Breve visión crítica de la Corte Internacional de Justicia

Por Brenda Aylin González Torres

images“La Corte no es solamente un “órgano de las Naciones Unidas “, este es, esencialmente el “principal órgano judicial” de la Organización”1

En el ámbito internacional, la Corte Internacional de Justicia tiene un papel fundamental, por lo que es importante analizar el desarrollo que ha tenido y la tarea que que se le ha delegado por conducto de las Naciones Unidas y, principalmente, cuestionar qué tan efectiva ha sido la evolución de la misma respecto de su antecesora, la Corte Permanente de Justicia Internacional.

En primera instancia, podemos señalar la enorme similitud que tiene la Corte con su antecesora, la Corte Permanente de Justicia Internacional principalmente en los aspectos estructurales, como lo son el número de jueces que la integran, el método de elección y el periodo de funciones, la presencia de jueces ad hoc o la estructura de la cláusula facultativa de jurisdicción obligatoria; la influencia fue tal, que incluso se ve reflejada en la presentación material de las decisiones, tanto en los formatos, tipografía y criterios editoriales son vestigio de aquella que fuere su antecesora.2 Basta enunciar los puntos anteriores para cuestionar si tal rezago permite a la Corte responder ante las demandas que el Derecho Internacional actual exige, más aún cuando los Estados confían y, se encuentran, en muchas ocasiones dispuestos a que dicho organismo decida en sus disputas, aceptando las resoluciones y las implicaciones que éstas puedan tener en sus derechos y capacidades.3

Haciendo referencia a aquellos aspectos estructurales que se acarrean desde la Corte Permanente de Justicia Internacional, encontramos en primero lugar a los jueces. Aspecto discutible en cuanto a que, el talento, conocimiento y especialización en la materia de Derecho Internacional no son cualidades que en muchos de los casos se puedan caracterizar en los jueces, claramente no es generalización, ya que muchos de ellos merecen la más grande admiración de la Comunidad Internacional. Sin embargo, aunque en este aspecto la Corte Internacional de Justicia no tiene ninguna inferencia siendo responsabilidad de los Estados nacionales que buscan servilismo en los jueces que les representen4, sería conveniente que la Corte estableciera parámetros internos para que fuere más rigurosa en su conformación.

 

Unknown.jpegDentro de esta línea encontramos a la labor de los jueces ad hoc ya que en el desarrollo de su labor se espera sean imparciales y se erijan como cualquier otro juez y que a pesar de las inclinaciones políticas que pudieren tener, no favorecieran a ninguna de las partes. Sin embargo, la gran mayoría de las veces favorecen a su país de origen5; en ese sentido considero que puede presentarse la desacreditación de dicha figura, y más allá, lesiona la confianza de los Estados y la certidumbre con la que se acude a la Corte para la solución de controversias.

Dejando de lado los aspectos estructurales que a la Corte se le han señalado como fallas se encuentran los problemas para la activación de la justicia internacional institucionalizada; esto es claro en el reconocimiento de los Estados involucrados en un conflicto, de la competencia de Corte Internacional de Justicia. Por lo que, los Estados son completamente libres de aceptar o no la jurisdicción de la Corte6; es aquí donde la activación de jurisdicción de la Corte se encuentra limitada al consentimiento de los Estados involucrados. Políticamente sería incorrecto no aceptar la jurisdicción de la corte, pero esta represalia no limita de ninguna forma la total libertad para decidir afirmativa o negativamente.7

De igual forma se ha criticado la lentitud con la que se desarrolla el procedimiento; independientemente de la complejidad de los asuntos que se le presenten se esperaría que la Corte concentrara esfuerzos para responder a los cuestionamientos que se realizan o a dirimir las controversias en las que se le solicite ayuda de forma expedita. Sin embargo, muchas veces son las mismas partes quienes dilatan el proceso8, lo que considero deja a la Corte como un medio para esperar sucesos económicos y políticos de los que las partes se valdrán para obtener mayor beneficio en la controversia. En cuanto a las partes, se han señalado notables diferencias referentes al tratamiento que se les da, identificando notables privilegios para las grandes potencias, dejando a los pequeños países que no se encuentran revestidos con tal características de algún modo desprotegidos y en desigualdad9. Sin embargo no se puede señalar como responsable únicamente a los Organismo Internacionales, sino a los mismos países subdesarrollados por creer ciegamente en las políticas foráneas, haciéndoles presas de la idea de que en un organismo como la Corte encontrarán la solución de sus problemas.10

 

Aquí se cuestionaría la calidad de la jurisprudencia de la Corte para lo cual es importante resaltar que un buen juicio es aquel en el que se decide estrictamente conforme a Derecho sin ser de ninguna forma afectado por influencias políticas o económicas. Frecuentemente la Corte es acusada de llevar a cabo sus actividades conforme a criterios políticos, e indudablemente esto es inevitable para un organismo que aplica Derecho público que fue caracterizado por Montesquieu como la Ley política de las Naciones. Sin embargo es cuestionable cómo es aplicable el Derecho Internacional en el caso en concreto ya que las reglas frecuentemente llegan a ser flexibles, lo que permite diversas posibles interpretaciones, por tanto, dependiendo del caso en concreto variarán las 11 prioridades, lo que claramente guiará el sentido que se den las reglas .

images-1.jpegDesde una arista completamente diferente a lo ya planteado anteriormente, encontramos la función consultiva. Esta ha sido fuertemente criticada, ya que, desde un punto de vista jurídico procesal, la actividad consultiva tiene mucho de irregular para un órgano jurisdiccional que tiene como principal tarea la resolución de controversias.12

 

Las múltiples críticas y fallas que en este ensayo me he dedicado a señalar respecto de la Corte Internacional de Justicia, son tan sólo una linea de pensamiento que puede ser claramente refutado o apoyado ya que finalmente como ya ha dicho Tullio Treves: “Discutir algo nunca será dañino”. Por tanto, considero no solamente importante resaltar los aciertos que un organismo pueda tener, en este caso la Corte Internacional de Justicia, sino también los desaciertos que le caracterizan ya que aceptando los errores podrá abrir paso a la mejora de la institución y el perfeccionamiento de los medios Internacionales.

De igual forma considero que la tarea que tiene la Corte Internacional de Justicia es de vital importancia para la vida internacional, por lo que deberá abocar su desarrollo para crear una institución firme en la que los países puedan creer, y acudir cuando sus necesidades lo requieran, pero sin duda alguna de la parcialidad y justicia que se tendrán respecto a su situación. Los requerimientos del desarrollo acelerado que el Derecho Internacional ha tenido, deben ser atendidos de manera certera y precisa para no caer en rezagos y contradicciones y que esto nos lleve a la total incertidumbre jurídica, en la cual se pierda la credibilidad de toda institución, especialmente de una que vigila y provee la paz mundial mediante la resolución pacífica de controversias.

1 Cfr. Interpretation of Peace Treaties, Advisory Opinion: I.C.J. Reports 1950, p. 71.

2 Cfr. Gutiérrez Baylón, Juan de Dios. “La Corte Internacional de Justicia al terminar el Siglo”. Portal de revistas Científicas y Arbitradas de la UNAM. http://www.journals.unam.mx/index.php/ amdi/article/view/16364

3 Cfr. Kolb, Robert. The International Court of Justice. Editorial “Hart Publishing”, 2013. p. 1211

4 Cfr. Gutiérrez Baylón, Juan de Dios. “La Corte Internacional de Justicia al terminar el Siglo”.
5 Cfr. Vallarta Marrón, José Luis. Derecho Internacional Público. 1a reimpresión. Editorial Porrúa.México, 2009. p. 373.

6 Cfr. Gutiérrez Baylón, Juan de Dios. “La Corte Internacional de Justicia al terminar el siglo” pp. 229-230

7 Cfr. Boffi, Boggero, Luis María. “¿Esta en crisis la Corte Internacional de Justicia?. Ensayos jurídicos. Editorial Astrea. Buenos Aires, 1975. p.34.

8 Cfr. Íbidem. p. 34 9 Cfr. Íbidem p. 35

10 Cfr. Gutiérrez Baylón, Juan de Dios. “El sistema policéntrico de creación del Derecho Internacional y la determinación regional de las reglas de Ius Cogens”. Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/ rev/facdermx/cont/249/art/art10.pdf

11 Cfr. Kolb, Robert. The International Court of Justice. Editorial “Hart Publishing”, 2013. p. 1215.

12 Cfr. Gutiérrez Baylón, Juan de Dios. “La Corte Internacional de Justicia al terminar el siglo” pp. 234-235

 

Bibliografía:

  1. Boffi, Boggero, Luis María. “¿Esta en crisis la Corte Internacional de Justicia?.

    Ensayos jurídicos. Editorial Astrea. Buenos Aires, 1975.

  2. Gutiérrez Baylón, Juan de Dios. “La Corte Internacional de Justicia al terminar el

    Siglo”. Portal de revistas Científicas y Arbitradas de la UNAM. http://

    http://www.journals.unam.mx/index.php/amdi/article/view/16364

  3. Gutiérrez Baylón, Juan de Dios. “El sistema policéntrico de creación del Derecho

    Internacional y la determinación regional de las reglas de Ius Cogens”. Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. http:// http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/facdermx/cont/249/art/art10.pdf

  4. Interpretation of Peace Treaties, Advisory Opinion: I.C.J. Reports 1950,
  5. Kolb, Robert. The International Court of Justice. Editorial “Hart Publishing”, 2013.
  6. Vallarta Marrón, José Luis. Derecho Internacional Público. 1a reimpresión. Editorial

    Porrúa. México, 2009.

Legislación:
– Carta de las Naciones Unidas
– Estatuto de la Corte Internacional de Justicia
– Reglamento de la Corte Internacional de Justicia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s