Problemas de desigualdad social y marginalidad social fronteriza.

Por Diana Samanta Robles Flores

unknown-3Hasta hace muy poco tiempo, la pobreza y la desigualdad social en la frontera norte del país no eran los temas más sobresalientes en los estudios o investigaciones sociales fronterizos. Tampoco eran los rasgos que podrían definir a una ciudad fronteriza con una historia controvertida, pero también llena de dinamismo, símbolo de oportunidades y de mejores niveles de bienestar social desde los inicios de su conformación urbana. En realidad, es y ha sido ésta última visión la que a lo largo del tiempo ha dominado la imagen de Tijuana, o más bien la imagen que de sí misma se ha hecho la propia ciudad.

Las visiones que más se acercan a su realidad, cuando mucho, la definen como una “ciudad de contrastes”, en crecimiento, joven y dinámica, receptiva a cientos de migrantes que llegan buscando mejores condiciones de vida en la propia ciudad o en los Estados Unidos. La pobreza o la desigualdad social casi no han sido parte de su historia en el imaginario social, por el contrario, la representación colectiva más común ha sido la de una plataforma para muchas familias que huyen de la pobreza en sus lugares de origen. Quizá por eso mismo Tijuana no ha podido ser vista como una ciudad con pobreza sino, más bien, como una ciudad que ayuda a mitigarla o a resolverla. Sin embargo, más allá de las visiones o imágenes que de la ciudad se han formado entre diversos sectores de la sociedad, la pobreza y la desigualdad social siempre han estado ahí, a veces menos visible que otras, pero siempre acompañando su proceso de crecimiento.

Las características económicas y sociales de las áreas fronterizas, su estructura productiva, su localización e importancia geopolítica, así como su papel dentro del contexto del desarrollo nacional, constituyen factores determinantes para el derrotero de la integración fronteriza.

unknown-2El grado de integración y de marginalidad de las áreas de frontera dentro del contexto de cada nación, imprime por lo general una dinámica específica a los procesos de integración fronteriza. Esta dinámica se deriva además de las condiciones de la infraestructura de transporte, de las comunicaciones, de la integración a los mercados y de los servicios públicos, de la infraestructura social en general.

Estas circunstancias determinan, en gran medida, la capacidad de las regiones fronterizas para ser activos participantes de los procesos económicos y sociales que se desenvuelven en dichos espacios. De allí que, ante una situación de marginalidad aguda, es evidente que la gestión fronteriza debe orientarse a demandar políticas de desarrollo encaminadas a reducir desequilibrios y asimetrías hacia adentro y hacia afuera que les permita desenvolverse en mejores condiciones al interior de los procesos de integración binacional y, en particular, fronteriza.

            La característica de baja marginalidad que los estados fronterizos, incluidas algunas ciudades como Tijuana, presentaron a finales de los setenta, y cuya tendencia se fortaleció en los siguientes años, es quizá uno de los rasgos que ha empezado a perderse, como veremos más adelante en este trabajo. No sólo varias condiciones cambiaron, sino que, lo más importante, la conceptualización sobre la pobreza alcanzó otros niveles que superan el cuadro impresionista que se formó en varios observadores de los sesenta y setenta.

La economía en las ciudades fronterizas.

Desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el comercio entre México y Estados Unidos se triplicó: pasó de 71 mil millones de dólares en 1995 a 255 mil millones en 2010, de acuerdo con el “Reporte del estado de la frontera” que se dio a conocer la Alianza para Estudios Transfronterizos.

Durante la presentación del documento, el embajador de Estados Unidos en México, Earl Anthony Wayne, precisó que cada día cruzan la frontera mil 300 millones de dólares, es decir un millón de dólares cada minuto.

De manera paralela, agregó, entre 2000 y 2010 la pobreza en los estados fronterizos creció en ambos lados de la frontera, pero disminuyó en el resto de México al pasar de 53.6% en 2000 a 52% diez años después.

En el estado de Chihuahua el número de pobres en el mismo periodo pasó de 30.2% a 51.8%; en Baja California, de 23.7% a 39.2%, y en Tamaulipas de 40.1% a 48.4%.

En los estados fronterizos estadunidense, la tasa de pobreza superó el promedio nacional de 15.3% en diez años. En Texas creció 3% (de 14.9% a 17.9%) y en Arizona casi 4% (de 13.6% a 17.4%).

La tasa de desempleo también subió al pasar de 8.5% en 2000 a 11.9% en 2010 en la frontera sur de Estados Unidos, y de 1% a 5.8% en la frontera norte de México.

El informe de la Alianza para Estudios Transfronterizos detalla que más de 90 millones de personas (un quinto de la población total de EU y México) viven en los estados que rodean su frontera común. Señala que si las tasas de crecimiento continúan creciendo, dentro de 35 años las ciudades fronterizas hospedarán 29 millones de personas.

unknown-4Se precisa que entre 25.9% y 31.6% de personas de origen mexicano viven en los estados de Arizona, Nuevo México, California y Texas. Al acercarse a menos de 300 kilómetros de la frontera, apunta, representan entre 77% y 80% de la población en el lado estadunidense.

Pese a la persistente asimetría en términos educativos, sociales y económicos entre Estados Unidos y México, las comunidades mexicanas suelen estar en la mitad inferior en la mayoría de los indicadores de bienestar, puntualiza el documento, sin embargo, agrega, dicha asimetría tiende a reducirse.

Los investigadores establecieron un índice de calidad de vida entre las ciudades fronterizas que evalúan el acceso a la salud, la cultura, la información y la educación.

Concluyo mencionando que sí las ciudades fronterizas mexicanas se caracterizan por su alto nivel de inseguridad, sus homologas estadunidenses, por el contrario, están entre las más seguras del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s