Golpes Queditos

Por Adriana Ortega Luna

Uno de los temas que ha estado en boga en los últimos meses en nuestro país es la Reforma Educativa que se aplicó en este sexenio y que ha causado gran controversia, ha sido tema de análisis y debate, así como de múltiples manifestaciones de parte de sectores del sindicalismo magisterial, principalmente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)

images-1Pero, ¿por qué el conflicto?; como en todo, no podemos ver sólo el blanco y negro, sino que entre ellos se extiende toda una gama no sólo de grises, sino de múltiples colores que deben interpretarse, esto si queremos tener un acercamiento más objetivo al problema.

Esta Reforma tuvo su origen en el llamado Pacto por México que impulsó el Presidente Peña Nieto como una de las líneas de transformación del país, y que signaron los líderes de los principales Partidos Políticos, comprometiéndose a mejorar la calidad educativa, con la eterna consigna de los políticos en turno: catapultarnos finalmente al primer mundo.

El 25 de febrero de 2013, Peña Nieto promulgó la Reforma Educativa y el 10 de septiembre tres decretos reformando la Ley General de Educación, la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y la Ley General del Servicio Profesional Docente.

Pero la Reforma, más allá de centrarse en la prometida mejora de la educación en el país, resaltaba por sus tintes laborales, pues afectaba de manera sustancial las condiciones de trabajo de los docentes y restringía derechos importantes a los Sindicatos, entre ellos el control de las plazas que tan millonarias ganancias, políticas y económicas, les habían redituado a los líderes sindicales. Evidentemente no se hizo esperar la reacción ante tan fuertes intereses.

imagesLos sindicatos magisteriales, han sido históricamente de los más poderosos del país, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) siempre ha estado a favor de las políticas de gobierno; la ruptura entre su lideresa vitalicia, Elba Esther Gordillo y Peña Nieto, que resultó en el “encarcelamiento” de ésta, puede interpretarse más bien como un acuerdo conveniente para ambos, pues la política seguida por el SNTE no ha cambiado en ningún sentido.

Si bien la CNTE, se ha caracterizado por sus acciones contestatarias y más acordes con la llamada “izquierda”, no es exactamente así, a mi parecer lo que está en el fondo de las pugnas por la Reforma Educativa es una lucha política por el poder, como suele ocurrir generalmente en casi todo.

Pocas son las relaciones, incluso las personales, de las que no podamos señalar que hay una lucha de poder, en distintos grados y no siempre con resultados negativos, pero cuando hablamos de política, siempre estará tras el escenario un conflicto de poder.

La CNTE manifiesta su inconformidad principalmente argumentando la tendencia laboral de la Reforma Educativa, lo cual es cierto, pues dicha Reforma, no atiende graves y elementales problemas de la educación como es el aumento de presupuesto para las múltiples carencias que hay en la educación; plantea principalmente una evaluación de los docentes, pero en cuanto a su formación y actualización, se limita a meros cursillos de capacitación para presentar su evaluación. En recientes fechas, las autoridades presentaron el llamado nuevo “modelo educativo”, del que de manera muy general puedo comentar, no vincula la teoría con la práctica, se queda en el papel como muchos otros proyectos de nuestro gobierno.

Tampoco hay nada relacionado con la mejora salarial de los docentes, siendo una de las profesiones más desgastantes que hay y mal pagadas.

Uno de los puntos álgidos es la evaluación docente, el año pasado tuve oportunidad de ver algunos exámenes que se aplicaron a docentes de educación básica, y me sorprendió el diseño de estos, que si bien incluían preguntas sobre conocimientos generales y de práctica docente, igualmente se incluían preguntas sobre la normatividad y legislación que no se entendía bien a bien el por qué se insertaban en una evaluación de este tipo; uno de los reclamos de los docente es que estas evaluaciones tienen un carácter punitivo y no formativo, como se supone debiera ser.

segobcnte.jpgSi bien en la Ley de Educación, no se contempla el despido de los docentes al no aprobar la evaluación, con tres oportunidades para ello, sino sólo la reasignación en otra plaza no frente a grupo, es comprensible la inquietud de los docentes por su seguridad laboral, principalmente de los profesores de nuevo o reciente ingreso, agregado a esto, se justifica tal desconfianza pues históricamente nuestras autoridades no suelen actuar con apego a las leyes.

Cierto es también, que es necesaria la evaluación docente, y que la CNTE es tan corrupta como lo es el SNTE, sus prácticas en la venta de plazas y manipulación de millonarias cantidades de dinero de cuotas sindicales por sus líderes es bien conocido al grado de formar parte natural del hacer político en nuestro país, verdad de Perogrullo.

La CNTE, desde la promulgación de la Reforma ha mantenido múltiples actos de protesta, entre ellos, la toma e incendio del edificio del PRI en Guerrero, el plantón de 5 meses en el Zócalo de la Ciudad de México del que fueron desalojados por la policía federal, y le siguió el plantón en el monumento de la Revolución por otros 6 meses. Tomas del aeropuerto y demás acciones que demostraron la fuerza de los docentes y que ya resultaría ocioso seguir enumerando, más no podemos omitir el hecho ocurrido apenas el pasado mayo, en el que la CNTE capturó y exhibió a un grupo de 7 directores de planteles, acusándolos de traidores a su causa y rapándolos públicamente, lo que, en cualquier circunstancia, sólo puede ser calificado como un acto de barbarie digno de las exhibiciones de los condenados en las plazas de la Francia del siglo XVIII.

Como podrá notar el lector, hasta este momento, nada he dicho sobre los niños y jóvenes mexicanos y la importancia de su educación, la razón, porque a ambos bandos les importa un bledo, como dije, el asunto del conflicto es una cuestión de poder: quién controla las plazas, ese es el poder de un sindicato; a quién vendemos nuestros votos, eso es lo que el gobierno pretende controlar. ¿Y la educación?, para qué, los jodidos siempre serán jodidos, contestarían nuestros políticos y sindicalistas.

Pero como dije, no todo es blanco o negro, hay otros factores que se entrelazan en este drama; en los últimos meses la CNTE se mantiene en huelga indefinida y ha habido algunos acercamientos con los funcionarios del gobierno peñista. Antes del período vacacional de verano vimos varias acciones coordinadas en muchos de los Estados del país, seguramente nuestros funcionarios prendían veladoras y se encomendaban a cuanto santo conocían para que llegara la tregua de las vacaciones, pues el posicionamiento de la CNTE iba en aumento y se acrecentaba la participación de los padres de familia y algunos sectores de la sociedad, intelectuales, estudiantes, etc., quienes, en general, manifestaron su apoyo, si no explícitamente a la CNTE, sí a los “profesores”, así, de forma genérica, pero, cómo se dio esto.

Me parece que el movimiento magisterial supo vender bien a la sociedad los graves defectos de la Reforma Educativa y sus simulados objetivos, se informó a los padres cómo les afectaría el tener que responsabilizarse de acciones que al gobierno corresponden y la apertura, o por lo menos coqueteos, que dicha Reforma podría tener con la privatización de la educación.

Agregado a lo anterior, se conjuntaron muchos descontentos de la ciudadanía, el fracaso evidente de las reformas estructurales mal paridas del Pacto por México, la grave situación económica en la que se encuentra nuestro país representada en el aumento del dólar, la caída de los precios del petróleo y sobre todo el aumento de los millones de pobres en el país, la cada vez más precaria situación de la clase media, si es que aún existe, vinieron a encontrar una salida en el movimiento magisterial.

Los constantes escupitajos a la cara que la familia presidencial nos hace con su ostentación y descarado robo al Erario, han movido conciencias que encontraron abrigo en la causa de la CNTE, quizás esa es la parte más positiva de esto, pero es poco probable que esas llamaradas se conviertan en una hoguera, porque recién iniciado el ciclo escolar, los padres exigieron la atención de sus hijos, los ciudadanos regresamos a la histeria del tráfico y ya no nos gustó eso de la cerrada de avenidas por manifestaciones, somos rebeldes de temporada: que por los 43, que por los Zapatistas, que por la Huelga de la UNAM 90’s, pero ya comentaré esto más adelante.

Es recurrente la torpeza del Presidente a quien se vapulea con toda facilidad, y la incompetencia de sus funcionarios, particularmente de su Secretario de Educación, quien ha mostrado una cerrazón y autoritarismo nada conveniente para la situación que se atraviesa.

¿Qué hacer, hacia dónde inclinarnos?, difícil dar una respuesta sin caer en la simplicidad.

Creo que uno de los principales problemas de México es justamente el rezago educativo que no permite a la población poder tomar las decisiones más convenientes, no hay una cultura de la actuación ciudadana, del cómo participar, somos contradictorios: estamos en contra de la contaminación, pero no nos resignaríamos a dejar nuestros autos; estamos en contra del abuso y la desigualdad, pero educamos a nuestros hijos en la competencia y la búsqueda del éxito como lo esencial de nuestra existencia; exigimos respeto, pero bloqueamos la entrada del vecino.

No siempre es porque así lo queramos, sino que el sistema nos engulle y nos niega la oportunidad de elegir. Agregado a lo anterior, nuestra capacidad de elegir como colectivo se ve limitada por nuestro bajo nivel educativo, somos un pueblo esencialmente ignorante, acostumbrado a los “golpes queditos”, ejemplo de ello, que no quiero dejar de comentar, es el reciente escándalo del plagio de la tesis de Peña Nieto, acto sórdido que personalmente no creo haya cometido el Presidente sino quien le hizo la tesis pues lo considero incapaz de escribir más allá de un párrafo; pero retomando, es clara la intención de esta exhibición del Presidente, política por supuesto, pero es innegable que es un asunto intrascendente comparado con el resto de pillerías de este personaje, que muestra esto que llamo los “golpes queditos”, actuar como guacamayas escandalosas graznando ante esto y aquello, aprobando y desaprobando en Facebook, pero sin lanzarnos a una auténtica acción.

Qué más da si plagio o no, mis preguntas son, COMO COLECTIVO: por qué permitimos que lo de la Casa Blanca quedará impune, cómo es qué ganó un Presidente cómo Peña, porque estoy convencida de que efectivamente ganó la elección; por qué no fuimos capaces de aplicar por lo menos el voto de castigo y darle oportunidad a Obrador, independientemente de las críticas de las que es merecedor; cómo es posible que hayamos regresado al PRI a la silla presidencial; por qué nos ponemos en contra de quién se atreve a manifestarse cuando ni siquiera pestañeamos ante las órdenes abusivas de un jefe; y muchas otras para las que tengo una respuesta, de entre muchas que seguramente hay: EDUCACIÓN, el problema es la educación, por desgracia a nuestros líderes, gobierno o sindicatos, es lo que menos les importa.

Pareciera una respuesta simplista, más considero no lo es, porque educación implica muchas cosas, no sólo es adquisición de conocimientos y cultura, es una actitud ante los otros, que comienza por el reconocimiento del otro, de su existencia, el reconocimiento como mi semejante con derechos iguales a los míos; estoy convencida que nuestra existencia sólo toma sentido cuando somos conscientes de esta situación del otro, y se ve mermada cuando negamos ese reconocimiento o nos es negado, porque significa la negación del ser y esto imposibilita cualquier relación civilizada.

Noticias como la del sujeto que invadió el carril de bicicletas, intentó arrollar al ciclista, lanzó por los aires su bicicleta, son escenas que nos muestran con toda claridad esta negación del otro, individualismo exacerbado que seguramente no nos conducirá a nada bueno, y lo más grave, una ley débil y autoridades del mismo talante quienes debiendo poner una sanción ejemplar (por lo menos el tratamiento psiquiátrico obligado, la labor social y el retiro de la licencia) seguramente resolverán con base en el tamaño del soborno.

Y muchas otras muchos más graves y terroríficas historias de este nuestro país, que no hay tiempo ahora de comentar. Estemos atentos de lo que pasará con el movimiento magisterial, ¿podrá aglutinar los muchos descontentos y frustraciones que tenemos?, ¿nos daremos la oportunidad de arriesgarnos?, ¿seremos capaces de reconocernos como colectividad y actuar en ese sentido? o seguir

segobcnte.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s