¿Qué es el amor?

Haruki Murakami en su “Kafka en la orilla” escribió: “Cualquiera que se enamore está buscando los pedazos perdidos de ellos mismos. Por lo que quienquiera que esté enamorado se pondrá triste cuando piense en su amante. Es como ingresar a una habitación que esté llena de recuerdos de alguien que no has visto en mucho tiempo.”

Por Natalia Gabriela García Fernández

images-13¿Qué es el amor? Muchas personas a lo largo del tiempo se han preguntado esto. En las siguientes líneas expresaré lo que para mí es el amor; sin la ambición de llegar a una conclusión absoluta, ni que encaje a todos; ni si quiera una concepción que sea válida en cualquier momento de mi vida, sino sólo lo que siento a mis 23 años.

Amor es la el sentimiento más increíble y misterioso que podemos experimentar, y este se presenta en varias versiones e intensidades. Me gustaría advertir que escribo de cosas muy profundas para mí, las cuales son difíciles de aceptar. El amor es tan complejo como intentar explicar qué nos motiva a seguir existiendo.

Es intrínseco a los humanos el miedo al aislamiento, a que nos olviden y que nuestra vida no tenga sentido. El amor es la manera en la que enfrentamos ese miedo, porque nos brinda una ilusión de que no estamos solos, que siempre seremos necesitados y que, si de pronto ya no estuviéramos, alguien nos extrañaría. Cuando pensamos en ese ser al que queremos, en vez de sentirnos bien, de vez en cuando nos entra la peor de las tristezas. Porque el tan solo pensar que en cualquier momento ese amor podría cesar, nos aterra.

Siento amor por mi padre, aunque nunca lo haya conocido. Porque siento su presencia en la dulce manara con la que mi hermano mayor me habla, o en la manera de reír de mi tío. Siento amor por mi padre cuando mi madre llora en el aniversario de su muerte, quien entra a una habitación que está llena de recuerdos de alguien que no ha visto en mucho tiempo. En mucho, mucho tiempo. Este amor que siento por mi papá hiere, el dolor me invade. A veces desearía no amarlo.

Toca el turno de mi madre. El ser que me engendró y me ha cuidado a lo largo de estos 23 años de vida. El amor que se siente por la madre es el más bonito, porque no hay ataduras, no hay miedo de perderlo, ni depende de otra cosa para ser real. Una madre nos da hasta lo que no tiene, dedica su cuerpo y espíritu a servir a los demás, a ver por sus hijos y está dispuesta a morir por ellos. Yo no soy madre, pero puedo imaginarme qué se siente; porque algunas mujeres tenemos un instinto de maternidad latente, que se manifiesta en cualquier interacción que tengamos con los demás, que nos da por preocuparnos por los demás antes que por nosotras.

El amor que siento hacia mi pareja es muy distinto. Es una sensación de protección, de pertenencia. Es como si la vida me diera una segunda oportunidad para tener a un hombre que me cuide y defienda. Porque el amor que siente una mujer por un hombre se caracteriza por la admiración y sumisión. Cuando una mujer tiene una pareja, el amor la hace débil y torpe.

Dicen que el primer hombre del que una mujer se enamora es su padre, en mi caso no fue así. Yo pienso que las mujeres que nunca tuvimos a una figura paterna amamos con desenfreno al primer hombre que llega a nuestra vida.

images-14Yo no sé cómo los hombres sientan al amor, tampoco sé si sea distinto, parecido, contrario, o igual. Pero lo que sí sé es que las mujeres nos desprendemos de todo lo que tenemos, de lo que nos rodea y de nuestras creencias; así nos entregamos todos los días, buscando la felicidad y bienestar de nuestro amado. Porque si de algo estoy segura es que si una mujer no se pregunta al menos un par de veces al día cómo estará su pareja, si necesitará algo o si él también piensa en ella, no está enamorada.

Pero esta relación de la que hablo no sólo me trajo amor humano, también perruno. Nunca había tenido una mascota y pienso que desperdicié muchos años sin ellos. Mi perro me quiere incondicionalmente, y yo a él. En este punto de mi vida caigo en cuenta de que se puede sentir amor en agradecimiento; yo le agradezco a mi perro que todo el tiempo esté a mi lado y que me haya enseñado (sin querer) a ser tolerante y paciente, a disfrutar la vida de otra manera. Porque ver que un perro pueda perseguir su pelota por dos horas, es amor.

Unknown-14Mario Benedetti escribió “Y para estar total, completa, absolutamente enamorado, hay que tener plena conciencia de que uno también es querido, que uno también inspira amor.” Todos inspiramos el amor de alguien, inclusive de algunos que no sabemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s