexisten.

1.2 BREVE EVOLUCION HISTORICA DE LOS TRES SISTEMAS.

  1. A) sistema de economía libre o de mercado

Conocido como economía de mercado capitalista, surgió en el siglo XVIII consolidándose universalmente en el XIX y principios del XX al calor de la revolución industrial que tiene como centro hegemónico Inglaterra.

Los factores que determinan su gestación son:

  1. Consolidación de los mercados nacionales.
  2. Apertura de los mercados internacionales
  3. Invenciones tecnológicas productivas
  4. Consolidación de la propiedad privada sobre los medios de producción
  5. División social del trabajo
  6. Desarrollo de las ideas liberales
  7. Desarrollo de instrumentos financieros, monetarios y bancarios y de sociedades mercantiles.
  8. Presencia de un estado abstencionista con limitadas tareas.
  9. La economía es una actividad natural autorregulada por el mercado que lo fija
  10. La libertad económica es total, tanto a nivel interno como a nivel de intercambios entre países.

 

B) sistema de economía centralmente planificada.

Tiene como fuente de inspiración la filosofía marxista-leninista que rechaza la propiedad privada sobre los medios de producción y que la reemplaza por la propiedad estatal y colectiva.

economia.mixta_Su critica al capitalismo es que la tendencia privada en la producción condena a la explotación de los trabajadores en condiciones de vida de subsistencia, pues el salario no corresponde al trabajo efectivamente realizado, existiendo una plusvalía en favor de los empresarios.

Esto origina una lucha de clases permanente en el capitalismo, la que terminara con una re3volucion, en la que los trabajadores socializan la producción, toman el estado e imponen un nuevo orden jurídico: el derecho socialista.

El primer país que siguió estas directrices fue Rusia en 1917, que posteriormente conforma un bloque de países socialistas: URSS, Rumania, Hungría, etc.

Sus características son:

  1. Propiedad social sobre los medios de producción
  2. Planificación autoritaria de toda la economía
  3. Monopolio estatal del comercio exterior
  4. Rígido control de cambios
  5. Desarrollo del derecho publico o socialista
  6. Sistema político de partido único.
  7. Inexistencia de libertad económica.
  8. C) Sistema de economía mixta

Recibe diversos nombres: economía neoliberal, economía social de mercado, economía de mercado con planificación indicativa, economía socialista de mercado, etc.

Surge en la década de los 30´s como respuesta al colapso de las economías puras de mercado.

Sus principales características son:

  1. Rectoría del estado en la dirección del sistema económico
  2. Creación de un sector publico estratégico
  3. Existencia de empresas privadas nacionales y extranjeras
  4. Áreas económicas planificadas o publicitadas
  5. Áreas económicas concurrenciales o privatizadas
  6. Aceptación parcial y regulada de los mecanismos del mercado
  7. Liberación parcial del comercio exterior
  8. Protección estatal de sectores atrasados
  9. Servicios públicos en salud, seguridad social, etc.
  10. Libertad individual empresarial

Las innovaciones tecnológicas siguen también la alternativa dualista, mientras las organizaciones empresariales pueden ser públicas, privadas y mixtas.

La propiedad se concibe como una facultad concedida a los particulares, pero condicionada a la función social de su explotación y uso.

Los riesgos empresariales son compartidos por el estado.

De los factores productivos el mercado es un indicio referencial supeditado a los planes indicativos y, a la competencia entre ofertantes y demandantes es regulada en el tramo de los precios o de los mecanismos distribuidores de los ingresos entre los factores de producción.

2.2 SURGIMIENTO Y EVOLUCIÓN DE LAS ECONOMÍAS MIXTAS

Los perfiles definitorios de las economías mixtas contemporáneas apuntan a equilibrar el papel protagónico del estado con las exigencias mínimas de funcionamiento de un mercado que refleja en mayor o menor medida garantías individuales para producir, distribuir y consumir bienes y servicios.

En la búsqueda de ese equilibrio y como síntesis de las experiencias capitalistas y socialistas, han surgido en la década de los treintas y mas concretamente en los cuarentas las economías duales que atemperan los excesos centralistas y descentralizados de tales modelos, compaginando una dirección y rectoría estatal con algunos espacios de libertad económica. Se habla de una iniciativa pública en áreas económicas estratégicas y de una iniciativa privada en palios sectores de la actividad productiva y de servicios.

Un antecedente relevante de la década de los treintas es la Autoridad del Valle Tennessee.

Pedro Miguel García expresa: “La razón del ser del principio de subsidiariedad va unida a aquellas modalidades de la acción administrativa que implican una actividad estatal, o sea la prestación de servicios públicos y la producción de bienes, quedando por tanto fuera de su ámbito las medidas de policía y fomento con que la administración influye en el sector privado. En otras palabras, contempla la administración como sujeto económico, no como poder de coacción y estimulo.

La importancia de decidir la relación estado-sociedad en la economía va a determinar su incorporación a los textos constitucionales de la mayoría de los países.

A partir de la segunda guerra mundial, primero se declara el respeto a la iniciativa privada e inmediatamente después se permite la inherencia estatal en aquellos supuestos en que lo exija el interés de la comunidad.

Las técnicas para armonizar a nivel formal el equilibrio “injerencia estatal vs iniciativa privada” son variadas, y dicho manejo y desarrollo ha dado lugar en la ciencia económica contemporánea al despliegue de una rama autónoma: la política económica, disciplina que jerarquiza los mecanismos de intervención estatal, sectorial, regional y nacional hasta integrarlos en un plan indicativo nacional que, generado consensualmente, somete la economía a esquemas de racionalidad garantizando a todos los sujetos económicos espacios y derechos limitados democráticamente por el interés general del cuerpo social.

El principio de subsidiariedad que asigna al Estado funciones coyunturales y empíricas, en las economías duales o mixtas, el estado ha ido asumiendo tareas de rectoría y planificación pasando la empresa publica a ser una estructura básica de la economía y el estado mismo a integrar ya no la simple superestructura política de la sociedad, sino un factor natural de funcionamiento y desarrollo de las propias empresas privadas nacionales y extranjeras.

3.3 ESTRUCTURA Y CARACTERÍSTICAS DE LAS ECONOMÍAS MIXTAS

La economía mista es en general un caso hibrido entre al economía de mercado y la socialista por la que se intenta moderar los excesos de la libre competencia. Esto significa que cuando, se juzgue que el mercado no funciona eficazmente, se debe sujetarlo a alguna forma de regulación que limite sus imperfecciones. Esto implica publificar o nacionalizar bienes de producción estratégicos, mientras en otros se mantiene la propiedad privada nacional o extranjera. Su concepción principal puede bosquejarse diciendo que la intervención estatal o gubernamental, la propiedad mixta o la copropiedad se establecen en todos los casos en que las fuerzas del mercado se muestran insuficientes para lograr un óptimo deseado. La presencia del estado constituye un factor definitorio, presencia que afectara un sistema jurídico de la propiedad de determinados medios de producción y que además, será ordenadora y reguladora de las actividades económicas en general.

Para actuar como productor de bienes y servicios exclusivos el estado utiliza la iniciativa publica, cuya gestión directa entrega a empresas publicas o servicios púbicos generalmente con carácter de monopolios. Para poder y dirigir la economía global, utiliza la técnica de planificación o planeación indicativa y para regular la economía, el estado utiliza as técnicas de policía, licencia y fomento.

La presencia protagónica del estado se materializa en tres factores fundamentales:

  1. La empresa publica
  2. La planeación indicativa o democrática
  3. La garantía de soberanía parcial de los consumidores o iniciativa individual.

  1. LA EMPRESA PUBLICA

La expresión mas visible y temprana de la presencia estatal en la economía y podemos conceptualizarla como “la organización autónoma de los factores de producción, dirigida a producir o distribuir bienes y servicios para el mercado vinculada a la administración publica”. De esta aproximación a la empresa pública se desprenden tres notas o caracteres básicos:

  • Presencia de la administración
  • Individualidad
  • Actividad económica
  • Presencia de la administración

La doctrina comparada ha venido afirmando quela presencia estatal se materializa en el hecho de la propiedad del capital social o en el ámbito de la dirección y control. Es decir, que la administración ostente un autentico poder efectivo, el cual puede ser consecuencia lógica de la posesión de la totalidad o de la mayoría del capital social (vía democrática) o el resultado de una voluntad expresa del poder en el supuesto de que la participación publica sea minoritaria (vía autoritaria). El control publico de una empresa no tiene por que fundamentarse exclusivamente sobre la propiedad, toda vez que puede encontrar su justificación en la ley.

  • La individualidad es una tributo que esta presente en toda empresa, y apunta precisar un “ente” que ordena medios humanos y materiales para la producción de bienes y servicios en forma autónoma e independiente de la persona jurídica-estado y su forma de gestión asume la calidad de sujeto de derecho que la convierte en punto de convergencia y centro de imputación de derechos y deberes.
  • La actividad económica de las empresas públicas consiste en la determinación del tipo de actividades que efectúa la administración bajo el expediente de la empresa pública, más allá de las áreas en que constitucionalmente los estados se reservan como titulares exclusivos. El concepto de actividad debe reducirse al económico esto es aquella actividad organizada para la producción y cambio de bienes y servicios, sin importar que se desarrolle con las formas del derecho público o del privado y que se dirija a conseguir una ganancia o simplemente a satisfacer determinadas necesidades. Es decir, en las economías mixtas, la empresa pública típica asume un carácter concurrencial aunque opere con subvención o subsidios.

Martin Mateo expresa:” que lo verdaderamente importante para una empresa publicano es el afán de lucro, sino la maximización de sus resultados, disponiendo con criterio de economicidad de sus medios para la obtención de los fines propuestos.

Eduardo García de Esterría: “ el elemento objetivo del estado significa, pues, pura y simplemente que la adquisición por los particulares de las mercancías que produce la empresa publica han de ser voluntaria, aunque sus precios se determinen o controlen públicamente, cosa que por lo demás sucede frecuentemente con los productos básicos en la mayoría de las economías mixtas”.

  • La planeación indicativa o democrática.

La planeación económica constituye una técnica de intervención que parte de un diagnostico integral del proceso socioeconómico y político y de sus leyes, y que se inserta en la carta fundamental define un proyecto nacional en función de objetivos, precisamente estampados en una ideología constitucional y política.

En la tarea planificadora confluyen tres aspectos esenciales. El político, entendido como la actividad que consiste en coordinar las conductas de un cuerpo social hacia un objetivo; el económico, entendido como un plan, y el jurídico que regula el plan y lo integra al concepto de estado de derecho, sancionándolo en el orden normativo.

En el plano político la facultad planificadora del estado emerge del tipo de sistema económico establecido por la constitución y por los límites impuestos por el llamado “orden publico económico”. Es decir, la convergencia y armonía de los interese general de la sociedad y el ámbito de autonomía y libertades individuales, reconocidas a nivel de garantías a los gobernados. Según sea como el sistema organice dichas orbitas de actuación estaremos frente a planificaciones indicativas o persuasivas o frente a planificaciones de tipo imperativo o autoritario.

En las variables económicas, el plan constituye una estructura o modelo de previsión de la política económica de un gobierno que, dotada de una estrategia, asigna o concierta con los agentes productivos tareas y objetivos cuantitativos para alcanzar en un plazo determinado. El tipo de obligatoriedad y la intensidad del plan en la sociedad civil estarán determinados lógicamente por el sistema político y su respectivo orden publico económico.

En cuanto a la variable jurídica, la viabilidad del plan deberá ser legitimada por el estado de derecho vigente y no desorbitar sus estructuras.

En las economías mixtas, el plan se define como un conjunto complejo de diversos actos jurídicos y no jurídicos, legales y administrativos, particulares y generales que sustentado en el consenso de los agentes económicos orientan a la sociedad civil hacia objeticos de progreso y modernización económica, social y política.

En cuanto al contenido de un plan indicativo o democrático podríamos mencionar los siguientes puntos:

  • un informe sobre las condiciones económicas y sociales, que a su vez, sugiera los problemas que deben seleccionarse ´para prestarles una atención especial. Deberá contener una evaluación de las realizaciones logradas bajo el plan precedente.
  • Una declaración sobre los objetivos generales de la política económica y social estableciendo sus prioridades y compatibilidad.
  • Una proyección macroeconómica de la economía
  • Un programa de medidas de política económica tendientes a elevar la tasa de crecimiento, especialmente las que estimulan el ahorro y la inversión, y a elevar la productividad y mejorar la estructura institucional de la actividad económica,
  • Un programa de gasto público en el que contemple los diversos sectores sociales.
  • Una selección de proyectos debidamente evaluados.

Estos puntos fundamentales de toda planeación indicativa requieren de la participación y consenso de las diversas fuerzas sociales, políticas y económicas.

  • Garantía de soberanía parcial de los consumidores

Estas se encuentran en general limitadas por las llamadas garantías individuales que otorgan a los ciudadanos derechos para actuar como consumidores y productores.

la libertad del consumidor así entendida se estructura generalmente alrededor de los siguientes elementos:

  • Dentro del sistema de mercado libre, las instituciones permiten a los consumidores elegir los bienes y servicios que le brindan mayor satisfacción.
  • A través de la libertad de comprar lo que quiere el consumidor este puede influir, mediante su demanda, en los planes de producción, encauzándolos hacia las actividades para las que hay mayor demanda. En las economías mixtas se parte del principio de respetar parcialmente dichos derechos o garantías, pero la relativa libertad de consumir se matiza con una redistribución equitativa de los ingresos globales y la propaganda empresarial, que puede llegar a ser irracional y consumista; reemplazada por la propaganda gubernamental que se orienta por principios de planeación y desarrollo.

4.4 LA CONSTITUCION ESPAÑOLA, MODELO DE ECONOMIA MIXTA.

Entre todos los logros constitucionales recientes creemos que la carta hispánica es la que mejor expresa esa tendencia a equilibrar facultades económicas públicas con garantías individuales de perfil empresarial y económico.

El preámbulo de la constitución propone establecer un orden económico y social justo y una digna calidad de vida de una sociedad democrática avanzada.

Las dos expresiones se orientan a desarrollar y a ampliar las instituciones democráticas participativas en la busca de la igualdad no solo en el plano formal abstracto, sino en el área de lo económico y social.

El articulo primero señala que “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”. Nos reafirma la tesis de ampliación y desarrollo de la democracia participativa e igualitaria, introduce empero dos conceptos relativamente discrepante, en efecto según la teoría política contemporánea hay una marcada diferencia entre estado social de derecho y estado democrático de derecho. El estado social refiere al Welfare State, que no cuestiona el modo de producción capitalista, sino que humaniza sus tendencias egoístas, mientras que el concepto “estado democrático de derecho” incluye y consiente un proyecto de transición hacia el socialismo. Dicha aparente antinomia queda al parecer despajada del concepto orden económico y social justo, que podría definirse como un sistema de economía mixta en donde convergen los interese privados como un sector público vigoroso que propicia una equitativa distribución de la riqueza y los ingresos.

El articulo 9 asigna al estado la concentración de dicha aspiración y textualmente expresa:

  1. Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.

Este enunciado es calificado de locativo, entrega al estado esa misión, sin señalar los instrumentos concretos que posibiliten al mismo alcanzar dichos logros.

El articulo 33, “que consagra la propiedad privada y el articulo 38 se inclinan a postular una economía de mercado libre basada en la iniciativa privada. El artículo 38 dice:

Se reconoce la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado. Los poderes públicos garantizan y protegen su ejercicio y la defensa de la productividad, de acuerdo con las exigencias de la economía general y, en su caso, de la planificación.

Este artículo establece que la economía de mercado y su subsecuente propiedad privada sobre los medios de producción es un hecho valido en la sociedad española, y que las aspiraciones planteadas por el artículo 9 no podrán alterar en esencia la estructura de dicho modelo, que técnicamente se conoce como “modo de producción capitalista”.

Por ello compaginado con el artículo 1 con el citado 38, la economía mixta parece ser diseño el básico contenido en la carta constitucional hispánica.

El derecho del estado queda entregado tanto al monto indemnizatorio como a la policía de utilidad publica o interés social al legislador común, el que dependerá de las distintas correlaciones de fuerzas políticas que articulen en las cortes, es decir, el derecho de propiedad privada no es una garantía absoluta.

Los artículos 40, 1 y 2 y el 128 dicen:

  1. Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa, en el marco de una política de estabilidad económica. De manera especial realizarán una política orientada al pleno empleo.
  2. Asimismo, los poderes públicos fomentarán una política que garantice la formación y readaptación profesionales; velarán por la seguridad e higiene en el trabajo y garantizarán el descanso necesario, mediante la limitación de la jornada laboral, las vacaciones periódicas retribuidas y la promoción de centros adecuados.

El artículo 128,2, establece:

  1. Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general.

Estos artículos demuestran palmariamente que la constitución en estudio acepta una vigorosa intervención estatal, sector este que en los hechos existe en la economía española y que puede expandirse a costa incluso del sector privado.

Pero la eventual expansión del sector publico no queda entregada a un empirismo casuístico parcial, sino que se postula la planificación de la economía.

La planificación, hasta ayer una técnica privativa de las economías socialistas, hoy es utilizada en su vertiente indicativa por la mayoría de las economías capitalistas avanzadas. La constitución española recoge esa experiencia, y en su artículo 131,2 expresa:

El Estado, mediante ley, podrá planificar la actividad económica general para atender a las necesidades colectivas, equilibrar y armonizar el desarrollo regional y sectorial y estimular el crecimiento de la renta y de la riqueza y su más justa distribución.

El Gobierno elaborará los proyectos de planificación, de acuerdo con las previsiones que le sean suministradas por las Comunidades Autónomas y el asesoramiento y colaboración de los sindicatos y otras organizaciones profesionales, empresariales y económicas. A tal fin se constituirá un Consejo, cuya composición y funciones se desarrollarán por ley.

Este mandato planificador del estado español, al no precisar si se trata de una tarea imperativa o indicativa, abre una ancha puerta para, incluso, socializar la economía de una línea democrática en el contexto de la coexistencia de una economía de mercado.

El principio socializador tiene su fundamento en el artículo 129,2:

Los poderes públicos promoverán eficazmente las diversas formas de participación en la empresa y fomentarán, mediante una legislación adecuada, las sociedades cooperativas. También establecerán los medios que faciliten el acceso de los trabajadores a la propiedad de los medios de producción.

Se puede integrar en función del artículo 9, y afirmar la falta de acceso de los trabajadores a la propiedad de los medios de producción constituye un obstáculo, que por lo tanto corresponde al estado remover y lograr así la “igualdad y libertad de los individuos y grupos”.

Sin embargo, esa solución en el contexto global no parece tan clara. La autogestión en si socializa, pero a nivel de la empresa y no a nivel general. En otras palabras el mencionado articulo 129,2, no inclina totalmente la balanza hacia el modelo socialista, sino que introduce un germen de ambigüedad de mayor en las tareas de tipificar el proyecto de la economía y sociedad.

La constitución española postula de entrada dos tipos de régimen económico y social que no son fácilmente compatibles en un plano teórico: por una parte la economía de mercado, base de una sociedad democrática avanzada que busca un orden económico y social justo; por otra, tanto en el preámbulo como en el articulo 1 fo9rmula un modelo económico de transición que puede llegar a concertarse en una economía planificada socializante.

¿El articulado antes visto permite que la carta sea un instrumento eficaz para conseguir la transición de una economía de mercado a una planificación socialista democrática? Ramón García Cotarelo, que responde a esta interrogante y señala textualmente que “ la intervención del estado en la economía, a través del sector publico, es escasamente regulada y además sometida a distinciones sutiles cuyo fin es salvaguardar la libre empresa”

El mandato de igualdad se enuncia donde no es eficaz y donde puede ser eficaz no se enuncia. Debe tenerse en cuenta que la igualdad si puede ser un criterio claro que informe la gestión de los poderes públicos.

El propósito de planificación es deliberadamente ambiguo. No sabemos si el estado acometerá la planificación con arreglo a objetivos y planes propios, o si lo hará subsidiariamente. No se distingue entre planificación indicativa y planificación imperativa y no se dice en que situaciones estaría el estado dispuesto a recurrió a una y otra. Finalmente las funciones del previsto consejo económico resultan confusas, habida cuenta de que los planes los elabora el gobierno con los asesoramientos debidos.

El acceso de los trabajadores a la propiedad de los medios de producción da lugar a todo genero de confusiones:¿ va a fomentar el estado realmente formas autogestionarias como tercer modelo económico y, de ser así, ¿va a entregar en autogestión a los trabajadores las empresas del }sector publico o piensa fomentar la autogestión en el sector privado?

5.5. BALANCE Y EVOLUCION

Ignacio Maria de Lojendio: el estado social ha modificado el sentido y el contenido clásico de los derechos individuales y frente al principio de libertad, excluyente de la injerencia estatal, ha implantado la obligación o compromiso del estado de proveer a las necesidades sociales mediante una acción cada día mas extensa e intensa que, como bien dice García Pelayo, no se limita a la menesterosidad económica, es decir, a los sectores desvalidos de la sociedad, sino que se extiende a otros aspectos como la “promoción del bienestar general, cultura, esparcimiento, educación, defensa del ambiente, etc.,” de forma que la sozialpolitik se ha transformado en Gesellchaftpolitik (el estado social y sus implicaciones), dicho de otro modo, hemos pasado de lo que se llamo “cuestión social”, al problema global de la protección de la sociedad en su conjunto.

  1. La constitución del estado social de derecho afecta a estructura clásica del estado liberal. Modifica el carácter dogmático de esta a dar entrada, junto con los derechos subjetivos del individuo, a la responsabilidad que en la provisión de prestaciones sociales contrae el estado con carácter de imperativo constitucional. Asimismo se modifica el principio orgánico de la separación de poderes,
  2. El concepto clásico de la ley, entendida como norma abstracta, general e indefinida, ha tenido que ceder a la presión de la realidad social que requiere decisiones sobre casos individuales y medidas concretas,
  3. El estado social se realiza por medio de la administración. Esta recoge la sobrecarga de la actividad estatal y se multiplica en sus fines, prestaciones y servicios y en su organización burocrática.
  4. El estado social, estado administrativo, es un estado distribuidor de bienes y servicios, pero es también estado programador y productor de unos y otros. De ello resulta que se acentué su carácter de estado fiscal.
  5. El estado social incide en la escritura del derecho. Rompe la frágil e imprecisa división del derecho publico y privado y lo convierte en un Gemischte Sozialrecht, un derecho mixto o un derecho común,
  6. Al confundirse ambos, las fuerzas sociales y en especial las asociaciones o grupos de intereses condicionan la acción del estado y debilitan su poder.
  7. El estado social de derecho es un concepto afín y paralelo al de la economía social de mercado. Ambos corrigen sus respectivas bases de partida (estado liberal de derecho y sistema capitalista liberal) y las moderan por medio de la acción limitadora del estado en el fuero de la libertad y de la propiedad privada.

El equilibrio entre libertad e intervención es inestable y cada vez mas problemático,

CONCLUSIONES

Podríamos llegar a las conclusiones que un sistema económico es el conjunto de factores económicos que interactúan en una determinada región. Se trata de la estructura resultante de la producción, la distribución y el consumo de servicios y productos.

Mientras que las necesidades son infinitas, los recursos son limitados. El sistema económico, cuyo diseño depende de la política, determina el modo de distribución de estos recursos finitos. El objetivo es los diferentes actores del sistema económico puedan interactuar de manera armónica para cumplir con los objetivos colectivos.

Existen tres sistemas econ0micos que son el modo de producción capitalista, el socialista o de planificación central y el mixto.

Las economías de mercado surgen al calor de la revolución industrial en Inglaterra. Presentan individuos privados que tienen y operan los medios de producción, mientras que el estado y los gobiernos nacionales juegan un rol de simple observador. Los consumidores y sus decisiones de compra subsecuentes manejan la economía. La ruta adecuada del desarrollo económico del país está basada en los supuestos del mercado es decir de la ley de la oferta y la demanda. El estado solo interviene protegiendo a los consumidores y promueve que haya mayor competencia en el estado.

En una economía planificada, tiene como fuente de inspiración la filosofía marxistas-leninista, que rechaza la propiedad privada sobre los medios de producción. Aquí el estado toma todas las decisiones importantes para el país relacionadas con la producción, servicio, distribución y precios de los productos básicos, regulado por un plan económico. El gobierno es dueño y opera los factores de producción; este tipo de sistema económico suele conocerse como comunismo. Si bien este tipo puede tener como resultado un tiempo de reacción más lento para las necesidades del consumidor porque es operado enteramente por el gobierno, permite el uso de todos los recursos disponibles para el desarrollo de producción. El estado se encarga de la producción por medio de las empresas estatales.

Las economías mixtas son aquellos que, estando básicamente en la esfera económica capitalista, integran algunos aspectos propios de sistemas de economía planificada o socialista.

Aunque en todos los países del mundo el Estado interviene en la economía en mayor o menor medida, en este sistema hay un cierto equilibrio entre el papel de la empresa privada y del mercado, y por otro lado, el papel del Estado como agente regulador de la economía, y lo hace por medio de la planificación central, es decir que plasma todo lo que se quiere llegar a obtener, se marcan las metas y objetivos en un plan económico de desarrollo.

La propiedad de los recursos productivos se reparte entre el Estado y los particulares. Hay libertad de empresa y existen empresas públicas y empresas privadas.

Existe el mercado libre, regido por la ley de la oferta y la demanda, pero en ocasiones está regulado por normas del Gobierno, que interviene en el mercado fijando cupos de producción y venta de productos, marcando precios mínimos o máximos, regulando el salario mínimo, otorgando subvenciones a las empresas o a los consumidores, etc.

El estado actúa como empresario publico en áreas productivas y de servicios estratégicos y como rector y planificador de las acciones y sujetos económicos.

Los Estados tratan de disminuir, en mayor o menor medida según sea la ideología política de los gobiernos, las diferencias sociales y las desigualdades originadas en el sistema económico capitalista por las contradicciones entre propietarios del capital y trabajadores, regulando las condiciones de trabajo y el salario mínimo de los obreros y estableciendo sistemas progresivos de impuestos que gravan las ganancias de las empresas y las rentas más altas. El fin de todo ello es redistribuir la renta entre diferentes grupos sociales por medio del cobro de impuestos, los subsidios o las subvenciones.

Los perfiles definitorios de las economías mixtas contemporáneas apuntan a equilibrar el papel protagónico del estado con las exigencias mínimas de funcionamiento de un mercado que refleja en mayor o menor medida garantías individuales para producir, distribuir y consumir bienes y servicios.

En la legislación española se ve claramente que tiene una economía mixta debido a que la intervención del estado esta plenamente legitimada a largo del texto constitucional, sin embargo no tiene un parámetro claro para determinar en función del interés general cuando una empresa debe operar bajo régimen de propiedad privada, bajo una planificación indicativa o entregarla a la autogestión de los trabajadores.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s