Arbitraje Internacional

Por Samantha Rivera Flores

La solución pacífica de controversias es un principio por el que se deben regir las relaciones entre los Estados. El principio surge como complemento a otro principio de derecho internacional: La prohibición del uso o de la fuerza y, en contraposición, a la práctica común, de utilizar la fuerza militar como instrumento de política exterior.

imagesEl arbitraje se puede definir como “El arreglo de los litigios entre los Estados, mediante jueces elegidos y sobre la base del respeto al derecho. El convenio de arbitraje implica el compromiso de someterse de buena fe a la sentencia arbitral”

Para utilizar el mecanismo del arbitraje debe existir un acuerdo entre las partes para someterse a este, denominado “Compromiso arbitral” donde se manifiesta expresamente la voluntad de las partes y establece la organización del tribunal, el derecho aplicable y la competencia. O si existe un acuerdo entre las partes en el que está comprendido el mecanismo arbitral como solución de controversias (clausula compromisoria) o un Tratado, si los dos son signatarios del mismo.

La selección del árbitro o árbitros es hecha por las partes. Los tribunales arbitrales se abocan específicamente a temas de su competencia, si llegara a haber duda acerca de la competencia del árbitro, para determinado asunto, el árbitro decidirá acerca de su competencia. El tribunal arbitral puede estar compuesto por un solo árbitro o por un grupo colegiado, los estados proponen una lista de árbitros de los que se selecciona el tribunal, el que a su vez puede elegir a su presidente.

unknownEl procedimiento arbitral, lo establecen las partes, también puede determinarlo el árbitro cuando así lo convengan las partes, generalmente se utiliza el “Modelo de Reglas sobre el Procedimiento Arbitral” realizado por la Comisión de Derecho Internacional, o el establecido previamente en la convención de la Haya sobre la Solución de Controversias de 1899, revisada en 1907.

El laudo arbitral se decide por votación por el órgano colegiado y debe redactarse por escrito y fundado y motivado conforme a derecho. Dicho laudo es obligatorio, las partes tienen la obligación de someterse al laudo arbitral ya que se considera res iudicata o cosa juzgada. A pesar de esto no crea obligaciones a terceros que no hayan intervenido en el procedimiento.

El laudo es definitivo por lo que no hay recurso de apelación o casación, sin embargo existen algunos recursos, los cuales se deben presentar ante el mismo árbitro.

  1. Interpretación: Se refiere cómo se debe aplicar el laudo. La presentación de este recurso ha de ser acordado por las partes.
  2. Revisión: Debe fundarse en hechos nuevos que no conocían al menos el tribunal y una de las partes. Tiene que ser un hecho que, de haberse conocido, pudiera haber influido decisivamente en el fondo del laudo.
  3. Nulidad: Se refiere a la opción de impugnar la validez de la sentencia por:
  • El tribunal excedió en su competencia.
  • Corrupción de un miembro del tribunal
  • Falta de motivación de la sentencia
  • Violación a una regla fundamental del procedimiento arbitral.

A pesar de la obligatoriedad del laudo, es imposible que los árbitros coactivamente obliguen a las partes a cumplir con lo dictado en el laudo arbitral, ya que no tienen la facultad imperio, sin embargo, las partes tienen la posibilidad de acudir ante un juez, quien si tiene la facultad imperio, para solicitarle que ejecute el laudo arbitral fallado por el tribunal arbitral. Tratándose de sentencias dictadas en el extranjero, existe la Convención de Nueva York, que regula precisamente el reconocimiento y ejecución de este tipo de laudos arbitrales.

La Convención regula el reconocimiento y a ejecución de las sentencias arbitrales dictadas en el territorio de un Estado distinto de aquel en que se pide el reconcomiendo y la ejecución de dichas sentencias, y que tengan su origen en diferencias entre personas naturales o jurídicas. Se aplica también a las sentencias arbitrales que no sean consideradas como sentencias nacionales en el Estado en el que se pide su reconocimiento y ejecución.

En caso de solicitar el reconocimiento y ejecución de un laudo arbitral, ni el juez inferior ni el tribunal superior podrán examinar ni decidir sobre la justicia o la injusticia del fallo, ni sobre los fundamentos de hecho o de derecho en que se apoye, limitándose únicamente a examinar su autenticidad y si es o no ejecutable, conforme al derecho aplicable.

En materia arbitral internacional se cuenta con un valioso elemento, que es la Ley Modelo de UNCITRAL, la cual ha sido adoptada por nuestro país, está formulada para ayudar a los Estados a reformar y modernizar sus leyes sobre el procedimiento arbitral a fin de que tengan en cuenta los rasgos peculiares y las necesidades del arbitraje comercial internacional. Regula todas las etapas del procedimiento arbitral, desde el acuerdo de arbitraje, pasando por la composición y competencia del tribunal arbitral y el alcance de la intervención del tribunal, hasta el reconocimiento y la ejecución del laudo arbitral.

El arbitraje internacional tiene una gran importancia en el desarrollo de las relaciones comerciales internacionales. En este contexto, nos parece relevante el papel que el Centro Internacional de Arreglo de Disputas relativas a Inversión (CIADI).

El CIADI conoce de conflictos entre inversionistas extranjeros y Estados que se rigen por el derecho internacional, pero también llega a conocer conflictos en los cuales se ventilan cuestiones contractuales en materia de contratos gubernamentales.

El caso de México, que es uno de los países más demandados ante el CIADI, como ejemplo de lo antes mencionado podemos consultar el arbitraje del capítulo XI del TLCAN, el cual se puede llevar a cabo conforme a alguno de los siguientes reglamentos de arbitraje.

  1. El convenio del Centro Internacional para el Arreglo de las Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) siempre y cuando tanto la parte contendiente como la parte del inversionista sean Estados partes del mismo.
  2. Reglas de mecanismo complementario del CIADI.
  3. Las reglas de arbitraje de UNCITRAL.

Podemos darnos cuenta que el arbitraje se ha convertido en un medio cada vez más común para resolver controversias en un amplio espectro de materias relativas al comercio y a la economía global. Hoy en día, hasta cuestiones que afectan los intereses generales y, directa o indirectamente, los derechos humanos son sometidos al arbitraje. Por lo que en México es cada vez más obvia la necesidad que se tiene por expertos en el tema.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s