Un nuevo órgano constitucional autónomo (artículo de Miguel Carbonell)

Por Avilés Mora Jonathan Ulises

Unknown-4Este me parece que es un tema importante, el cual todos debemos de conocer, esto porque creo que es muy importante este tema para el ámbito del Derecho Constitucional pero también es de gran importancia para el Derecho Administrativo. Esto es porque al analizar la Administración Pública Federal, observamos que se divide en términos del artículo 90 Constitucional en centralizada y paraestatal; sin embrago una pregunta que me surge es: ¿Cómo ubicar de acuerdo a su naturaleza jurídica la figura de dichos organismos? A lo largo de este trabajo me daré a la tarea de resolver esta pregunta con este artículo que escogí, con el que estoy de acuerdo en algunas cosas y en otras no. Es por eso que mediante algunos razonamientos y opiniones críticas defenderé mi punto de vista.

Podemos empezar analizando el artículo desde el título, esto porque no comparto la idea de que se use el término Órgano, puesto que para mí la palabra adecuada debió de haber sido Organismo, esto es porque estas instituciones jurídicas tienen como principal característica que son independientes de todos los poderes y especialmente del Ejecutivo. Por lo tanto, esta independencia se ha visto traducida en autonomía que le reconoce la Constitución para poder auto delimitarse; goza de todas las libertades: de gestión, técnica, presupuestaria, de decisión, etc, para que en conjunto administren áreas estratégicas que antes manejaba el Poder Ejecutivo.

Ahora pasare a analizar el contenido del artículo, en el cual el autor menciona que derivado de las reformas de 2006 a los artículos 26 y 73 de la Constitución, se ha elevado al rango de Organismo Constitucional Autónomo al INEGI (Instituto Nacional de Estadística Geográfica e Informática). De esta forma , el artículo 26 queda dividido en dos apartados, el primero se ocupa del sistema de la planeación democrática del desarrollo nacional, a saber del Plan Nacional de Desarrollo; mientras que el segundo apartado se ocupa del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica.

El INEGI fue creado en 1983 bajo decreto presidencial como un órgano desconcentrado de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público. Recordemos que al lado del sector centralizado y del paraestatal, en la Administración Pública Federal, se encuentran los órganos desconcentrados, cuyo origen pertenece al primer sector, pero no hay ningún inconveniente en que puedan ser paraestatales.

Son un desmembramiento interno del esquema administrativo, especializado en un área concreta y particular, no poseen patrimonio ni personalidad jurídica propia pero sí una independencia media de su órgano superior jerárquico. Es por lo mismo que procederé a desarrollar y explicar lo siguiente:

Fue hasta el año de 2006 que adquiere autonomía plena mediante el decreto que reforma el apartado B del artículo 26 y 73 de la Constitución Política de Los Estados Unidos Mexicanos. Además se establece que toda la información que recabe el mismo deberá ser oficial y obligatoria para la Federación, los Estados y Municipios. La responsabilidad de normar y coordinar dicho sistema estará a cargo de un organismo con autonomía técnica y de gestión, personalidad jurídica y patrimonio propios, con las facultades necesarias para regular la captación, procesamiento y publicación de la información que se genere y proveer a su observancia. Esta última parte le confiere al INEGI la calidad de Organismo Constitucional Autónomo que deberá actuar mediante los siguientes principios: objetividad, transparencia, accesibilidad e independencia.

Siguiendo el tenor de los antecedentes históricos, el Instituto nace formando parte del sector centralizado, en una de las Secretarías más importantes a cargo del Ejecutivo Federal, la SHCP. Después se transforma positivamente en un Órgano Constitucional Autónomo que le faculta para adquirir un mayor grado de responsabilidad social, dando cuenta de la información actual que el país padece, incluso dejando mal parados a varios presidentes. A raíz del temblor de 1985 en la Ciudad de México, traslada su sede oficial al Estado de Aguascalientes, algo que creo fue un movimiento inteligente pues evita la concentración política que existe en el Distrito Federal.

Por nuestra parte, consideramos que el Instituto a la par del Banco de México, son dos de los Organismos Constitucionales Autónomos con mayor independencia, puesto que año con año arrojan cifras no alentadoras para la política del Gobierno Federal, a saber del nivel de pobreza, de las zonas marginadas, la inflación, el desempleo, del INPC, etc, que son poco comprometedoras con la línea estática que trata de mantener el Gobierno Federal para simular que todo está bien, a pesar de la ya conocida realidad mexicana. Es poco probable la oportunidad de simular, ocultar o alterar las cifras rojas por las que atraviesa el país desde hace ya muchas décadas.

Unknown-5El autor finaliza el artículo haciendo una crítica a la falta de orden y sistematización de nuestra Constitución, creo también que la misma ha sido objeto de una manipulación a gran escala que solo ha ocasionado un desorden jurídico; quizá si haga falta la creación de un capítulo respectivo a los Órganos Constitucionales Autónomos, para que no se encuentren dispersos a lo largo de nuestra Constitución. También rescatamos que si bien el artículo fue publicado en 2006, el cambio al que hace referencia Miguel Carbonell ya ha sido realizado en la notable reforma de Junio de 2011, cambiando el título de Garantías Individuales a De los Derechos Humanos y sus Garantías, en su título primero. Pero más allá del nombre, la reforma se concreta en advertir los derechos humanos que actualmente dominan el paradigma de generalidad del Derecho.

Administrativamente, considero que su relevancia jurídica radica en que al ya no formar parte del Ejecutivo, se deslinda fundamentalmente de las pretensiones políticas del gobierno en turno que pueden ocultar o disfrazar información verídica para transformarla en positiva. Es un hecho saludable para todo orden jurídico, que existan esta clase de organismos que se denominan autónomos de los poderes establecidos para equilibrar la balanza política, y hacer contrapeso a la ya de por si grande y robusta política mexicana para así poder lograr obtener mejores resultados.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s