Enfoques sobre la naturaleza en algunos textos de la literatura neoclásica en la Nueva España

Por María de los Ángeles Ríos García

El neoclásico o neoclasicismo hace referencia a la corriente literaria y artística surgida en Europa durante el siglo XVIII  y extendida por América a través del tiempo, la cual busca recuperar aspectos de la cultura grecolatina.[1] El concepto esencial de la teoría neoclásica es la naturaleza, los anhelos de alcanzar lo universal y lo típico de forma sencilla.

Algunos de los temas más influyentes de la literatura neoclásica se refieren a textos en prosa de carácter científico, crítico y moralizador.  En cuanto a textos en verso, la poesía tiene dos temas fundamentales el bucólico o pastoril y la fábula.[2]

pluma-y-tinta-para-escribir-1La naturaleza resulta un tema muy importante en cualquiera de las dos formas de textos, por un lado en prosa cumple una función informativa en los textos de carácter científico; en América los escritores provenientes de Europa conocen temas sobre ciencias y los difunden en escritos de prosa, algunos exaltando la belleza americana y difundiendo creencias a través de comparaciones. Y por otro lado se utiliza dicho tema en los textos en verso o poéticos con temas bucólicos creando poemas relacionados con la vida común y el campo.

-Enfoque sobre la naturaleza en textos de prosa.

Los textos en prosa hablan de la naturaleza, en conjunto de las ciencias, creando así textos dinámicos, informativos y simples basados en la razón. En la Nueva España los escritores en su mayoría se encuentran relacionados con la religión[3] y crean textos científicos incluyendo a la religión católica para realizar comparaciones o crear enseñanzas de dichas doctrinas con base en la ciencia.

Un ejemplo de esto es El Jorullo[4] de Rafael Landívar dónde se cuenta la historia de un valle denominado con el nombre de Jorullo en el cuál habitaban indígenas que realizan actividades como son: agricultura, ganadería, entre otras, cuando de pronto un anciano les advierte acerca de una erupción volcánica que ocurriría cerca de ellos, la cual generaría desgracias y grandes pérdidas, asustados los indígenas planean escapar, pero su patrón (de origen español) les dice que no sean temerosos, y que permanezcan en el lugar. Días más tarde ocurre la inesperada desgracia causando grandísimos daños en tal valle.

En esta historia se utiliza la fábula en relación a la naturaleza. En la época  se utilizan este tipo de géneros en las obras para dar a conocer alguna enseñanza, y en este caso; las creencias relacionadas a Dios y la importancia de sus exhortaciones, en la vida cotidiana. A si mismo este texto también se considera un texto de carácter neoclasicista por ser crítico ante el dominio español.

Enfoque sobre la naturaleza de textos en verso o poéticos.

Uno de los dos géneros más influyentes en la poesía neoclásica es el bucólico o pastoril, el cual ya se había desarrollado en corrientes artísticas anteriores, e incluso desde la antigüedad[5], pero éste también se retoma en el neoclásico. Lo bucólico se refiere a “[…] relatos, poemas y expresiones artísticas que se inspiran en representación de la vida del campo y la naturaleza”.[6] El bucólico también desarrolla subgéneros como son el idilio, la égloga, la serranilla y algunas veces la pastorela.[7] Un ejemplo de la poesía bucólica, es el siguiente fragmento de Anastasio M. De Ochoa Y Acuña, el cual habla de la vida cotidiana pastoril, desarrollada en una región natural:

“Cuando Silvia va al prado

sale a divertir,

el campo se alegra

al verla salir.

[…]El prado se cubre

de hermoso matiz,

de sus cálices abren

florecillas mil,

y el albo pie besan

la rosa y el jazmín

a mi pastorcilla

al verla salir.”

images.jpegA sí mismo la poesía de corte amoroso, en relación a la naturaleza no rechaza los sentimientos humanos. “[…] A diferencia del romanticismo, la ilustración no pondrá a los sentimientos por encima de la razón, si no que buscará un equilibrio entre razón y corazón o un freno racional a los excesos sentimentales. […][8]

También en esta búsqueda por el equilibrio entre los temas amorosos y la razón existe poesía relacionada con las ciencias naturales, que también manifiesta las creencias de Religión, por ejemplo en los siguientes fragmentos de Diego José Abad:[9]

“¡Oh que inconstante es la plateada luna,

que rueda en esta bóveda espaciosa;

no viste forma ni belleza alguna,

que no cambie y deseche caprichosa.

Émula ya de febo resplandece

llena de su faz de luz, llenos sus ojos

ya medio rostro enluta y ennegrece,

de su brillo entre pálidos despojos;

ya con agudos cuernos se atavía;

    ya con obtusos; y por fin hundióse

      entre las sombras de la noche fría,

            y aún débil huella en el zenit borróse.

               […]Mas tan solo Jehová jamás se altera,

       ni por Él pasa el tiempo turbulento:

           será Él siempre lo que es, y lo que era

                  inconcuso y firmísimo en su asiento.[…]”

Al comenzar la obra José Abad comienza hablando de naturaleza, sobre las fases de la luna de forma proporcional; primero llena, después media, menguante, creciente y por último nueva y explica lo órbita que recorre. En este mismo texto habla sobre el miedo y asombro que poseen los humanos ante este fenómeno, habla sobre el triunfo del bien sobre el mal utilizando el día como metáfora, y habla de la postura de Dios ante esto.

El papel que desempeña la literatura durante el siglo XVIII, considero que es muy importante ya que comienza la manifestación de las ciencias  en las obras, la necesidad de encontrar la razón y realizar un equilibrio entre lo sentimental y el ideal verosímil. Se cumplen los anhelos por alcanzar lo natural, y simple de forma sencilla.

El enfoque dado a la naturaleza entre los textos en prosa resulta científico, dinámico, e informativo;  y a su vez en los textos de poesía neoclásica crea un enfoque de apreciación y consideración a la naturaleza.

La divulgación en México de la literatura Neoclásica también me resulta interesante debido a la divulgación por parte de la iglesia católica, así como su estrategia para aumentar las creencias en la época, y los conocimientos de las congregaciones religiosas llegadas a México.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

[1] Los datos del concepto Neoclásico fueron obtenidos de  Definición ABC     http://www.definicionabc.com/historia/neoclasicismo.php 2016.

[2] Resumen obtenido de  roble.pntic.mec.es/msanto1/lengua/2neoclas.htm (2016)

[3] En el libro Literatura Mexicana se explica que la llegada de congregaciones católicas a México dieron origen al conocimiento literario y científico. Del Carmen M. (1962), Esfinge, Ciudad de México.

[4] Landívar R. Libro II – El jorullo.

[5] Bucolismohttps://es.wikipedia.org/wiki/Bucolismo (2015)

[6]  Concepto obtenido de http://etimologias.dechile.net/?buco.lico (2016)

[7] Bucolismo-https://es.wikipedia.org/wiki/Bucolismo (ibídem)

[8] La poesía Neoclásica- http://www.march.es/musica/clasicismo.asp (2012)

[9] De Deo. Canto IV .Eternidad de Dios (Trad. Del latín por el P. Enrique Villa Señor)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s