La Disputa por la Nación

Por Diana Samantha Robles Flores

termLos autores Carlos Tello y Rolando Cordera plantearon hace algunos años, diversas opciones con respecto al desarrollo de México, expectativas que tenían del país, y con tristeza al transcurso de los años, se dieron cuenta que la mayoría de estas expectativas no se han logrado llevar a cabo ó en algunos casos han estado presentes, pero no de la manera en la que se habían planteado. Asimilaban que el régimen político y económico heredado de la Revolución era capaz de asimilar los cambios que se proponían con estas expectativas.

La primera opción que se planteó fue la de un régimen político y económico Neoliberal; La segunda opción fue la Nacionalista, impulsado principalmente por la clase obrera; y por último la opción de una democracia representativa, lo que lleva de la mano a diversas reformas que son necesarias para adoptar un nuevo régimen político y económico donde los ciudadanos se involucre más por lo que pasa en su país.

Capítulo 1. Los factores condicionales.

Las perspectivas y las opciones políticas para el desarrollo del país deben partir de:

  • El futuro previsible de la sociedad internacional.
  • El desarrollo económico alcanzado por México.
  • Las posibilidades de desarrollo que sus recursos ofrecen a la sociedad mexicana en los próximos años.

      La escena internacional

México adopta un sistema capitalista, por la necesidad de vincularse con las sociedades internacionales. La crisis no termina en los años 70´s como se piensa, podemos darnos cuenta de ello con la recesión estadunidense, con la inflación mundial persistente, la inestabilidad de las monedas y las tasas de interés, la crisis es general, pero sin duda su impacto en los diferentes países y clases sociales es desigual entre los países ricos y los países pobres, podemos hacer una diferenciación en base al crecimiento del PIB, esto se debe a que en los países ricos adopta un sistemas más capitalista, en los países pobres destaca el alto nivel de pobreza. Esto crea un futuro de contradicciones, los países ricos tienen instituciones políticas y sociales que impiden el libre funcionamiento del mercado, lo que no permite a los países pobres dejar de ser dependientes de ellos, México por su condición de frontera, por sus contradicciones sociales, por su riqueza en petróleo y por su posición internacional vivirá de manera aguda el proceso de mundialización.

El desarrollo alcanzado por México no es grande, México se caracteriza desde los años por 30´s por un desarrollo desigual y esto condiciona su desarrollo en el futuro, los servicios son un factor importante ya que hay un alto índice de pobreza y a través de los servicios podemos darnos cuenta de que gran porcentaje de nuestra población no cuenta con servicios de alimentación, educación, salud y vivienda lo que condena al país a no poder desarrollarse de una mejor manera, a pesar de las estrategias planteadas. El desarrollo regional en nuestro país, depende de la ubicación y centralización de las empresas, con ello podemos entender que solo los países fronterizos logran un alto desarrollo, la característica de la industrialización llevo aparejado un abandono relativo tanto privado como publico de regiones del país donde existen recursos naturales suficientes para promover el desarrollo, la organización social también es desigual ya que la clase campesina jugó un papel importante en la revolución, ahora sufren serios problemas, como el reparto de tierras, condiciones materiales, la existencia de campesinos sin tierra y con derecho a ella, un alto número de asalariados rurales y la inestable relación laboral, la Confederación Nacional Campesina, que desarrollo  un papel importante en el desarrollo de tierras se ha convertido en una organización burocrática y sin política propia, las organizaciones obreras concentradas en el Congreso del Trabajo carecen de organización e instrumentos de defensa colectiva.

La burguesía es el sector que ha ganado más espacio político y más ha fortalecido su organización en México. La estructura empresarial se fortaleció.

Unknown.jpegMéxico tiene la posibilidad de desarrollarse a través de sus riquezas en recursos naturales: recursos minerales, hidrocarburos, recursos marinos, recursos forestales, recursos hidráulicos y de la tierra, recursos financieros. Estos recursos le dan una base solida para su futuro desarrollo.

      Capitulo 2. Las Opciones Declaradas.

Los  últimos diez años han sido para México un periodo de búsqueda de alternativas para su desarrollo y en su consecuencia de elaboración de opciones programáticas que pretenden convertirse en acciones e instituciones concretas, para dar lugar a nuevos equilibrios y alianzas políticas en el nivel de poder. El proceso de diferenciación social y política que ha venido sufriendo la conciencia generada en México, no implica que los grupos que históricamente han controlado la dirección del Estado hayan quedado sometidos a las iniciativas de las fuerzas sociales o hayan perdido la iniciativa política y se hayan convertido en un reflejo, inmediato de la correlación de las fuerzas. Lo ocurrido en 1968 es un evento que influyo en gran parte.

 Se llevo a cabo un proceso estabilizador que se convirtió posteriormente en un desarrollo compartido, más tarde ante la devaluación se vivió pánico y se propuso una tregua social como antesala de una reforma económica y social.

En 1977 cuando la economía parecía no alcanzar fondo y se vivía la recesión económica mas pronunciada, se puso en  marcha la revisión de procesos electorales y se lanzo la reforma política.

Ninguno de estos procesos tuvo suerte ya que fueron afectados por diversos factores.

El proceso del desarrollo económico se ha caracterizado por su estancamiento inflacionario, por una recuperación económica parcial con fuerte presión inflacionaria. La reanimación de la economía fue lograda gracias a una mayor utilización de la capacidad instalada y la importación de equipos, materiales, materias primas, después se hicieron esfuerzos de inversión pública y privada para aumentar la base productiva del país.

En 1976 era evidente que el grado de desarrollo de las actividades claves para un crecimiento económico sostenido era insuficiente, por no atender con oportunidad las actividades como la agricultura, la ganadería, el transporte, la energía eléctrica, los puertos se limito la expansión de sectores  prioritarios para el desarrollo nacional. La escases pudo resolverse parcialmente por la importación, pero se previó que podían maximizarse las ganancias por la vía de aumentos de precio. Una de las alternativas con las que se cuenta es el petróleo, recurso natural que se considera más importante ya que México tiene grandes yacimientos.

El aliento reformador que se inicio en la época de crisis del país sigue vivo en los corredores del poder y se hace publicar en el Plan Global de Desarrollo y Plan Nacional de Desarrollo Industrial, revelan que el estado mantiene su vocación promotora y reiteran las tesis constitucionales.

La necesidad y la posibilidad de un crecimiento más acelerado el Banco Mundial y otras entidades públicas coinciden en la factibilidad de alcanzar una tasa de desarrollo más rápido, todo esto comienza a disminuirse cuando se considera la política fiscal, la estrategia agrícola, la transformación de la estructura de comercio exterior mexicano.

Al finalizar 1980 los empresarios buscaron presionar ante la inminente sucesión presidencial. En la reunión “Encuentro 80” argumentaron: “la economía nacional esta en peligro de sobrecalentarse y de poner en entredicho la obtención de mejores condiciones de vida para la población. Por eso es necesario reducir la tasa de crecimiento para disminuir las presiones inflacionarias y mantener un desarrollo equilibrado y maduro”.1

El proyecto obrero tuvo su auge en 1979 y desde ahí ha cobrado mayor fuerza, para hacer realidad el programa de reformas del movimiento obrero sea indispensable la democratización de las organizaciones sindicales como herramienta fundamental para hacer efectiva su incorporación como fuerza social a la política nacional.

      Capitulo 3. Dos Proyectos de Desarrollo

El proyecto neoliberal para México tiene como propósito los intereses a largo plazo de las sociedad norteamericana  y  la sociedad mexicana pueden ser mejor, los propósitos pueden llevarse a cabo si estos dos países actúan como un mismo sistema global

.Los Estados Unidos proporcionarían a México un mercado seguro y creciente para sus exportaciones, asistencia tecnología, recursos financieros abundantes, bienes de capital, de consumo duradero e incluso de consumo no duradero  a precios competitivos, la posibilidad de incorporar a su fuerza de trabajo aquella parte de la mano de obra mexicana que no se pueda absorber en México. A cambio de ello, México debería estar dispuesto a proporcionar a Estados Unidos a precios económicos  las materias primas, un mercado creciente para sus productos; a garantizar la inversión extranjera que se establezca en México, a fortalecer los lazos de amistad entre ambos países a través de la solidaridad y el apoyo internacional a ese país y a su política, particularmente frente al resto de América Latina.

Hay que recalcar lo que ya todos los países saben y esto es que Estados Unidos no tiene amigos, tiene intereses y no está interesado en actuar como un sistema global con México para ayudarlo a crecer económicamente y que México sea un país con un alto grado de desarrollo, solo buscan beneficiarse de los recursos de los cuales posee nuestro país.

México  requiere una integración no sólo económica con Estados Unidos, sino que también necesita la extinción de las fronteras y la creación de un nuevo estado de Americano, que cumpla con las garantías indispensables de la libertad y los derechos sociales.

 La lucha por mantener y ampliar el control de la nación sobre las condiciones generales en que se desenvuelve la producción, el manejo nacional de los recursos, sobre todo los naturales, el fortalecimiento de la independencia económica, y el ejercicio pleno de la soberanía nacional en materia de política económica y social constituyen el núcleo de principios que definen y orienta el proyecto nacionalista de desarrollo.

Podemos concluir dándonos cuenta que México al igual que hace treinta años, sigue siendo una nación completamente dependiente de los países ricos, principalmente de Estados Unidos. Dependiente económicamente y socialmente en todos los sentidos, México no se ha desarrollado ni ha crecido de la manera en que se había previsto desde hace varias décadas, México esta estancado y las posibilidades que deje de estarlo son casi nulas, ya que si el país enfrento grandes crisis de las cuales intento salir adelante y por ocasiones se creyó que así seria, ahora podemos darnos cuenta que aunque tengamos Planes de Desarrollo que por fuera parecen extraordinarios la realidad interna es triste y muy alejada de la realidad. La respuesta simplista de una sociedad participativa no alcanza para resolver el problema, pues nuevamente, en teoría los partidos políticos y sindicatos de trabajadores y patrones son instituciones sociales de la ciudadanía para participar en la vida pública de la República de manera formal y representativa y tienen el mayor voto y voz, los cuales ocupan siempre en su beneficio, por lo tanto México está condenado a sufrir lo mismo una y otra vez.[1]

[1] Cordera Rolando, Tello Carlos, México: La disputa por la Nación, Perspectivas y Opciones de Desarrollo, México Edit. Siglo XXI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s