Trata sexual de mujeres, un mundo oscuro y desconocido, en donde la noche jamás termina

Por Tania Martínez Martínez

imagesLa trata de mujeres, es un fenómeno que se repite diariamente en todo el país. Es difícil pasar por alto un suceso de esta índole cuando la gente ve por normal una situación tan dura y difícil para muchas mujeres.

Parece mentira que en pleno siglo XXI siga existiendo este tipo de esclavitud en especial en contra del género femenino, y menciono el término “esclavitud” porque a diferencia de aquellos años en donde la opresión estaba permitida, en teoría hoy se considera constitucionalmente prohibida, aunque en la praxis no sea la misma dirección.

Que estas mujeres sigan siendo objeto de violencia, que no se respeten sus derechos, su dignidad; es por ello que en este trabajo se abordaran las causas por las que comienza la vulneración de los derechos de las mujeres para ser sometidas a un trabajo en contra de su voluntad y a favor de terceros. Como principales factores se encuentran la pobreza y la desigualdad de género.

Un tema de gran índole es que en México se han implementado compromisos para prevenir y sancionar la trata de personas en mujeres con el cual se planea disminuir las cifras tan elevadas que hay hoy en día sobre la trata de mujeres mexicanas.

unknownSin embargo, a pesar del gran abuso que se sufre día a día tanto psicológica y físicamente, resulta un problema más difícil de lo que aparenta, ya que en medio de la desesperación y los daños que causa esta situación tiene secuelas para un futuro, en donde cada mujer que ha sufrido este tipo de violencia deja de sentir el verdadero valor de la vida, y simplemente se acostumbra a lo que considera “su destino”.

Recientemente en México, en los últimos años del siglo XXI  ha aumentado la tasa de mujeres esclavizadas con el fin de hacer de su cuerpo un comercio sexual del cual depende la economía de tercero, ya que el comercio sexual sobre la trata de mujeres ocupa el segundo lugar que más dinero provee ilícitamente, es en este sentido que la mujer sigue y seguirá siendo un objeto de violencia para muchos, ¿Pero hasta cuando verdaderamente esto dejará de suceder y comenzará a haber la igualdad que este país necesita entre hombres y mujeres? Pero sobre todo ¿cuándo aprenderemos a respetarnos?

Así, la persistencia de este crimen no hace más que evidenciar la ausencia de valores que se tienen en el contexto social de abuso, maltrato, violencia y discriminación hacia mujeres especialmente.

Por tal motivo es preciso preguntarse si los métodos que se han implementado por parte del gobierno para la reducción de las cifras acerca de este fenómeno están siendo utilizados de tal manera que día a día sean menos y menos hasta llegar a la erradicación de este problema, el cual lastima a tantas mujeres mexicanas como de cualquier parte del mundo de manera psicológica, emocional y físicamente sin la posibilidad de un nuevo amanecer, un desenvolvimiento sano en la sociedad, con respeto y libertad.

web_trata_persona_big_ce.jpgPero entonces, ¿qué es la trata de personas?  “La trata de personas se presenta cuando una persona promueve, solicita, ofrece, facilita, consigue, traslada, entrega o recibe, para sí o para un tercero, a una personas, por medio de la violencia física o moral, el engaño o el abuso de poder, para someterla a explotación sexual, trabajos o servicios forzados, esclavitud o prácticas análogas a la esclavitud, servidumbre, o a la extirpación de un órgano, tejido o sus componentes.”

Se le comienza a denominar “Trata de blancas” porque se hacía referencia a mujeres blancas que eran comúnmente europeas y americanas debido a la movilidad que intervenía para utilizarlas en un lugar diferente al de su origen y así poder explotar a estas personas de diversas formas, como son la explotación sexual, laboral, con fines de matrimonio o para extraer sus órganos y venderlos en el mercado negro.

Del concepto partimos a la realidad y la situamos que comienza a ser reconocida para finales del siglo XIX y principios del siglo XX debido a que como ya había mencionado antes, este hecho era considerado o visto como normal en la sociedad, debido a que se acostumbraba, y actualmente sigue siendo un hecho el que familias vendieran a sus hijas por un costo “miserable” e incluso por animales a personas que les ofrecen algún valor por ellas, debido a la pobreza, que es una variante que con mayor frecuencia está presente en estas circunstancias.

Actualmente existen diversos instrumentos para estas cuestiones, tal es el caso del Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional. Los fines de este protocolo son especialmente hacia mujeres y niños víctimas  de la trata de personas, protegiendo y ayudando psicológicamente una vez rescatadas del “infierno” en el que viven.

La manera en la que ayudan a personas rescatadas consiste en el alojamiento adecuado, en donde se les debe brindar información  y asesoría jurídica en la lengua que hablen, así como asistencia médica, psicológica. Una vez terminado el proceso jurídico, aunque en la mayoría de veces no suele suceder así, ni mucho menos favorable, y a su vez la asistencia psicológica y médica, también es necesario que se implementen las oportunidades de empleo.

En teoría resulta una maravilla, pero en la práctica, como en la mayoría de los casos es lo opuesto, y es aquí donde tiene que existir la justicia, los abogados tienen que seguir su legalidad, hacer pagar a los que hayan cometido daños irreparables a tantas mujeres, evitar que siga creciendo la trata de blancas, que se elimine por completo.

CONCLUSIÓN.

He llegado al final de este ensayo, con tantas secuelas que quedan, incluso una puerta abierta para ser parte de la ayuda que necesitan muchas mujeres que están a nuestro alrededor, es preciso ser parte de la sociedad, enterarse día a día de cada una de las cuestiones que hay principalmente en nuestro país.

Que disminuyan las cifras de mujeres que tienen que abandonar sus hogares en busca de nuevas oportunidades y terminen siendo lastimadas y violentadas sexualmente.

 ¿Cuántas mujeres mueren al año por este tipo de cuestiones? Las cifran se elevan cada vez más, y es que no hay que ver por normal algo que es muy reincidente, sobre todo en nuestro país.

Además de instituciones que aseguran la integridad de las mujeres después de haber sido sometidas a estos tipos de actos ilícitos, como lo es el tráfico sexual de mujeres, es necesario poder prevenir antes de acortar la vida de una mujer, incluso adolescente.

El problema no está resuelto, y hay mucho por hacer, las mujeres deben de tener una integridad sana y agradable, no de sometimiento. Es necesario que la desigualdad desaparezca entre hombres y mujeres, que estos aprendan a tener una relación agradable y sana, con un desarrollo pleno y mutuo.

La lucha apenas comienza, y es considerable empezar a educar a los nuevos niños desde sus hogares para que el día que se conviertan en adultos sepan el valor del respeto y la igualdad y solo así podremos empezar a eliminar la brecha que separa a los sexos que hay en nuestro entorno.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s