Análisis del Decreto mediante el cual se expropian por causa de utilidad pública 27 ingenios azucareros

Por Carlos Augusto Hernández García

En virtud de la publicación Decreto de Expropiación del 3 de septiembre de 2001, se expropiaron 27 ingenios azucareros de los poco más de 60 ingenios que había en México en dicha fecha. Derivado de un análisis a dicho decreto se puede afirmar que la expropiación hecha por el gobierno federal no se realizó conforme a derecho y transgredió el ordenamiento jurídico al realizar dicho acto administrativo.

544ef31de537a1.jpgComo se sabe el gobierno federal fundó y motivo la expropiación de los ingenios azucareros en el hecho de que las empresas que los administraban habían contraído grandes deudas y ponían en peligro la zafra para 2001-2002.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación al resolver varios amparos promovidos por los dueños de dichos ingenios, argumentó que la expropiación no había seguido los preceptos señalados en la Ley de Expropiación vigente en esa fecha porque no señaló y no dejo en claro cuál era la causa de utilidad pública en la que se fundaba y motivaba dicho acto, considero que el decreto de expropiación se pudo haber fundado en una de las siguientes causas de utilidad pública:

Artículo 1 de la Ley de Expropiación: Se consideran causas de utilidad pública:

VII.-  La  defensa,  conservación,  desarrollo  o  aprovechamiento  de  los  elementos  naturales  susceptibles de explotación. En este caso pudo fundar en el hecho de que la azúcar es un recurso natural que debía conservarse y aprovecharse en bien de la nación debido a que dicho insumo es básico en la alimentación del mexicano, como lo arguye la autoridad en el decreto de expropiación en la sección de los considerandos.

VIII.-  La  equitativa  distribución  de  la  riqueza  acaparada  o  monopolizada  con  ventaja  exclusiva  de  una o varias personas y con perjuicio de la colectividad en general, o de una clase en particular. El gobierno federal pudo sustentar el decreto en el hecho de que los dueños de los ingenios azucareros habían ejercido un control centralizado sobre dicho producto ocasionando una grave crisis en el sector, poniendo en peligro la zafra de dicho año en perjuicio de los mexicanos. En los considerandos señala que el común denominador es la buena administración de la industria, pero se debe recordar que todo acto de autoridad debe estar fundado y motivado, es decir, se debe señalar con precisión los hechos y los preceptos legales en los que se sustenta el actuar de la autoridad.

IX.- La creación, fomento o conservación de una empresa para beneficio de la colectividad. En lo personal considero que esta causa de utilidad pública era la más adecuada para fundar la expropiación debido a que los objetivos que perseguía el gobierno federal era recuperar la actividad productiva azucarera y contribuir a su funcionamiento eficaz en el mercado.

De la misma manera el gobierno federal no pudo comprobar mediante estudios técnicos, económicos y financieros en la materia, que la expropiación era la única forma de poder ayudar al sector azucarero.

Los amparos que se promovieron por al acto administrativo no sólo se refirieron a la violación de las garantías constitucionales de los  dueños de los ingenios en lo referente a la fundamentación y motivación, señaladas en el artículo 16, primer párrafo de la Constitución, que debe tener todos acto de autoridad, sino que provocaron que la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitiría un criterio sobre la garantía de audiencia previa que tienen los dueños de los bienes expropiados para que el gobierno no realice expropiación de manera arbitraria, violando así el derecho de propiedad y la garantía de audiencia señalada en el segundo párrafo del artículo 14 de la Constitución. Esto se demuestra en los amparos concedidos al Grupo Machado, por poner un ejemplo, ya que la Corte en este caso hizo un valoración y un análisis de los conceptos de violación que Grupo Machado sostuvo en su amparo relativos a que se violó su garantía de audiencia porque no se le concedió la oportunidad de defensa y ofrecimiento de prueba; hay que recordar que todo acto de privación por parte de una autoridad competente se le debe otorgar al afectado esta garantía, y en este caso, se le tuvo que dar oportunidad a Grupo Machado de demostrar que su situación jurídica no compaginaba con los criterios que se habían tomado en cuenta para llevar a cabo la expropiación, en el sentido de que había contraído grandes de dudas.

unknown-2Como punto final se puede afirmar que el procedimiento administrativo que se siguió para llevar a cabo la expropiación de los ingenios azucarero fue erróneo ya que no se vio algún beneficio a la colectividad como se había propuesto, derivado de todo esto el gobierno federal tuvo que re privatizar los ingenios que habían pasado a su propiedad, otros se devolvieron a los dueños en  virtud de los amparos que promovieron, porque el gobierno no había tenido la capacidad suficiente para administrarlos.

Se puede argüir que la expropiación de estos ingenios azucareros respondió a intereses políticos y económicos del entonces presidente de la República, Vicente Fox Quesada, ya que la mayoría de los ingenios se devolvieron a los dueños sin deudas y en mejores condiciones que en las que se expropiaron, todo ese saneamiento de la industria quedo a cargo de los ciudadanos. Del mismo modo, el gobierno federal no destinó en el plazo que señala la ley, de 5 años, los bienes expropiados a los fines de utilidad pública en los que fundó y motivo el decreto de expropiación, lo que dio paso a que varios dueños de los diversos ingenios promovieran la reversión total o parcial, para que volvieran a su propiedad dichos ingenios azucareros.

Un punto a favor que se puede derivar de la expropiación que llevó a cabo el gobierno, es que se reformó en 2009 la Ley de Expropiación introduciendo la garantía de audiencia para los dueños de los bienes o derechos que van a ser expropiados, dando oportunidad a los propietarios de ser escuchados en lo que a su derecho convenga y puedan aportar las pruebas que consideren pertinentes. Toda esta reforma se dio gracias a los criterios que sostuvieron los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en los amparos que se promovieron en contra del decreto de expropiación, apartándose así de los criterios jurisprudenciales que había sostenido la Corte en cuanto a que en materia de expropiación no operaba la garantía de audiencia prevista en el párrafo segundo del artículo 14 constitucional.

Con la ley anterior a la reforma de 2009, el proceso de expropiación primero se llevaba a cabo y posteriormente se escuchaba al propietario al cual se le habían expropiado ciertos bienes, todo esto cambió como ya se mencionó y la reforma permitió que los afectados tuvieran la garantía de audiencia previa. Con todo lo anterior se puede observar el gran desconocimiento de la ley por parte de los servidores públicos que llevaron a cabo la expropiación y la gran ineptitud de los mismos, provocando que la industria azucarera siguiera en crisis teniendo como resultado final la reprivatización de los ingenios azucareros.

Bibliografía:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s