La Filosofía como actividad humana

Por Miriam del Carmen Estrada Rivera

La filosofía es en primer término, una actividad exclusivamente humana. El ser humano no llega a este mundo en un estado adulto, si no que llega en un estado de indefensión física e intelectual. Conforme se va convirtiendo en adulto, su inteligencia se va desplegando, enriquecida por las cosas que el mismo aprende y que le son enseñadas por otros, conoce su mundo, se adapta a él y sobrevive.

images-1Sin embargo llega un momento en que el ser humano se comienza a sentir deshabituado, entra en un estado en el que se sorprende de la cosas y comienza  mirarlas de otra manera y comienza a cuestionarse. Se pregunta cosas como ¿qué es la vida?, ¿por qué existe?, ¿por qué existe el universo?, ¿cómo funciona la naturaleza?, ¿tiene algún sentido dentro del orden cósmico la existencia del ser humano? Al tratar de responder estas cuestiones, el ser humano hace filosofía.

Para hacer filosofía, no es necesario que una persona se instruya en el conocimiento de los grandes pensadores Griegos de la antigüedad ni mucho menos en los más contemporáneos, tampoco es necesario que asista a la universidad o que reciba algún tipo de instrucción especial, en la mente de todas las personas existe latente la misma capacidad de hacer estas preguntas fundamentales, lo cual ha sucedido a lo largo de toda la historia de la humanidad, en diferentes momentos y lugares.

Así pues prácticamente todas las civilizaciones, naciones, imperios, países, ciudades, pueblos, aldeas, familias, individuos en algún momento se hacen preguntas trascendentales, sin embargo no siempre buscan la manera de responderlas y los medios para establecer una teoría o hipótesis y después comprobarla; es esta la diferencia entre hacer o no filosofía, es decir, el tratar de responder estas preguntas es hacer filosofía y las personas que en el pasado lo han hecho en muchas ocasiones nos han dejado ese legado, su forma de ver y explicar el mundo según su filosofía. Aztecas, Mayas, Egipcios, Persas, Chinos, Japoneses, Filipinos, y un largo etcétera, corresponden a antiguas civilizaciones, que se hicieron las mismas preguntas fundamentales y sus respuestas, su filosofía, ha perdurado hasta nuestros tiempos ya que esa actividad de tratar de buscar la respuesta a cuestiones más allá de nuestro entendimiento.

Es sin embargo en la antigua Grecia donde de manera particular, se gestó el modo de pensar occidental que es nuestro tema de estudio en este momento. En aquel momento se gestó una forma de responder a las preguntas fundamentales como no se dio en ninguna otra parte del mundo. Este tipo de filosofía tenía características especiales pues no se limitaba, y de hecho abandonaba, la explicación mítica de los mecanismos de la naturaleza y en cambio, se inclinaba por la comprobación empírica de dichas respuestas, la observación, la discusión, etc. Se puede advertir lo anterior cuando Foucault dice: “Lo vivido es a la vez el espacio en el que se dan todos los contenidos empíricos a la experiencia y también la forma originaria que los hace posibles en general y designa su enraizamiento primero” . De esta manera, para Foucault también lo vivido, lo empírico es origen y por tanto es fundamental para el acto filosófico y es así que aspectos tan increíbles como la comprobación de que la tierra era redonda o la causa de los eclipses de sol y de luna fueron por ejemplo el resultado de este nueva manera de hacer filosofía, la cual a la postre se convirtió en la cuna de la ciencia. El primer tipo de filósofos están alineados con las ciencias naturales, y el segundo tipo están alineados con el arte y la política. Aquí se evidencia el momento en que la filosofía se entiende también como una actividad que debe proveer no solo una explicación matemática del mundo, sino también una lección moral y un consuelo espiritual.

a4robotLa filosofía como actividad no es algo que pueda enseñarse en el sentido clásico de la academia. Imaginemos a un ser igual de inteligente que un ser humano pero que este ser vive en un plano material de dos dimensiones; ahora imaginemos que podemos hablar con ese ser; ¿Cómo podríamos explicarle lo que significa vivir en tres dimensiones como nosotros? (no entremos en detalles técnicos como que el tiempo puede o es la cuarta dimensión, esto es solo un ejemplo). Sería prácticamente imposible instruirle acerca de la manera en que debe comprender y entender la tercera dimensión, sin embargo, mediante la observación y el razonamiento, en determinado momento ese ser  podría construir una solución, una teoría, un acto de buscar la respuesta a ¿qué es la tercera dimensión?. Esto en principio estará íntimamente sesgado por el sistema de ideas de este ser, pero al tener un entendimiento propio de ese aspecto de la naturaleza desconocido para él, podríamos entonces discutir su filosofía de este aspecto y entonces podríamos construir algo nuevo.

En una era, una época como la que estamos viviendo, la actividad filosófica cobra una importancia enorme en tanto que su mera existencia como ya se mencionó está íntimamente ligada al saber científico. Parte de la actividad filosófica consiste en realizarse las preguntas adecuadas, trascendentales mediante las cuales se puedan construir soluciones que revolucionen el saber. Como lo menciona Foucault, nuestra voluntad de saber ha sido formada desde los primero poetas griegos, sin embargo, “No ha cesado de desplazarse: las grandes mutaciones científicas quizá puedan a veces leerse como consecuencias de un descubrimiento, pero pueden leerse también como la aparición de formas nuevas de la voluntad de verdad”.

Así vemos que la actividad filosófica no es solamente algo etéreo que se queda en el plano de los pensamientos, sino que también puede llevar a revolucionar la concepción que misma que se tenía del universo y de todo lo que habita en él.

Bibliografía.

Ana María Martínez de la Escalera, Selección de Lecturas de Introducción a la Filosofía y Técnicas de Investigación Filosófica I, México, UNAM, 1996, p. 19, 31,67

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s