Apología de Sócrates

Por Víctor Correa Machorro

A lo largo de la existencia del hombre pensante, siempre ha habido hombres adelantados a su época, visionarios de sus tiempos que decidieron emanciparse de los canones predominantes para convertirse en un paradigma histórico. Uno de estos casos fue el de Sócrates quien fue acusado y encontrado como culpable por corromper a la juventud griega.

socrates-muerte.gifLa apología comienza con Sócrates frente a la asamblea, él está siendo acusado por ir contra las buenas costumbres y no conforme con eso impregnarlas en la juventud, en su defensa el filósofo plantea que las acusaciones son infundadas y es importante señalar que declara que para su defensa renunciara a su gran oratoria y elocuencia, usando un estilo de lenguaje cotidiano pues quiere que lo que convenza a los jueces sea la verdad sustancial y no su espléndida retórica

Las primeras acusaciones que se le imputan son las de cobrar por la enseñanza a lo que él responde que él solo se dedica a conversar y a reflexionar con los jóvenes y que de ningún punto de vista esto es enseñanza.

Además el añade que se ha dedicado a conversar con distinta gente que se presume sabia debido a que el oráculo de Delfos pronostico que él era el más sabio entre los sabios y al comenzar a hablar con estas personas puedo darse cuenta que dicha sabiduría solo era una falsa presunción y al comunicárselo a estas personas que gozaban de status comenzó a ganarse detractores.

Otra de las acusaciones que se le hacen es como se mencionó previamente fue la de corromper a los jóvenes a lo que responde que es falso pues ninguno de sus jóvenes seguidores o padres de estos han presentado denuncia alguna. Expone que tanto es así que por lo contrario tiene testigos que hablarían en su favor, sin embargo, no quiero invocarlos a su favor.

Desde luego en un juicio a un hombre como este no podía faltar el tema religioso, pues la religión se ha encargado de perseguir a hombres ilustres a lo largo de la historia.

Se le acusa de no creer en los dioses de la polis y de tener sus propios cultos, es decir, adorar a los demonios a lo cual Sócrates realiza un análisis de la naturaleza de los demonios sosteniendo que son una especie de hijos de los dioses, bastardos desterrados por los dioses debido a que estos se rebelaron y perdieron siendo ahora los antagonistas de las deidades. Es por eso que al final de la historia estos demonios solo son resultado de las divinidades por lo cual no existe ningún tipo de paganismo.

images-1A lo largo del juicio Sócrates usa su método de la dialéctica para refutar las acusaciones pues después de que se le planteaba una preposición este hacia una serie de preguntas con el objetivo de depurar y analizar la premisa revisando sus consecuencias y comprobando si coincidía con los hechos conocidos.

Para este momento Sócrates sabe que el riesgo de su labor es sumamente peligrosa pero él cree firmemente en lo que hace y aunque en Grecia lo único que quieren es que él sea más mesurado, Sócrates no está dispuesto a esto pues dejar de pensar para el seria como dejar de vivir “una vida sin reflexión no merece ser vivida”.

Su objetivo es comportarse de una manera justa y verdadera, algo como alcanzar el nirvana desde el punto de vista budista, es así como tiene decidido no dejar sus ideales aunque le cueste la muerte.

Sócrates increpa a los jueces por su conducta tan materialista, pues dice que debido a esto se han olvidado de lo realmente importante como lo es cuidar y cultivar el alma.

Mientras el hombre se preocupe por cosas (desde su punto de vista banales) como el éxito, fama y fortuna su vida estará cegada por la ignorancia y nunca conocerán la verdadera virtud.

Él sabe además que si es condenado a muerte, se estará cometiendo un error al condenar a un hombre justo y que la Polis estará sufriendo una degradación en sus valores ya que cree que ningún hombre podrá seguir con el trabajo que el estaba llevando a cabo.

adqatsocratesstatue-01.pngOtra de las características de Sócrates es que el nunca busco la fama por medio de su retórica su objetivo siempre fue buscar la justicia sin importar otros elementos como el ser perseguido o señalado, es por eso que no evita mezclarse con asuntos políticos ya que los intereses en juego son muy oscuros y probablemente sería perseguido y asesinado.

Finalmente al término del juicio, hay una paridad de opiniones que al final es decantada por solo seis votos a favor de la condena a muerte.

Él sabe que está siendo condenado injustamente, sin embargo, no pide ningún tipo de indulto pues prefiere ser fiel a sus principios, de lo contrario se estaría traicionando a el mismo, prefiere morir con dignidad y cultivar su alma hasta el último momento en lugar de prostituir sus principios.

En lo que son prácticamente sus últimas palabras predice que el pueblo se levantará contra la Polis y que los que lo condenaron tendrán un castigo peor que al que a él le están dando.

Sócrates agradece a los jueces que creyeron en él y manifiesta que está en paz consigo mismo ya que años de reflexión lo han llevado a tener un autoconocimiento y paz que lo ayuda en ese difícil momento.

Finalmente hace una evaluación de lo que es la muerte y con razón dice que no le tiene miedo pues es algo que no ha vivido y por lo que no le puede generar miedo ya que es un desconocimiento total. Sostiene que la muerte puede ser la nada absoluta o solo el paso a otro estado.

Es así como da su última lección de ética anteponiendo la virtud del alma ante cualquier otra cosa material y siendo probablemente uno de los pocos seres humanos que pudo alcanzar una plena paz espiritual.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s