La literatura. Una Respuesta.

Por Izamara G. Romero Flores

A partir del libro de Insolencia de Guillermo Fadanelli

En un sistema gubernamental agobiado por la falta de perspectivas económicas, sociales, educativas y anímicas desengañados de promesas de orden espiritual, tales como: “El que obra bien, le va bien”, “Dios proveerá”, “Si Dios cierra una puerta, abre una ventana”, somos presa fácil de líderes corruptos, tanto políticos como religiosos.

16029263En insolencia, el autor pondera de una manera soberbia la imaginación, el lenguaje y el libre albedrío. Él define a la escritura literaria como una manera de intensificar y compartir el mundo, poner en movimiento el activo rebelde de sacudir y provocar la reflexión a través de la lectura.

En  cada uno de sus textos ha sido un fiel observador del desencanto y un crítico insobornable de los juicios de la sociedad. El autor argumenta que no le sorprende el extremo deterioro del país, ya que no tiene ninguna clase de unidad ética, donde la rapiña o el crimen público sean la constante de una vida en común, no hay instituciones en las que se pueda sostener una democracia.

Cuando me pregunto ¿Dónde están las instituciones? Me pregunto por instancias que si bien poseen un fundamento histórico o una tradición sean en verdad vehículos para promover la justicia que no sean obsoletos, sino que sean cambiantes mecanismos bien fundamentados que busquen promover la justicia en todos los sentidos, que en una institución sea flexible o se transforme de acuerdo a su tiempo no quiere decir que sea débil o ambigua como los políticos desean hacernos creer.

Una institución que se hace flexible para cumplir con la justicia ¿parece una utopía o el sueño de un novelista? No hay literatura comprometida que no sea del todo buena, pero la buena literatura abre horizontes a los lectores, los pone en camino e incluso los inspira a pensar por sí mismos, cambiar el valor de poseer por el valor de imaginar es acaso ingenuo, pero sin esa noción de equilibrio, la literatura pierde su oportunidad de provocar critica de los lectores. La literatura autentica es, por una parte, acusación de la sociedad existente, y por otra parte, una promesa de liberación. Yo añadiría que la literatura autentica es aquella que está libre de contenidos esquemáticos y que la promesa de liberación está implícita en la libertad con que la literatura misma se crea.

El ingenuo es el ciudadano que no es ciudadano más que de nombre; los ladrones por otra parte en ciertos países como México ocupan importantes cargos públicos, la concepción de ladrón, sin embargo, posee una amplia variedad de matices ya que en una comunidad aprovecharse de un cargo para llenarse de dinero el bolsillo, sería un delito que se expía con la muerte, en otras se valore  tan solo como una anomalía administrativa.

Entre los ingenuos y los ladrones sobreviven los ciudadanos cada vez más conscientes. Que una persona se enriquezca de la noche a la mañana es un delito, mientras en su sociedad la pobreza no haya sido remediada la literatura no nos dice que es la justicia, pero en su andar muestra desde las palabras que el mundo es una tentativa moral inacabada.

fadanelli.jpgLa literatura no es una lógica ni mucho menos analiza conceptos morales, es un espejo hecho de palabras. Las teorías universales o generales acerca de la justicia o de la ética son siempre bien recibidas. Las excepciones a las teorías son las sustancias de lo que sucede en la realidad.

Una teoría ética fundada en la razón es necesaria porque el lenguaje hace posible que así sea sabemos que quien tiene razón ahora no la tendrá por siempre los juicios morales se confrontan y es claro que la maldad o la injusticia tampoco se terminan solamente porque contenemos con argumentos o razonamientos universales acerca de ellas.

Una constante ironía de las sociedades democráticas es que si bien a mesa para la conversación esta puesta una buena parte de los invitados ha optado por no asistir.

Los tiranos o malos gobernantes se aprovechan del ausentismo de la mala literatura (revolución expresada) que reina en la democracia reduce a esta a una suma de votos o a un sueño de buena voluntad. Cuanta ambición muestran los malos gobernantes al querer encarnar el mal y el bien al mismo tiempo. Al menos los gobernantes que usan su poder a secas para su propio beneficio y lo reconocen, son unos sínicos a quienes no se debe odiar, sino se desterrar son el mal sin literatura, la única respuesta cuerda a la pregunta de ¿Por qué ha habido tantos gobernantes y funcionarios públicos corruptos en México? Es que no son demasiado diferentes al resto de las personas que viven en este país, de modo de que quien ocupe un puesto de gobierno haría exactamente lo mismo: sacar provecho de su posición. Los rostros de la corrupción tienen una misma sonrisa.

El ausentismo es una realidad en nuestro país ya que la gente prefiere desentenderse, pues le es más fácil quejarse del mal gobierno y la situación que parece, que informarse y tomar cartas en el asunto.

Parece increíble pero la desinformación esta al orden del día, la literatura no es solo una manera de cultivarse o entretenerse, sino puede ser una parte de información que puede ser usada a favor de la gente que busca un cambio.

Sonara gracioso e irónico que a algunos jefes de nuestro gobierno promuevan la lectura a través de eventos, feria, campañas publicitarias, y demás cosas, pero cuando se les cuestiona por un libro que haya cambiado su vida no saben que responder. No solo falta  una voluntad o un cambio de ética, sino una reflexión y retrospectiva del mundo que queremos legar.

Para finalizar: no es a través del conocimiento económico especializado o el buen gobierno en teoría y sin acción. La manera como una sociedad podría variar algo en su vida cotidiana, sino a través de la lectura de sus mejores textos, leer novelas o relatos, las acciones más humanas y peligrosas. Por lo demás, como sucede con todo libro, cada quien sacara sus propias ventajas y ya sabrá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s