Ética del Abogado

Por Arias Pavón David

 

images-3Si bien es cierto que la profesión de la abogacía es una de las más reprobadas por la sociedad en la actualidad, también es cierto que ésta se ha mantenido existente desde hace siglos. Por esto mismo, no se puede negar la necesidad que hay de ella, por lo tanto, el abogado tiene que guiarse a través de ciertos principios a lo largo de su vida profesional. En el presente trabajo se visualizará la conjugación entre el Abogado y la Ética.

Antes de empezar es necesario conocer el significado de ambos conceptos:

Abogado: Éste término procede de la expresión latina advocatus que significa “llamado a o para”, porque en efecto, estos profesionistas eran requeridos en Roma por los litigantes para que los asesoraran y actuaran por ellos en las contiendas judiciales.

Ética: Tiene su origen en el vocablo griego ethos que significa costumbre. Se le estima en una situación de sinonimia con la palabra “moral” que, a su vez, deriva de la voz latina more, que, por su parte corresponde a la costumbre. Por moral también se entiende como la ciencia que enseña las reglas que deben seguirse para hacer el bien y evitar el mal. [1]

Para efectos de éste trabajo la ética será definida como las buenas costumbres acuñadas por la sociedad y aplicadas dentro de ésta para alcanzar el buen vivir y el bienestar.

Para seguir adelante cito lo siguiente porque lo considero relevante para poder continuar:

“Critón: Demasiado sin duda, pero por esta vez, Sócrates, sigue mis consejos, sálvate. Porque en cuanto a mí, si mueres, además de verme privado para siempre de ti, de un amigo cuya pérdida nadie podrá consolarme, me temo que muchas gentes que no nos conocen bien ni a ti ni a mí crean que pudiendo salvarte a costa de mis bienes de fortuna, te he abandonado. ¿Y hay cosa más indigna de adquirir la reputación de querer más su dinero que sus amigos? Porque el pueblo jamás podrá persuadirse de que eres tú el que no has querido salir de aquí cuando yo te he estrechado a hacerlo.

Sócrates: Pero, mi querido Critón, ¿debemos hacer tanto aprecio de la opinión del pueblo? ¿No basta que las personas más racionales, las únicas que debemos de tener en cuenta, sepan de qué manera han pasado las cosas?”[2]

En la sociedad, opino que, es bastante fácil confundir la Justicia entendida como la Ética con la Ética del Abogado, pero comencemos a desglosar esto con un ejemplo:

En una contienda judicial se enfrentan una persona que ha cometido el delito de robo afectando el patrimonio de otra, y esta segunda, que exige la restitución de lo robado. Sabiendo que es culpable la persona que es acusado, éste al final del juicio sale declarado inocente por un error de carácter procesal cometido por el abogado del actor, más no del contenido material propiamente.

¿Qué es lo que pensaría el vulgo? Pensarían que se ha cometido una injusticia pues ven vulnerado lo bueno y lo justo por no haber restituido el delincuente, el bien robado al actor de la demanda, sin ver que el error fue del abogado del actor.

Pero realmente ¿quién sabe de Derecho? Un abogado y cualquier persona que se desenvuelva en el ámbito jurídico sabría sin duda alguna que lo que ha ocurrido es lo debido, ya que el abogado de la parte actora ha cometido un error procesal el cual no se puede subsanar y por lo tanto la contienda judicial es ganada por la parte demandada pues el abogado cumple su “deber”

Existe una ética profesional llamada “Deontología” la cual es definida como el tratado moral en relación con el ejercicio de las profesiones.

Unknown-2Y dentro de lo Jurídico es el conjunto de reglas de conducta, de naturaleza moral, que tienden a la realización del bien en ejercicio de las actividades propias de la persona física dedicada al Derecho.

El abogado defensor cumple con su deber y actúa conforme a derecho pues cumple con esa “realización del bien en ejercicio de las actividades propias de su profesión” ya que usa los recursos previstos por la misma ley que en este caso le permite ganar la contienda judicial garantizando a su cliente el debido proceso del cual todos gozamos como derecho.

Es lo justo o lo debido según la ética del abogado, pues ésta nos dice que, evitando todo acto delictivo, tanto el abogado actor como el abogado defensor harán todo y cuanto les sea posible, según sus facultades se lo permitan, para poder salvaguardar y exigir los derechos de sus clientes.

“El abogado en el ejercicio de su profesión debe obrar con pericia y veracidad, con honradez y fidelidad, con celo y diligencia… aun en las más justas defensas, no debe usar de medios irregulares y reprobables, como son, por ejemplo, aconsejar o sugerir a sus clientes que usen de falsos instrumentos, que sobornen testigos, que se perjudiquen en la absolución de posiciones, que promuevan artículos impertinentes o maliciosos, o hagan otras cosas semejantes”[3]

Es aquí donde el abogado pone todas sus cualidades y conocimientos para poder litigar de la manera más eficaz y conforme a derecho para poder proteger a su cliente y salir victorioso en la contienda. Sin embargo el abogado podría ser juzgado por su propia moral, puede que él defienda a una persona que es culpable de cometer cualquier delito y viciada la abogacía por los sentimientos del abogado es cuando él decide si defender a su cliente o no.

Es donde entra el cuarto mandamiento del abogado:

“Tu deber es luchar por el derecho; pero el día que encuentres en conflicto el derecho con la justicia, lucha por la justicia”

Cabe recalcarse que el significado de Justicia es tan largo como abstracto, ambiguo y subjetivo; pues bien que para una persona puede significar algo como para otra persona puede significar totalmente lo opuesto. Por lo tanto cada abogado como cada persona busca la Justicia en lugares y situaciones distintos.

Unknown-1La abogacía, pretendo, es una de las profesiones donde se tiene la oportunidad de ser o uno de los abogados más virtuosos o uno de los más incompetentes. Es la profesión donde uno toma sus propias decisiones tanto como a quién defender como por quien luchar. Es la profesión donde puedes seguir ligado a tu propia moral sin soltar al derecho creando una dualidad, no siguiendo a cosas distintas, sino conjugando ambos deliberares.

Finalmente “el acto humano con relevancia moral es sólo aquél que se compone de un conocimiento no viciado de error y de una voluntad no constreñida por ninguna violencia”[4]

Fuentes.

1.- Arellano García Carlos. (2001) Manual del Abogado. México D.F. Ed. Porrúa.

2.- Platón. 1ra ed. 2014. Diálogos de Platón. Editores Mexicanos Unidos.

3.- Martínez Val José María. (1993) Abogacía y Abogados. Ed Bosch. Barcelona.

[1] Arellano García Carlos. (2001) Manual del Abogado. México D.F. Ed. Porrúa. P.92

[2] Platón. 1ra ed. 2014. Diálogos de Platón. Editores Mexicanos Unidos. P.306.

[3] Arellano García Carlos. (2001) Manual del Abogado. México D.F. Ed. Porrúa. P.277.

[4] Martínez Val José María. (1993) Abogacía y Abogados. Ed Bosch. Barcelona. P.207.

Anuncios

2 comentarios en “Ética del Abogado

  1. Entonces un abogado primero tiene que estudiar si alguien que están acusando de un delito, es verdaderamente culpable?? Porque en la actualidad o siempre no se, en las cárceles hay muchos que fueron acusados pero los hechos fueron confundidos como un delito, no hay pruebas y exámenes psicológicos por alguien verdaderamente profesionales, porque ni siquiera son honestos en el ministerio a la hora de levantar la acusación, tienen también sus intereses.

    Le gusta a 1 persona

    1. El problema no es uno de honestidad, es de la posibilidad real de poder conocer hechos del pasado, de hacerlos valer frente a un tercero, tienes razón hay una preocupación por tener operadores legales que pudieran ser comprometidos moralmente, pero eso es algo que ya no sólo queda en un ejercicio por parte de las Facultades de Derecho, viene desde atrás en la formación de ciudadanos desde los niveles más básicos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s