Feminismo Contemporáneo versos Equidad de Género

Por Paul Villalpando Zumaya

Parece ser que hemos superado aquella frase del filósofo alemán sir Arthur Schopenhauer que se refiere a la mujer como un ser de cabellos largos e ideas cortas. Por lo menos en la metrópoli. En nuestros días, si bien aun no conseguimos ser una sociedad que respete plenamente a prójimo por el hecho de ser de determinado género, sí se puede hablar de cierta evolución y mejoramiento de las condiciones que en el caso concreto se ha destinado al género femenino. En este texto me propongo analizar un tema que actualmente tenemos inmerso en las escuelas, en los taxis, en el metro y hasta en el sanitario. Ese tema es la Mujer, la equidad de género, el feminismo, las nuevas política públicas y como se relacionan entre sí.

Unknown.jpeg ¿Cuál es la razón de ser del feminismo? Esta pregunta es relevante ya que a partir de este movimiento social, que tuvo y tiene lugar a nivel internacional, nace como una respuesta de hartazgo por las condiciones tan injustas que las mujeres tenían que soportar por el simple hecho de serlo. Simone de Beauvoir, describe muy clara y vastamente la realidad de la mujer en el siglo XX en su obra El segundo sexo[1]. Ella propone una dualidad (donde se refiere a la otredad) entre hombre y mujer, que en algún punto de la historia el primero somete a la segunda y que desde ese momento la mujer ha vivido en un estado de sujeción que le ha provocado una disminución de derechos y libertades. En este texto no se va a analizar en qué momento o por qué razón la mujer llegó al punto de ser inferior al hombre, lo que nos interesa es reconocer que efectivamente la mujer no ha tenido las mismas oportunidades que el hombre y que muchas veces se ha visto violentada y privada de derechos. Los ejemplos más sencillos y esclarecedores son los cuestionamientos sobre dónde se encuentran las mujeres en la historia, en la filosofía, en las ciencias, en la política. No existen. Al día de hoy, muchos libros de historia continúan sin reconocer el trabajo de las mujeres en muchos ámbitos. Por ejemplo, en Introducción a la Filosofía[2] un texto del filósofo y académico Ramón Xirau, publicado en 2014, no le pareció que en veinticinco siglos de historia en la materia haya habido una mujer relevante en la filosofía. Ni una sola.

 Ahora, retomando que vivimos una época “progresista”, que respeta y defiende los derechos humanos, que busca la equidad de género, entre otras cosas, cabe destacar el poco sentido de las nuevas políticas publicas que se han estado implementando en los últimos años y que no parecen detenerse. Primero, el cambio de reglas en los congresos en aras de la paridad de género donde obligatoriamente cincuenta de cada cien personas han de ser mujeres. Por el simple hecho de que son mujeres. Y todas estas nuevas políticas y acciones afirmativas en efecto tienen una razón de ser vaída. [3]Éstas afirman que existen ciertos grupos que históricamente han sufrido de una desigualdad estructural y que por ello aunque se esfuercen igual o más que aquel que no se encuentre en ese grupo no podrá alcanzar las mismas oportunidades. Lo mismo ocurre con el vagón exclusivo en el transporte público, entre otras cosas. Esta teoría que recientemente se ha puesto en práctica tiene lógica, es decir, no podemos negar que para una mujer es más difícil que le otorguen puestos importantes o que sean más susceptibles a que sufran algún tipo de acoso en el transporte público. Pr ello se crean estas defensas que combatan un poco con esta desigualdad. Sin embargo, difiero en que se ataque el problema de fondo.

 El problema de fondo es un espacio mucho más complejo que las acciones afirmativas per se son incapaces de resolver. Y ese problema es el cultural, ergo, nos lleva a analizar materia sociológica, educativa, familiar, económica entre muchas otros factores que influyen a que ni el hombre ni la mujer estén dispuestos a reconciliarse. Parece ser que entre más alejado o con mejor protección esté el uno del otro mejor va a ser el progreso en términos de equidad de género. Considero que ese no debe ser el fin. Porque otro problema del discurso actual de la equidad de género es la tolerancia. Un individuo que tolera nunca va a aceptar a su prójimo tal y como es. Está claro que necesitamos cambiar el discurso para poderle dar una dirección más saludable a estas buenas intenciones de equidad entre hombres y mujeres.

images Existe algo interesante en nuestros días que hasta hace poco no tenía tanta popularidad. Y son el sector de feministas radicales que en aras de una sociedad más “justa” y desencadenada del patriarcado falocéntrico opresor realizan vandalismo y rompen la ley a diestra y siniestra. Tenemos en cuenta que grupos de choque como estos han existido siempre y que gran parte de sus discursos están formados de falacias y demagogia; sin embargo, lamentablemente al llamar al atención (principalmente por redes sociales y otros medios de comunicación) desvirtúan un movimiento legítimo y crítico. Muchas jóvenes actualmente ve con mala cara a quien se proclama feminista o incluso ellas mismas prefieren no llamarse así, por lo mismo de no querer caer en el estigma de radical sin fundamento.

 En conclusión, quisiera mencionar que la situación de México en tema de la mujer ha mejorado mucho en los últimos años. Porque se a puesto sobre la mesa el debate y no solo eso, sino que se han empezado a hacer cambios. Eso es lo afortunado. Tendremos que ver cómo van resultado estos y analizando otras formas para mejorar nuestra convivencia en sociedad. Finalmente, quisiera agregar que hoy son más mujeres en varias de las facultades universitarias, donde antes solo se podía ver hombres. Por lo tanto, es absurdo pensar que las mujeres son entes de ideas cortas.

[1] De BEAUVOIR Simone, Le duxieme sexe, De Bolsillo (2015), México

[2] XIRAU Ramón, Introducción a la historia de la filosofía, UNAM (2014), México

[3] Cfr. SABA Roberto, Desigualdad Estructural

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s