El embargo al salario en el Sistema Jurídico Mexicano

Por Dennis Stefania García Sánchez

Todos sabemos que el salario es la retribución que debe pagar el patrón al trabajador por su trabajo, sin embargo, ¿cómo se justifica que un juez pueda ordenar el embargo al 30% del excedente del salario mínimo para el aseguramiento de obligaciones de carácter civil o mercantil contraídas por el trabajador?

4275865_orig.jpgLa Suprema Corte de Justicia de la Nación, emitió una jurisprudencia con rubro: “Salario mínimo. La autoridad jurisdiccional puede ordenar el embargo sobre el excedente de su monto, para el aseguramiento de obligaciones de carácter civil o mercantil contraídas por el trabajador, en principio, sólo respecto del 30% de ese excedente”[1]; en donde se expresa que un juez puede ordenar el embargo del excedente del salario hasta cierto porcentaje para de este modo asegurar las obligaciones que el trabajador haya contraído con instituciones de carácter civil y mercantil.

Ahora bien, de acuerdo con el artículo 90 de la Ley Federal del Trabajo, el salario mínimo es la cantidad menor que debe recibir en efectivo el trabajador por los servicios prestados en una jornada de trabajo. Dicho salario, según dispone este artículo, deberá ser suficiente para cubrir las necesidades normales de un jefe de familia en el orden material, social y cultural, así también deberá ser suficiente para proveer a la educación obligatoria de los hijos.

Asimismo, señala que se considera de utilidad social el establecimiento de instituciones y medidas que protejan la capacidad adquisitiva del salario y faciliten el acceso de los trabajadores a la obtención de satisfactores.

imagesDe este modo, se crearon normas para la protección de dicho salario mínimo, una de ellas es el artículo 112 de la Ley Federal del Trabajo, que establece que el salario de los trabajadores no podrá ser embargado, salvo el caso de pensiones alimenticias decretadas por autoridad competente, dando la libertad al patrón de no cumplir con la obligación de la orden judicial o administrativa del embargo.

Por otro lado encontramos que en el artículo 123 Constitucional, se establece otro ordenamiento que protege sin duda alguna el salario, estableciendo en su fracción VIII que el salario mínimo quedará exceptuado de embargo, compensación o descuento.

Por su parte, en la jurisprudencia antes mencionada, encontramos que estaba en contradicción con otros dos criterios, donde en uno se sustentaba que dicho embargo era ilegal y se le permitía al patrón oponerse a la orden judicial para embargar el salario.

En el año de 2012 se dijo que el salario mínimo no es susceptible de embargo, pero sí el excedente, para garantizar la subsistencia del trabajador y su familia.

Pero siguiendo con la jurisprudencia 42/2014, se deduce que se estaría hablando de un doble embargo al excedente del salario, que podría ser hasta del 100% de dicho excedente, pues si bien en una primera instancia hacen referencia al embargo del salario para el aseguramiento de obligaciones alimentarias, y subsecuentemente hablan del embargo del excedente para asegurar las deudas del trabajador con instituciones de Y se entiende también que el salario mínimo es el que se protegería.

En lo concerniente al embargo, hay convenios internacionales en materia del Derecho del Trabajo que protegen el salario, como es el Convenio 95 de la OIT donde en su artículo 10 dispone que 1. El salario no podrá embargarse o cederse sino en la forma y dentro de los límites fijados por la legislación nacional. Y 2. El salario deberá estar protegido contra su embargo o cesión en la proporción que se considere necesaria para garantizar el mantenimiento del trabajador y de su familia.

thumb_colourbox9561972Vemos que si lo confrontamos con la jurisprudencia en estudio, el salario no está protegido contra el embargo, ya que como mencionamos anteriormente, se puede llegar a embargar hasta el 30% del excedente, y con ese embargo, no se puede garantizar que el padre de familia pueda satisfacer sus necesidades y las de su familia, y es que actualmente un padre de familia vive dignamente con el excedente del salario, pues hay que tener en cuenta que el salario mínimo hoy en día ronda en los $73.04[2] pesos al día.

De este modo tenemos que este precepto, resulta ser de observancia obligatoria atendiendo a la autoridad facultada que lo emitió, que en este caso es la Suprema Corte de Justicia de la Nación. En este sentido, tanto los jueces de lo civil como a los patrones se les obliga a atender lo que dispone este precepto. A los patrones se les obliga a no embargar más del 30 % del excedente del salario.

Con base en todo lo anterior, vemos que hay factores del poder que influyen en la creación de dichas normas y disposiciones, en este caso, estamos hablando de deudas civiles y mercantiles, que son de naturaleza privada, y donde sus principales instituciones son bancos, empresas que se dediquen a bridar créditos en sus tiendas, y muchas más.

Pero ¿cómo una disposición que en principio parecía ser de naturaleza social, por ser de Derecho de trabajo se convierte en una disposición de naturaleza privada? Pues bien, vemos que en ningún momento se trata de proteger el salario del trabajador, porque a pesar de que se hable solo del excedente, éste podría constituir el sustento que necesita el trabajador para satisfacer sus necesidades y las de su familia; por el contrario, las instituciones bancarias y empresas se estarían beneficiando en gran medida con este embargo, pues con esta jurisprudencia aseguran la deuda que el trabajador tenía con ellas.

Realmente es válida, porque según el órgano que lo emite, está facultado para hacerlo, sin embargo, no es legítima y de ningún modo se justifica el embargo, pues está atentando los derechos del trabajador, transgrediendo el artículo 98 de la Ley Federal del Trabajo, que señala que el trabajador dispondrá libremente de su salario, y cualquier ley que desvirtúe este derecho será nula.

[1] Tesis: 2a./J. 42/2014 (10a.), Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Décima época, Libro 7, Junio de 2014, Tomo I, p. 712.

[2] Extraído de www.conasami.gob.mx/bol_salario_minimo_2016_11122015.html, el día 24 de agosto de 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s