Supremacía Constitucional

Por Yedidya Vázquez Calyecac

A partir de una lectura de la obra “Teoría de la Constitución” del Dr. José Barragán Barragán quisiera hablar de la Supremacía Constitucional, esto debido a la importancia que ha tenido este tema dentro del orden jurídico mexicano durante los últimos años, me pareció pertinente tratar del tema. De acuerdo con la definición del profesor José Barragán y Barragán el concepto de supremacía constitucional debe de entenderse como:

“Aquella cualidad que posee únicamente la constitución como norma jurídica, al ser el punto de partida de legitimidad de todo el orden jurídico de un país o territorio determinado”.

cpeum.jpgLa constitución es suprema por contener en ella la voluntad de los mexicanos, es también necesaria porque se requiere de una norma que le de fundamento a todas las demás leyes que se apegarán a lo que la norma suprema tenga establecido, es decir no pueden ser contrarias a ésta. Dice el profesor  José  Barragán  Barragán que una constitución es suprema por ser fundamental y  es fundamental por ser suprema.

Puesto que en la constitución se establecen las disposiciones para la defensa del pueblo, ahí está plasmada la soberanía, soberanía que se convierte en algo escrito y transformado en obligatorio, el maestro Felipe Tena Ramírez dicta:

“El pueblo, a su vez, titular originario de la soberanía, subsumió en la constitución su propio poder soberano…

Lo expuesto nos lleva a la conclusión de que la soberanía, una vez que el pueblo la ejerció, reside exclusivamente en la constitución y no en los órganos ni en los individuos que gobiernan..

shutterstock_105152477.jpgAsí es como la supremacía de la constitución responde, no sólo a que ésta es la expresión de la soberanía, sino también a que por serlo está por encima de todas las leyes y de todas las autoridades: es la ley que rige las leyes y que autoriza a las autoridades…. supremacía dice la calidad de suprema, que por ser emanación de la más fuente de autoridad corresponde a la constitución; en tanto que primacía denota el primer lugar que entre todas las leyes ocupa la constitución.”

Un problema relacionado con la supremacía constitucional es la jerarquía normativa, respecto a este tema es importante ocuparse de la labor de Hans Kelsen respecto a este tema.

“Primero comienza con la fundamentación de validez de una norma sólo puede encontrarse en la validez de otra norma. La norma que representa el fundamento de validez de otra es caracterizada como una norma superior en relación con una inferior. Como norma suprema tiene que ser presupuesta, dado que no puede ser impuesta por la autoridad cuya competencia tendría que basarse en una norma aún superior. Su validez no puede derivarse ya de una norma superior, ni puede volver a cuestionarse el fundamento de su validez. Una norma semejante, presupuesta como norma suprema, será designada aquí como norma fundante básica”.

Así la norma que le da validez a otras normas  es la constitución, que es como lo establece Kelsen la norma superior en relación con normas inferiores, debe de ser planeada y llevar un procedimiento para plasmar de manera eficaz todos los elementos que satisfagan las necesidades de la población, es decir con un contenido amplio

“Una norma jurídica no vale por tener un contenido determinado; es decir, no vale por que su contenido pueda inferirse, mediante un argumento deductivo lógico,  de una norma fundante básica presupuesta, si no por haber sido producida de determinada manera, y en última instancia, por haber sido producida de manera  determinada por una norma fundante básica presupuesta. Por ello, y sólo por ello, pertenece la norma al orden jurídico, cuyas normas han sido producidas conforme a esa norma fundante básica.”

A esto se refiere al principio de fundamentalidad constitucional, mediante el cual la constitución debe guardar en sí misma un equilibrio de principios generales y excepciones a ellos con la finalidad de que toda normatividad este armonizada.

Puesto que la norma fundante básica es el fundamento de validez de todas las normas pertenecientes a un mismo orden jurídico, constituye ella la unidad dentro de la multiplicidad de esas normas. Esta unidad también se expresa diciendo que el orden jurídico es descrito en enunciados jurídicos que no se contradicen.”

 Como ya se había comentado con antelación, al desprenderse de la constitución el sistema normativo éste no debe ser contrario a lo dispuesto por la norma suprema ni sobrepasar lo dispuesto por ésta, debiendo existir un orden.

“Como la estructura del orden jurídico es una construcción escalonada de normas recíprocamente supra y subordinadas, donde la norma de nivel superior determina la producción de la norma inferior, se plantea el problema del conflicto normativo, dentro de un orden jurídico, en formas diversas, sea que se trate de un conflicto entre normas del mismo nivel o de un conflicto entre una norma entre una norma de nivel inferior y una norma de nivel superior.”

El problema del conflicto normativo se da muy a menudo en nuestra legislación mexicana al ser las normas inferiores contrarias a la norma suprema, o bien a una norma superior.

Las normas jurídicas generales producidas por vía legislativa son normas conscientemente impuestas, es decir, normas promulgadas por escrito. Los actos constitutivos del hecho de la legislación son actos de producción de normas, de instauración de normas; es decir, su sentido subjetivo es un deber ser. La constitución erige ese sentido subjetivo en un significado objetivo, el hecho de la legislación es instaurado como un hecho productor de derecho. Pero la constitución puede también establecer como hecho creador de derecho un hecho consuetudinario específicamente caracterizado..”

También se suele pensar, por lo común, cuando se habla de las normas aplicables por esos órganos sólo en el derecho civil, penal o administrativo, de fondo, aún cuando el derecho penal civil o administrativo de fondo no puede ser aplicado sin que se aplique simultáneamente un derecho formal, es decir, el derecho que regula el procedimiento para efectuar el acto judicial o administrativo en el que se aplica el derecho civil, penal o administrativo de fondo. El derecho de fondo y de forma esta indescindiblemente enlazado. Sólo en su enlace orgánico configuran el derecho regulador de su propia producción y aplicación. Todo enunciado jurídico que describa en forma completa a este derecho tiene que contener tanto el elemento formal como material.”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s