Ensayo sobre la extraordinaria vida y locura del pintor impresionista: Vincent Van Gogh

Por Luz Miriam García Vargas

loving-vincent-vangogh-animated-oil-painting-movie-breakthru-trademark-films-fb__700-png.jpgCuando apenas tenía 11 años de edad llegó a mis manos una fantástico libro con una tendencia más novelesca que biográfica, sin embargo no me pareció así, aún cuando ésta estaba basada en la vida de un personaje que hoy día es admirado por muchos, aclamado por otros y envidiado, ¿Por qué no?, por otros cuantos más. El protagonista de esta obra era ni más ni menos que el pintor Neerlandés Vincent Willhem Van Gogh, la historia era sumamente interesante, intrigante e inusual, había fracasado en todo cuanto se proponía en lograr, era un tipo miserable, vivió mucho tiempo en penurias y su vida no era de ningún modo ejemplar; no logró, pero tampoco quería cumplir las expectativas de su familia, la sociedad o la religión.

 Murió sin probar las mieles del éxito que había logrado conseguir, es más, nunca supo lo famoso que llegaría a ser, sólo logró vender una pintura en toda su vida de las 900 que había logrado realizar, tal parece ser que murió con la idea de que su vida había sido un fracaso. La muerte le llegó demasiado joven, con tan solo 37 años de edad una herida por arma de fuego lo había llevado hasta su descenso , pero ¿Qué lo llevó hasta este escenario? mucho se ha dicho respecto a su salud mental, pues el disparo fue efectuado por su propia mano, se han formulado  diversas críticas a su trabajo, a su modo de pintar, se decía que no veía las cosas con claridad, y tenemos, por otra lado esta historia de la oreja cortada, hecho que en realidad ocurrió y que ha favorecido a las deducciones de que Vincent Van Gogh tenía un extraño padecimiento.

 unnamed.jpgEl principal objetivo de este ensayo es determinar qué ocurría con la mente de este gran pintor, analizando sus propias vivencias, intentando rescatar los puntos clave que nos lleven hasta la respuesta de esta incógnita, pero sobre todo busco exponer y elaborar comentarios  sobre la increíble vida de una figura tan importante como lo fue el gran Vincent Van Gogh.

 Marzo de 1853 fue la fecha en que nació Van Gogh, hijo de Theodorus Van Gogh y Anna Cornelia, el primero de cinco hijos. Creció mostrando un carácter fuerte y un gran temperamento, a sus 16 años dejó la escuela y comenzó a trabajar  La galería Goupil, un importante compañía que se dedicaba al comercio de obras de arte, quizá fue allí en donde se dio cuenta de su vocación. Luego de cuatro años fue transferido a Londres para desempeñar tareas más importantes relacionadas con el suministro de obras de arte a distintas galerías del lugar, ahí es donde se enamora por primera vez, de la hija de su ama de llaves, Úrsula, sin embargo, al declararle su amor, ella lo rechazó pues estaba comprometida, luego de este suceso, Vincent Vivió aislado, leyendo libros religiosos y perdiendo el interés por su trabajo. Pero este sólo fue el primero de su fallida vida amorosa, más tarde se enamoraría de su prima Kay y ésta también terminaría rechazando. Cada vez que Vincent se enamoraba parecía quedar devastado, este aspecto ha sido analizado con gran interés por parte de aquellos quienes desean descifrar la verdad de su salud mental, pues a partir de muchos escenarios como este, fue que Vincent se refugió en la soledad y la pintura.

 En 1877, buscando tranquilidad se instala en el  Borinage, en donde conoce a una comunidad de mineros que viven en condiciones muy críticas, de carencia, enfermedad, hambre y precariedad, él decide colaborar con ellos y mucho se ha escrito sobre el sufrimiento y el tremendo shock que fue para él, no sólo apreciar, sino también vivir en carne propia estas condiciones, es estando en el Borinage en donde pintó algunos de sus más famosos dibujos y cuadros

unknown-2 A ello le siguieron una serie de hechos polémicos, como el que ocurrió con su amigo Paul Gauguin en 1988 pues este había decidido marcharse del departamento en el que ambos vivían y Vincent al ver esto, reaccionó de una manera violenta, amenazandolo con una navaja de afeitar; más tarde esta misma navaja serviría de instrumento de autotortura, pues con ella se contaría la oreja derecha para regalarsela a una prostituta, de nombre Rachel, quien era muy cercana a él y que solía decirle: “Tienes una bonita orejita, Vincent”, hecho que fue plasmado y documentado en el cuadro titulado: “Autorretrato con la oreja cortada” que pintó frente al espejo de su baño mientras se desangraba. Rachel llena de horror por tan inusual incidente lo había echado de su vida y lo dejaría de frecuentar a partir de entonces.

Es en este lapso de tiempo en el que se aprecia de manera más clara y directa su enfermedad, comienza a padecer alucinaciones, lo que desencadena en su internación al hospital Arles en ese mismo año, es en esta etapa, la recta final de su vida en donde se ve más solo que nunca, alejado del mundo entero, de sus amigos y su familia, únicamente apoyado por su hermano, Theo Van Gogh, quien con un amor incondicional de hermano siempre se encargó de él sin objeción alguna. Luego de eso fue trasladado a un sanatorio para enfermos mentales, pues las alucinaciones que padecía  eran cada vez más constantes y amenazadoras, se dice que tenía tendencias suicidas y que perdía la razón por horas, para luego recobrar la cordura, era en esos cortos lapsos de tiempo cuando se dedicaba a pintar algunas de sus últimas obras

Tan sólo dos años más tarde, Vincent Abandona la clínica y se instala con el doctor Gachet, estando ahí, una tarde de Julio, tranquilamente sale al campo, toma un revólver entre sus manos y se dispara en el estómago, lo que le produce una grave herida que tres días después lo llevaría a la muerte, estando acompañado en su lecho de muerte, únicamente por su hermano Theo, quien también murió seis meses después, muchos dicen que por la tristeza de haber pedido a su hermano, lo que he de resaltar es que Theo le tenía tanto cariño a su hermano, que aún siendo menor que Vincent, financió toda la obra de éste, lo apoyó, estuvo con él y para él sin reprocharle nada y debemos reconocer que sin él, hoy nadie podría disfrutar de apreciar obras tan bellas como: La noche estrellada, el viñedo rojo, La piedad, etc.

Han sido un sinfín de padecimientos que se han atribuido a este célebre artista: Síndrome de Asperger, autismo, trastorno bipolar, esquizofrenia, trastornos de ansiedad, depresión, TDAH, epilepsia, una mezcla de ambas, alcoholismo, sífilis, Trastorno Generalizado del Desarrollo, Trastorno por déficit de atención con hiperactividad e incluso ningún origen patológico, estos y muchos más diagnósticos han sido planteados con el objeto de explicar el comportamiento de este genio de la pintura, sin embargo, estudios concuerdan en que sólo quedará como un misterio más y quizá eso sea lo mejor, sólo nos queda otorgar el reconocimiento y aprecio que este genio de la pintura se ganó.

 Esta historia pudo ser conocida gracias a la viuda de Theo, pues luego de la muerte de estos hermanos, conservó sus cartas y se empeñó en que la obra de Vincent pudiera obtener el reconocimiento que se merecía, ella junto con su pequeño hijo, de nombre Vincent, no descansaron hasta lograr darle a Vincent el lugar que se merecía dentro del mundo del arte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s