El búho y la serpiente: Ensayos sobre la Filosofía en México en el siglo XXI de Guillermo Hurtado

Por Michel Morales Salazar

guillermo-hurtadoEn el presente trabajo expondré las ideas respecto de la filosofía en México y la filosofía mexicana de Guillermo Hurtado, así como algunas opiniones mías de este tema tan interesante que abunda Hurtado. Al principio nos pregunta ¿Existe la filosofía mexicana? Claramente la respuesta es afirmativa, el conflicto que encontramos aquí es que muchos creen que no la ha habido y que no es necesaria una filosofía mexicana puesto que esta es universal; se ha considerado también que el filósofo mexicano debe ser reconocido por buen filósofo, por hacer filosofía que se ajuste a los criterios internacionales y no por mexicano. Hurtado cree que es necesario que haya buena filosofía en general, para rescatar a la cultura nacional. Me agrada en esta parte que comenta que México necesita no sólo de buena filosofía en general sino de buenos filósofos mexicanos, siento que busca retomar ese nacionalismo del que gozan otras naciones y que por así decirlo “levantan su autoestima” y mejoran su calidad en muchas áreas, entre ellas la filosofía. Dice que la filosofía mexicana para que en verdad sea filosofía debe de partir de un análisis de su entorno, de su realidad, en resumen, que sólo hay que “echarle un ojito” al México real para darnos cuenta de que existen bastantes temas de los cuales echar mano para filosofar, pone por ejemplo la pobreza o la destrucción del medio ambiente; el ser humano siempre se ha preguntado el origen de las cosas y sus respuestas siempre han variado dependiendo de las circunstancias en que se encuentre. Motiva a los próximos filósofos mexicanos a preguntarse y a responder de acuerdo a las circunstancias, personales, de vida, de tiempo, pone de ejemplo a filósofos como Platón y Kant, y dice que hacer propias las preguntas de ellos dos es responderlas de acuerdo a las circunstancias contemporáneas que se están viviendo, de ese modo se hace filosofía mexicana.

9789703249350También atiende a la idea de la originalidad de un filósofo por supuesto que esta debe originarse en quien plantea la pregunta o la idea original. Para mí es muy bueno que quiera incitar al pensamiento crítico para generar ideas, para crear una filosofía mexicana, yo creo que el problema y el mismo lo aborda más delante es primera los criterios establecidos para filosofar (idioma) y el otro la discriminación a la que se enfrentan en otros círculos internacionales en los que se cree que los latinoamericanos no pueden tener filosofía simplemente porque no se tiene ese nivel que en países del primer mundo. Es por eso el énfasis que yo le hago al nacionalismo mexicano, este debe ser implementado desde sus raíces para tener una buena filosofía cimentada en un futuro en los problemas que rodean a México, y así incitar a los mexicanos que hagan filosofía a no sólo alimentarse de las filosofías del mundo sino a nutrir a la nuestra. Además de la originalidad en la filosofía mexicana propone el funcionamiento de prácticas e instituciones que generen y sustenten diálogos críticos y rigurosos ya que sin esto tendremos según él una genuina filosofía mexicana que no sería ni buena filosofía. Él tiene la convicción de que en México existen los elementos para seguir creando filosofía y que lo único que falta es trabajarla. Más abajo en las notas bibliográficas pude leer una anécdota de Laura Benitez Grobet en la que cuenta que en los años de 1960’s con Ricardo Guerra como Director de la Facultad de Filosofía y Letras se suscitó el debate sobre si “Filosofía en México” debía existir o no como asignatura en la licenciatura. A mí me causa un poco de intriga la infravaloración que se le daba a esa asignatura, porque ella relata que muchos se pusieron en contra de la asignatura y me pregunto ¿por qué no mejor estar a favor de la existencia de dicha asignatura, sobre todo si la consideramos a la luz de las formas de estudiarla que propone Hurtado, por supuesto que son dos momentos diferentes la anécdota y los métodos de enseñanza de Hurtado, pero sería bueno dejar de lado ese malinchismo que tenemos hacía lo que sea que no sea nuestro.

Dentro de las formas que Hurtado propone enseñar a la filosofía mexicana se encuentran figuras del virreinato como Sor Juana Inés de la Cruz o figuras como José Vasconcelos, Antonio Caso, Luis Villoro, Leopoldo Zea, entre muchos otros más que podemos encontrar en nuestra historia. Propone estudiarla a la luz de obras como Creer, saber y conocer o el Tratado de la Hermenéutica Analógica, pero no sólo abordar eso, puesto que España forma parte de la historia de México podríamos correlacionar con la filosofía hispano-americana como la de Ortega y Gasset, entablar diálogos con filósofos de Argentina, Perú, Colombia (Iberoamérica). Plantea que para que una filosofía sea mexicana debemos plantearnos tres preguntas ¿Qué fuimos? ¿Qué somos? ¿Qué queremos ser?

imagesComo conclusión puedo expresar que me agrada la idea de hacer filosofía mexicana trascendental, buena filosofía mexicana, el nacionalismo y tradicionalismo para analizar que expresa en cada página, el problema es que a veces es muy complejo hacer lo que él trata de implementar, por ejemplo, la lógica en escuelas de bachillerato es buena idea, de hecho se trata en muchas escuelas pero no en todas se aborda la materia con la suficiente pasión por enseñarla, aunado a eso el desinterés de los jóvenes en aprender esos temas. ¿Podremos lograr estos objetivos y propuestas planteadas en este libro? Sólo con trabajo constante y paciencia para ver los resultados a largo plazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s