La promesa que es Peña Nieto

Por Cristina Abigail Velásquez González

En lo que va del sexenio de nuestro presidente las manifestaciones, los escándalos, la falta de congruencia en el discurso de las oportunidades, las desmejoras a través de las reformas estructurales nos han dejado claro, que la imagen producida por el grupo de poder que Enrique Peña Nieto representa es insuficiente. Impunidad, falta de conocimiento para ejercer correctamente el mandato del país, olvido de las clases más pobres y menos vulnerables, muertes de miles de personas que trata de “tapar” con noticias (importantes para él, su gabinete y personas que lo rodean) del día a día.

08-_40v9959-1024x683De manera reiterada, durante sus elecciones, incluso durante el primer día que tomó cargo de su mandato, gran parte de la población se manifestaba, desde el #yosoy132 hasta los pueblos del sur y el norte, estaban inconformes con la designación de nuestro presidente que, aparte de la maquinaria que existe detrás de él, es un símbolo de la decadencia que nuestro país atraviesa.

Desde su falta de cultura (no se me dejara mentir, podemos ver en videos de internet las constantes burlas sobre las declaraciones del presidente) hasta la falta –lo que es más grave– de estructura política. En realidad, su línea siempre fue clara, atraer a las masas con carisma superficial, promesas con el discurso progresista de cambios a corto plazo, de mayor productividad, pero ¿qué refleja realmente nuestro mandatario? Según noticias recientes, en el plano económico, México atraviesa crisis y desconfianza a nivel internacional*

Es cada vez menos la Inversión Extranjera Directa que en los sexenios anteriores, durante los primeros tres años del sexenio de Vicente Fox, del total de IED que ingresó al territorio mexicano, 65% correspondió a nuevas inversiones, en el mismo lapso, pero de la gestión de Felipe Calderón es porcentaje de esos recursos disminuyo a 53% y para la administración de Peña Nieto sólo represento 38% de esos recursos. La población atraviesa una crisis laboral disfrazada de reformas energéticas y educativas. Las noticias diario anuncian más muertes, más faltas a la legalidad, más decontento social, ¿Qué no la propuesta inicial de Peña era hacer avanzar al país de su rezago internacional? ¿Cómo lo ha demostrado? Con los escándalos como los 43 normalistas de Ayotzinapa, con lo más altos índices de inseguridad que a ningún otro sexenio se iguala. Queda claro que la definición del presidente acerca de progreso, queda limitada de aspecto comercial, a la producción de mano de obra efectiva, lista para trabajar bajo condiciones miserables de seguridad social. La sociedad mexicana resiste –como puede- ante el ímpetu por destrozar los últimos mecanismos que nos quedan de certeza. Una y otra vez, día tras día la constitución es modificada ampliando la ambigüedad e incertidumbre, dejando al juicio del juzgador la resolución de una sentencia, pero… ¿en México a quién pertenecen los derechos? A quien puede pagar por ellos o intimidar más.

La promesa de Peña Nieto es la siguiente: producir mano de obra, venderla al mundo al más bajo precio, tapar la verdad con noticias “buenas” que suceden al día y que Televisa las transmita, aumentar los precios de productos básicos (así del petróleo, gas, gasolina, verduras, frutas) y así seguir evitando que las comunidades más vulnerables puedan tener acceso a este tipo de productos. Cosas verdaderamente importantes como el aumento del Salario Mínimo General son por lo que debería ver y velar, es una miseria lo que gana la gente en la provincia, y no únicamente ahí, también en la ciudad o parte urbanizada la gente es explotada y no ve un aumento en su salario, mientras que los funcionarios y servidores públicos gozan de un salario bastante remunerado, sin hacer nada, por ejemplo, los legisladores del Congreso de la Unión e incluso los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

imagesSabíamos que Peña no era la mejor opción para ser presidente, entonces ¿Qué pasó? Se vendió, literal, con despensas que daba a las familias más necesitadas, regalando vales al por mayor e incluso ropa. La propaganda de su campaña se financió con recursos del Partido Revolucionario Institucional, y ¿quien dice que no? también con dinero de su esposa Angélica Rivera “la gaviota”, quien también tiene bastantes chismes o rumores como por ejemplo la casa blanca que supuestamente obtuvo con “dinero de su esfuerzo y dedicación” como actriz en Televisa, ¿quién gana tanto dinero como para comprar una casa así con “el trabajo”? Fue una respuesta bastante absurda y tonta.

Peña tiene en su gabinete a todos sus amigos; estamos en un país en el que los titulares de las Secretarias de Estado son los íntimos del Presidente, personas como Virgilio Andrade, quien fue nombrado titular de la Secretaría de la Función Pública, la cual estuvo extinta durante el sexenio de Felipe Calderón y Peña Nieto decidió “reaparecer” el 3 de febrero de 2015 (por cierto, Virgilio renuncio a este cargo el 18 de julio del presente año) el propósito de Peña al reaparecer está Secretaria era reforzar los procesos de control, fiscalización y auditoría para que se apegaran a la ley, no encuentro ninguna razón o justificación suficientemente buena para su reaparición, y así, durante los casi 4 años de lo que lleva de su sexenio se la ha pasado removiendo y asignando a nuevos cargos a sus amigos, tal es el caso del Secretario de Salud, también, el Dr. José Narro Robles, que no pasó mucho tiempo de que dejara la rectoría en la UNAM y ya era nombrado titular de la citada Secretaria.

Ahora me cuestiono, ¿qué podemos esperar de él para los 2 años restantes que quedan de su sexenio? Mas corrupción, más muertes, más pobreza, más desigualdad de empleos, nos está llevando a la perdición, no se puede esperar nada de una persona que plagia su tesis, si, la noticia del momento, lo que hizo fue utilizar las ideas de diversos autores, a los cuales no tuvo la molestia y amabilidad de citar, en otras palabras, “se fusilo esas ideas”

En este momento rescatar al país es una mera ilusión que podríamos tener los mexicanos, Peña no puede dejar al país peor de lo que ya está. Este próximo 1° de septiembre rendirá su cuarto informe de gobierno, el cual promete ser diferente y sostener un encuentro con jóvenes de todo el país con quienes pueda tener una conversación, con quienes pueda compartir lo que el gobierno ha venido haciendo en estos 4 años, según él. ¿Qué platica puede tener este señor con jóvenes, si no lo hizo con los papas de los 43 normalistas de Ayotzinapa? No le dio importancia.

La promesa que era o pudo llegar a ser Peña Nieto quedo atrás, al pertenecer al PRI y hacer sido gobernador del Estado de México, cargo durante el cual también hubo bastantes muertes y homicidios, así el caso “Paulette” el cual nunca se resolvió, y hasta la fecha sigue igual, sin saber quién mato a la niña y él no hizo nada para tratar de resolverlo, pero también se dice que fue una “cortina de humo” para tapar lo que realmente pasaba con un gobernador.

No queda de otra, México tendrá que aguantar 2 años más de gobierno, de robo, de estafa y corrupción. Solo espero que no nos lleve a la banca rota o a la perdición económicamente, más de lo que ya estamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s