Las neuronas encantadas.

Unknown-1.jpeg

 

Thania Guevara S.

La música, por oposición  [al lenguaje] no expresa nada directamente. Puede sugerir, suscitar un sentimiento, un estado de ánimo, alcanzar el subconsciente , ampliar las capacidades oníricas,  y todos estos son poderes inmensos: ella no puede de ninguna manera “decir”, informar con precisión.
Oliver Messiaen.

Gracias a Gedisa tenemos la oportunidad de compartir con ustedes esta obra escrita a modo de entrevista con tres destacados personajes: Pierre Boulez quien fue un famoso director de orquestas, Jean-Pierre Changeaux, neurobiólogo, y Philippe Manoury, musiólogo, logrando así un diálogo nutrido por estas tres disciplinas.

El libro cuenta con siete capítulos. Me gustaría compartirles el primero pues sitúa el marco del problema “¿qué es la música?”, aunque, por supuesto, la invitación a acercarse a esta obra, les permitirá disfrutar una discusión sobre, por ejemplo, “Las paradojas de lo <<bello>> y las reglas del arte”, “Darwin en la cabeza del compositor” y “Creación animal y creación científica”, por nombrar algunos de los temas tratados.

Cuando pensamos en música quizá nuestra primera relación conceptual sea el del disfrute, el placer. Por eso, cuando nos aventuramos a conceptualizarla, se podrá decir de ella que es “el arte de seleccionar los sonidos y ponerlos en relación unos con otros”, pero como señala Boulez esto es una descripción parcial, sería reducirla a una práctica artesanal, la música  es algo más.

Changeaux afirma que lo que distingue a la música de las demás artes, es que ella requiere de “la escucha atenta, y “transfigura” el tiempo que transcurre por la delicada alquimia que se opera entre el ritmo, la melodía y la armonía”. Y con ella “no se comunican sólo racionalidades, sino también emociones que se propagan en el seno del grupo social y que son en sí mismas evocadoras”. La música invade el tiempo y el espacio y transmuta sentires y pensares, no por nada, es de las bellas artes favoritas.

Este arte, como todo lo demás, ha evolucionado con el tiempo. La manera en la que se transmite ha variado, diremos por ejemplo que, la altura de los sonidos es media por Hertz y su duración en milisegundos, el equipo electrónico ha venido a revolucionar su formato de presentación. Ellos se cuidan de poner en duda las ventajas de la tecnología, si acaso, nos dicen cómo músicos actuales pueden acercarse a unos matices antes desconocidos, “la música gana con esto, pues las posibilidades que ofrece un ordenador se abren a la adquisición de intervalos no sólo completamente inusitados -e, incluso, inauditos-, sino literalmente irrealizables en la música instrumental.

Vemos pues que antes que otorgar definiciones planas, la discusión establecida entre estos hombres, nos permite llegar a discusiones actuales sobre el estado de la música, discuten también acerca sobre si hay algo innato o adquirido en la experiencia musical, representa un deleite contrastar sus conocedoras opiniones y más que leerlos, nos permite escucharlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s