La inconstitucionalidad de las Disposiciones Bancarias Post Mortem

Por Anel Montiel Prado

images-5En el ámbito jurídico encontramos prácticas que no tienen ningún fundamento legal pero que la costumbre ha hecho de ellas esenciales para la “celebración de actos jurídicos”, por ejemplo el “endoso de la factura” a la venta de un automóvil, lo cual no tiene fundamento legal pero da seguridad a las compraventas de este tipo y hasta ha causado que en dependencias gubernamentales sea requisito indispensable para la realización de trámites.

Es por ello que no nos sorprende que figuras mas importantes estén viciadas con este tipo de prácticas no legales pero si reales, algunas que no causan ningún problema aparente, sin embargo, considero que en este caso sí hay problemas serios respecto de las disposiciones bancarias en los contratos con instituciones bancarias para designar un beneficiario a la muerte del titular de la cuenta bancaria.

En principio, es importante analizar que con fundamento en el artículo 56 de la Ley de Instituciones de Crédito, los titulares de cuentas bancarias, préstamos y créditos tienen que determinar quienes serán los beneficiarios que, en CASO DE FALLECIMIENTO, podrán obtener el importe de las mismas.

Lo anterior es de práctica común para las Instituciones Bancarias, pues es requisito indispensable para comenzar una relación contractual con las mismas y sin embargo es inconstitucional. Lo anterior, en virtud de que dicha ley, la Ley de Instituciones de Crédito, es materia de competencia federal.

De forma contraria, con fundamento en el artículo 1295 del Código Civil vigente en la Ciudad de México, el Testamento es un acto personalismo, revocable y libre, por el cual una persona capaz dispone de sus bienes y derechos, y declara o cumple deberes para después de su muerte, es decir, el testamento es un acto muy especial, con características esenciales, de materia local, con fundamento en el artículo el testamento, como materia civil, es materia de competencia legislativa local, por lo que cada estado de la República emite las disposiciones respectivas, con fundamento en el artículo 214 de la Constitución Política de los Estado Unidos Mexicanos.

unknownPor lo que surge un conflicto de leyes, en virtud de que en la Ley de Instituciones de Crédito, en materia federal, tiene disposiciones respecto de la materia sucesoria en su contenido, para lo cual no es competente.

En la realidad, al momento en el que una persona muere, y se abre su sucesión ya sea testamentaria o intestamentaria, y se designan herederos, aún cuando el beneficiario designado en el contrato celebrado con una Institución Bancaria es distinto, se respeta éste, y con la simple presentación del acta de defunción del de cujus es suficiente para que se le entregue el importe correspondiente.

Es por lo anterior, que resulta evidente la inconstitucionalidad de dicha norma, en virtud de que, aún cuando dicha legislación está hecha encaminada a la rapidez y agilidad de las operaciones comerciales, es inconstitucional que existan disposiciones respecto a la materia sucesoria, pues viola los principios de la libre disposición del patrimonio del testador, pues en la realidad podríamos tener el caso de que algún indigno para suceder esté como beneficiario en alguna cuenta del de cujus y ésto seria incongruente con los principios de la sucesión.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s