La importancia cultural de las fronteras

PARIS: Regis DebrayRegis Debray es un conocido filósofo francés nacido en 1940. Egresado del Lycée Janson de Sailly de Paris y posteriormente, en su doctorado de la Escuela Normal Superior de Paris, muy cercano al pensamiento marxista de Louis Althusser, habría de hacer un interesante corpus bibliográfico en la que analiza los movimientos sociales latinoamericanos ligados al marxismo.

En su reciente obra “Elogio de las Fronteras”, una obra polémica en la que Debray hace una defensa de las fronteras como una forma de proteger a los miembros de una comunidad, se cataloga como contrario a la “aldea global”,  por esta razón hará toda una descripción histórica de cómo aparece y ha evolucionado la noción de “fronteras”, el sustrato principal de su argumento reside en sostener que los muros no cayeron como imagina gran parte de la comunidad, al contrario hay nuevas y más sofisticadas formas de crear fronteras.

A decir de Debray la noción de frontera no es un problema para poder lidiar con un orden social complejo, la frontera no necesariamente diluye la universalidad, la frontera es  parte del orden civilizatorio, es un puente pese a que algunas veces puede cerrar. La noción de frontera implica hablar de un paso regulado y controlado en donde se puede transitar de ida y vuelta entre países.

9788416572519La frontera implica que hay un reconocimiento de las soberanías, es un medio para tener una forma de manifestar respeto entre países, la frontera se puede volver adversa cuando entre las dos comunidades que separa no hay respeto mutuo y se busca imponer en los países vecinos un régimen religioso o político sin respetar su percepción diferente, la frontera demanda reconocimiento de las diferencias.

Una de las funciones más esenciales que tiene la cultura es la de proteger las fronteras, las lenguas por ejemplo son fronteras, fronteras lingüísticas, una que puede aceptar nuevas palabras y actualizarse incorporando nuevas palabras, pero jamás renunciando a la lengua, renunciar a la lengua es renunciar a la frontera. Cuando uno intenta imponer su propio lenguaje hay una contestación agresiva, pues vulnera la frontera que hemos creado

Las fronteras exigen el reconocimiento de idiomas, identidades culturales, de religiones, es por esto que Debray hace un elogio de estas, no como formas de aislamiento, sino de establecimiento de relaciones a partir de márgenes sobre lo que no podemos vulnerar de la persona que es diferente a nuestro, hacer fronteras no es crear muros, un muro solo separa, una frontera solo marca un límite que es comprensible entre las partes sobre lo que no se puede vulnerar.

La frontera es necesaria en cuanto a que es un filtro en donde se regulan los intercambios entre países vecinos, es un pasaje regulado, es reconocimiento muto de soberanía, la parte difícil residiría en construir fórmulas de compromiso que nos permitan tener estas fronteras entreabiertas

Invitamos a que puedan leer este formidable trabajo de Regis Debray que hoy pudimos comentar gracias a Gedisa Editorial México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s