Propuesta del ejecutivo sobre legislar en materia de matrimonio entre personas del mismo sexo a nivel federal.

Por Ricardo Castro Alejo

049n1soc-1.jpgDurante las últimas semanas se ha observado una serie de discusiones político – sociales en México, las cuales incluyen temas como la participación del señor presidente en el debate con el candidato presidencial de los ESTADOS Unidos de Norteamérica, Donald Trump así como la preocupación del pueblo mexicano con la cercanía de las elecciones en mencionado país, ya que afecta directamente a los intereses de todos los mexicanos. Otro tema muy mencionado en el último par de meses y el cual será objeto de el siguiente ensayo, es el de los sucesos y serie de eventos que han surgido a partir de la propuesta del Presidente Enrique Peña Nieto de  homogenizar a nivel nacional el matrimonio entre personas del mismo sexo, disposición que ya es aplicada en algunos estados de la República.

En la ahora Ciudad de México tiene ya varios años que se autorizó este tipo de matrimonio, a partir de este suceso, el tema ha sido tratado en diversos estados de la República e incluso ha tenido repercusiones en ciudades y países sudamericanos que respaldaron esta corriente ideológica, pues se puede decir que los cambios y reformas que se efectúan en  la capital mexicana son delos principales puntos de referencia y de constante estudio de algunas ciudades en Sudamérica.

matrimonio-gay.jpgEn la Ciudad de México estas disposiciones pudieron avanzar sin mayor contratiempo a pesar de las personas que en ese entonces estaban en desacuerdo, pues se presume que la capital es uno de las ciudades con más desarrollo, entendiendo por desarrollo el nivel de estudio, de cultura y de información que se maneja entre los mismos habitantes. Sim embargo esta propuesta del Presidente atento contra la opinión de miles de mexicanos que no aceptan a las personas que se declaran a una orientación sexual diversa a la tradicional, a la que ellos consideran “natural”.

En los últimos años ha sido notable el cambio mental en la sociedad, sociedad que día a día acepta más la interacción social con personas que se manifiestan a una orientación  sexual distinta, perteneciente a la comunidad LGBTTI (Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero e Intersexual)… o eso es lo que muchos creímos.

Después de que el presidente externara la intención al congreso de homogenizar estas normas para autorizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, miles de personas se han mostrado en desacuerdo, de forma que se han creado asociaciones y grupos  en contra de este sector, lo cual ha enfrentado en una guerra social a quienes están a favor y en contra de estas ideologías.

Es conocida la marcha que organiza la comunidad LGBTTI pues ha tomado grandes dimensiones y gran participación en estos últimos años, marcha en la que participan incluso miles de personas que no forman parte de esta comunidad pero que, por solidaridad  acuden a la macha siempre arropados por los colores característicos al movimiento. Sin embargo estas últimas semanas el motivo de marcha ha cambiado, pues, el llamado “Frente Nacional por la Familia” se ha organizado para luchar y manifestar su inconformidad con la homogenización a nivel nacional de la propuesta del presidente, organizando así, una seria de eventos y marchas en las principales ciudades de México, el movimiento comenzó en la ciudad de Jalisco y ahora también ha tomado grandes dimensiones en la Ciudad de México, marcha que se ha caracterizado por vestir de blanco, lo cual es un contraste y un caro ataque al color con el que se identifican las personas con quien tienen el disgusto.

El Frente Nacional por la Familia es una sociedad formada por la extrema derecha mexicana, por aquellas familias y personas que optan por la familia “tradicional”, la cual tiene como cabeza a un hombre y una mujer para conformar el núcleo familiar y que se oponen a cualquier otra forma de formación de familia.

“Estamos a favor de la familia, no en contra de los gays”  Regina (17), Fernanda (15) y Santiago (22) son tres de los nueve hijos de una familia del Opus Dei que camina este sábado unida por el centro de la capital mexicana. Todos ellos dicen manifestarse ante la amenaza que supone utilizar “indebidamente” el término matrimonio y el debilitamiento de una institución milenaria como la familia. “No estamos en contra de los homosexuales, estamos a favor de la familia y de que no traten de imponernos su forma de ver la vida”

PERIODICO. EL PAÌS.

Lo que podemos analizar es una serie de comentarios que fueron formulados por personas que acudieron a la marcha organizada por el Frente Nacional por la Familia, en el cual podemos analizar una serie de argumentos: “estamos a favor de la familia, no en contra de los gays” es una de las opiniones que manifestaron, la cual es contradictoria pues que un a”gay” como lo denominan ¿no puede ser parte de una familia?, ya que es muy diferente a decir o criticar el hecho de que con esta reforma, esa comunidad pueda formar otra familia diferente a la que pertenecen de nacimiento.

unknownUna de las cuestiones que también se debe mencionar es la influencia política que los personajes de los diversos partidos de esta índole quieren obtener de movimientos como este, pues a pesar de que el Frente Nacional por la Familia niega cualquier injerencia de los partidos políticos o fines lucrativos con este tipo de marchas, en sus filas hay diputados, exgobernadores y jerarcas de la iglesia.

“Organizaciones como la Red de la Diversidad Sexual de Jalisco han señalado a políticos como Guzmán Pérez Peláez de usar al Frente como una plataforma electoral. En Jalisco algunos candidatos a puestos de elección popular del Partido Encuentro Social como Luis Antonio Martínez Guzmán, excandidato a alcaldía de Tlaquepaque (Jalisco) en las elecciones de 2015, salieron de las filas de organizaciones como Jalisco es uno por los niños que se oponen al matrimonio entre personas del mismo sexo y que en febrero y julio de 2016 realizaron protestas del mismo tipo.”[1]

Claramente todo movimiento social es siempre desvirtuado por partidos o movimientos políticos, lo que hace que este tipo de marchas tenga menos credibilidad, lo que es cierto, es que con este tipo de movimientos se deja ver el sentido de homofobia con el que muchas personas se identifican, dejando de luchar u oponerse a lo que es la propuesta de reforma por parte del Presidente Enrique Peña Nieto, sino que vulneran a la comunidad LGBTTI los derechos que les brinda nuestra carta magna, en un sentido de que vulnera su libertad y sufren violencia por parte de las personas que no simpatizan con ellos.

Dejando de un lado el sentimiento de homofobia que gran parte de la sociedad refleja hacia ellos, podemos dar paso a lo que es realmente un punto importante respecto de la reforma. Hace ya años atrás se reformo en la Ciudad de México el término matrimonio, donde en el Código Civil antes se mencionaba que era la unión entre un hombre y una mujer, ahora después de la reforma a la letra dice “Artículo 146: El matrimonio es la unión libre de dos personas para realizar la comunidad de vida, en donde ambos se procuran respeto, igualdad y ayuda mutua. Debe celebrarse ante el Juez del Registro Civil y con las formalidades que estipule el presente código.” Lo que nos deja claramente en visto que no importa el sexo entre las personas que contraen matrimonio y esto es lo que se pretende elevar a nivel federal.

Claramente a nosotros como futuros abogados nos debe importar que siempre las reformas sean a favor de la mayoría de la sociedad, este es un caso en el que no afecta a ningún tercero, las personas que no siguen esta ideología no tendrían por qué verse afectados o vulnerados, pues el hecho de que dos personas del mismo sexo puedan casarse no afecta en su esfera jurídica en lo más mínimo.

Ahora bien, se tiene que saber llevar esta modificación y que al gobierno no se le salga de las manos, pues su tarea es brindarle a esta comunidad una certeza jurídica a ambos sectores, a los que pertenecen y están a favor de esta ideología y los que están en contra.

Lo que realmente es para mí un punto a discusión es si se le va a permitir crear una familia una vez que se les perita el matrimonio, si podrán adoptar a menores de edad y si esto no tiene una reacción negativa respecto de los daños psicológicos que puedan sufrir, y que se entienda bien, que no pretendo decir que el crecer entre dos personas del mismo sexo sería malo que él o ella creciera con esa ideología, siendo que, a lo que realmente me refiero es si el hijo que pudiesen adoptar se podría desarrollar de buena manera, pues al no haber alcanzado su madurez psicológica, se podría suponer que  sería un objeto de burla entre los niños de su edad y no porque fuera malo tener  como padres a dos personas del mismo sexo, sino porque la sociedad mexicana no está lista para un paso tan grande como ese.

Otro punto es que muchas figuras contemplan la necesidad de un padre y una madre como representantes del menor de edad, entonces, ¿se dejara al libre albedrio de la pareja decidir quién tendrá el papel de madre o padre en la conformación de la familia?

Me refiero a la figura de la Filiación como un ejemplo entre las figuras que establece el Código Civil de la Ciudad de México, mencionando que la filiación según el artículo 338.- “La filiación es la relación que existe entre el padre o la madre y su hijo, formando el núcleo social primario de la familia; por lo tanto, no puede ser materia de convenio entre partes, ni de transacción, o sujetarse a compromiso en árbitros.” Lo cual nos dice que la filiación es la estrecha relación entre el hijo y la padre o la madre, dejando a criterio de la pareja o del juez quien tomara tal papel ¿será esta es la forma por la cual se deben llevar a cabo este tipo de situaciones?

Ahora bien continuando con la filiación, que se menciona no puede ser objeto de transacción u sujetarse a convenio entre partes, existe una excepción en el Código Civil del Estado de Tabasco, donde existe la figura de la maternidad subrogada, la cual es mencionada en el código de esta entidad como una técnica de reproducción asistida y legal, es importante decir que es el único estado donde es permitida la maternidad subrogada y es el lugar donde muchas personas que no pueden concebir a un hijo se dirigen para poder, de alguna forma crear una familia.

La maternidad subrogada se refiere al nacimiento de un niño que fue gestado dentro de una mujer, quien además, se comprometió previamente a ceder todos los derechos sobre el recién nacido en favor de otra mujer que figurara como madre. Es decir, que en una pareja de homosexuales masculinos uno de ellos podría implantar su material genético en alguna mujer obligada después a ceder los derechos sobre el recién nacido, lo que ira más allá de una adopción, resultando en el hecho de que si en dado momento, retomando lo mencionado anteriormente, el niño sufriera daños psicológicos o morales de otros niños que acción tomaría el gobierno para poder hacer efectivos los derechos del niño a un correcto desarrollo psico-emocional ya crecer en un ambiente sano.

Entonces, si la sociedad no está preparada para respetar a esta comunidad y a los hijos que posteriormente, mediante adopción o mediante la maternidad subrogada una pareja pudiera formar una familia, ¿Qué caso tendría el poder permitirle a personas con esta orientación sexual que pudieran contraer matrimonio? Si la finalidad esencial es la de poder formar una familia y si no se les permite poder formar una de manera plena, la intención sería absurda. En este tenor ¿no sería mejor el manejarse como sociedad en convivencia u otra figura en la que se puedan encajar plenamente? Esto entendiendo que es una minoría y que el gobierno debe contemplar el satisfacer a la mayoría, siempre sin vulnerar los derechos de las minorías.

Fuentes

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/09/22/mexico/1474575214_060013.html

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/09/23/mexico/1474662328_406398.html

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/09/23/mexico/1474662332_296233.html

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/09/24/mexico/1474750768_047801.html

[1] Periódico EL PAÌS, versión electrónica en su edición del 24 de septiembre del 2016

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s