Una habitación propia

Por Nadia Estephany García Constantino 

9788420671727Una habitación propia es una obra literaria de Virginia Woolf en la que trata la relación de las mujeres con el mundo literario. Reflexiona sobre el papel de las mujeres en la historia de la literatura. Su habilidad para narrar nos invita al mundo en que ella se sumergió para poder hacer observaciones sobre el trabajo y la vida de escritores clásicos, algunos de ellos son: las hermanas Brontë, Jane Austen, William Shakespeare y su hermana ficticia.

En su obra habla de la novela y de manera genérica de la mujer, lo cual provoca que su obra se vuelva más profunda. Habla de las mujeres desde siempre y de todos los obstáculos que ellas han tenido que enfrentar a lo largo de la vida. Habla de que las mujeres también son seres humanos, que necesitan libertad, emanciparse, ser independientes y menciona puntos importantes que actualmente son solicitudes para las mujeres.

Cita ejemplos de hombres que están arremetiendo contra las mujeres diciendo que son seres inferiores. Se pregunta por qué las mujeres no tienen dinero al igual que los hombres, por qué las mujeres nunca han podido tener negocios y generar riqueza para poder pagar becas en las universidades, en las cuales podrían estudiar las mujeres en las mismas condiciones que los hombres.

imagesMenciona que las mujeres siempre se la han pasado teniendo hijos, cuidando la casa, que el ser ama de casa es un trabajo que no se remunera y si lo fuera los hombres administrarían el dinero ganado por ellas.

Hace referencia a que las mujeres escriben novelas porque es algo que no necesita de un espacio libre de ruido, debido a la poca concentración que se requiere. Narra la historia ficticia de la hermana de Shakespeare, con las mismas inquietudes y talento que él, pero sin la oportunidad de sobresalir, simplemente por ser mujer.

Por su parte, el título en sí mismo es una metáfora gigantesca. Una mujer que quiere escribir lo que necesita es libertad y es lo que simboliza esa habitación propia. De manera evidente que también se necesita independencia económica, lo cual reitera al hablar en primera persona y contar que cuenta con 500 libras al mes, dinero que su tía le había heredado.

Después de polemizar acerca de los valores y de los puntos de vista masculinos y femeninos en la novela, Virginia Woolf nos plantea un esbozo ideal de un plano del alma en el que hay dos poderes: el masculino y el femenino. El estado ideal para escribir, dice, sería el de la fusión de ambos, donde los dos poderes puedan vivir juntos en armonía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s