¿QUÉ CAMBIOS HA TENIDO ÚLTIMAMENTE NUESTRO CONCEPTO DE CULTURA?

Por Giselle Emilia Arellano Aguilar

“La Civilización del Espectáculo”                                                                                                                                                      de Mario Vargas Llosa.

Unknown-4Basada en que los temas de mis ensayos en esta clase de Lógica pueden ser libres, opto por escribir sobre libros que han tenido marcaje singular en mi vida; particularmente este libro no fue completamente de mi agrado, no tanto por el contenido que me pareció una gran material de reflexión, sino más bien por algunas posturas del autor, no le compré o acepté muchos de sus argumentos, algunos me parecieron algo conservadores, pero desarrollaré esto con más detenimiento más adelante. Para ser sincera, el libro contiene bastantes temas interesantes, pero extensos a no más poder, quizás olvide hablar más de uno, pero no es porque les reste importancia, por lo tanto expondré los temas que más penetraron en mi mente y que me hicieron reflexionar más.

   Sin duda el tema de la cultura, como bien lo había dicho es un tema que da bastante para reflexionar y discutir, el autor describe ciertas problemáticas con las que hoy día, lidia la cultura, nos habla de cómo el posmodernismo a degradado o degenerando a la misma, como la sociedad la ha sustituido y desplazado con otros productos de “menor calidad”, y como poco a poco vamos extinguiendo a la los productos culturales, y que la sociedad termina viviendo del espectáculo y la frivolidad, donde es verdad esto, pero en mi opinión pienso que el autor exageró un poco en ciertos temas.

   Concuerdo en muchas situaciones con el autor, un claro ejemplo es el arte en general, la literatura, y el periodismo actual, es verdad que hoy en día encontramos menos censura y más honestidad en estas expresiones culturales que en mi opinión les da más autenticidad y que ciertamente eleva su valor interior, pero también es cierto que esto ha provocado ciertas desviaciones y muchas expresiones de este tipo terminan siendo poco agradables, vulgares, frívolas, morbosas, viscerales, escatológicas literalmente, provocando que ahora todo pueda ser una expresión artística o que cualquiera sin algún tipo de instrucción, ya sea un gran escritor, periodista o artista, particularmente yo he ido a exposiciones de arte contemporáneo y me quedo pensando ¿en verdad esto es arte?, y dices, yo podría hacer algo mejor o esto más bien parece un desecho, no es comparamable como cuando ves un cuadro de Dalí e igualmente, piensas ni en sueños podría haber imaginado una imagen así y muchos menos haberla pintado, observas realmente un nivel de calidad y destreza casi divina.

   Es gracioso porque hoy en día podemos encontrar en la prensa, noticias sobre empleados de limpieza que terminan tirando exposiciones de “arte” por confundirlas con basura y no los culpo, en verdad, sin ánimo de ofender a veces eso parecen. [1]

   Hemos degradado tanto muchas expresiones culturales que terminan siendo todo menos cultura, lo que comprueba que en verdad hemos perdido sensibilidad para identificarla o incluso para crearla.

   Sin embargo, no concuerdo con el autor, de que el arte debe ser estrictamente trascendental o que debe elaborarse para tener cierta permanencia, o que debe ser limitado a ciertas características o temas, opino que algunas expresiones o productos culturales pueden ser efímeros, a veces tiene más fuerza un sentimiento o una sensación que dura solo unos momentos, e igualmente considero que las expresiones audio visuales modernas pueden ser consideradas arte y cultura, para ejemplo de esto diría que algunos videojuegos o el cine pueden ser considerados como tal (quizás porque yo tengo más alcance y conozco más estos medios mejor puedo afirmar lo anterior), al final esta realidad aumentada nos permite alcanzar sensaciones que difícilmente el mundo real puede proveer, son benéficas siempre y cuando no se busque sustituir esta realidad con la verdadera.

images-11   En cuanto a la concepción del arte como una mercancía, opino que la cultura si es un producto que independientemente de su valor intelectual, puede ser en ocasiones utilizado como un medio para obtener un lucro, no veo que tiene de malo que un artista puede obtener ganancias de su talento, por ejemplo Vincent van Gogh, murió en la miseria, cuando hoy en día sus cuadros se venden por millones, así como él han existido múltiples artistas que literalmente murieron de hambre por su arte, se invierte tiempo, energía, materiales para crear cultura, entonces no debemos negar que la cultura también puede o debe tener en ciertos casos un valor económico hasta cierto punto, es decir vivimos en un mundo se quiera o no, capitalista y consumista, y a veces por necesidad debemos entrar al juego, por lo tanto opino que es válido que se comercialice la cultura en algunos aspectos, pero no estoy de acuerdo que la cultura deba ser un sinónimo de lucro o mercancía.

     Pero también es verdad que muchas veces algunas mercancías se quieran hacer pasar por productos culturales, donde ciertamente se vende algo puramente estético, superficial, es decir el producto es el envase, el cual está vacío, que no tiene contenido de algún tipo. Creo que un ejemplo podría ser cuando uno va a una zona arqueológica, donde se venden muchos productos como pulseras, collares, pequeñas figuras o cosas por el estilo, donde a veces no existe ninguna relación entre el objeto y el lugar, cosas que si tal vez, vas al Centro Histórico de la Ciudad de México, las puedes comprar al mayoreo y exactamente del mismo tipo, no son piezas autóctonas del lugar, son más como una chicanería, es decir solo es un negocio más.

   Por otro lado está la mal llamada piratería, la cual en mi opinión el autor exageró de más, sobre todo en los libros, en mi experiencia personal, solo he llegado a ver uno o dos libros piratas, y aun con la existencia de otros medios como los libros electrónicos o el pdf, en mi opinión el libro tiene una gran periodo de existencia por delante, entiendo que defienda una postura contraria, pues él en cierta parte se ve afectado por ello, sin embargo, yo estoy a favor de las copias “ilegales” siempre cuando no sean de forma total, muchos productos culturales, tienen un precio que en ocasiones provoca que sean inaccesibles, a veces se recurre a estos medios por practicidad, en otros casos los productos solo se pueden conseguir en la internet o en copia por su rareza, escases o porque incluso muchos están prohibidos en determinados países, a mi parecer compartir estos productos, está bien siempre y cuando sea por una razón que sea diferente al lucro, esto es parte de la distribución de la cultura, este medio puede no ser el mejor pero es uno de los más efectivos para ser sinceros.

   El escritor igualmente nos habla de la substitución de la cultura, donde a veces creemos que al consumir ciertos productos, estamos consumiendo cultura, cuando en realidad la estamos substituyendo o remplazando con cosas de naturaleza diferente, como lo es el internet, la moda, las drogas, el deporte, etc., y que provoca que la verdadera cultura poco a poco deje de ser consumida y que quizás, aunque creo muy remotamente, podría traer la extinción de la misma, y es verdad, creemos que leer las noticias en Facebook es comparable a leer el periódico impreso, o que leer el Metro es comparable a leer Milenio o Excélsior, que leer al principito es lo mismo que leer el príncipe de Maquiavelo, o que leer a Rius es igual que leer a Marx, o afirmar que todo lo que dice un libro es cierto, porque está en un libro, ejemplos para todas las materias hay, es decir muchas actividades tienen el aspecto de ser intelectuales o culturales pero no por eso lo son, como bien lo dice su único fin es el de entretener, hacerte pasar el rato, lo cual no está mal, pero termina enajenando a la larga, no buscan el quebrarte la cabeza y hacerte pensar, hacerte reflexionar, hacerte sentir sentimientos negativos como la melancolía o la tristeza, hacerte ver que la realidad tiene un gama de colores y tonalidades para ofrecerte.

   Me recuerda mucho a una opinión que leí hace algún tiempo en el periódico, acerca de un programa llamado “Super Shore[2], donde jóvenes de agraciada apariencia física que visten a la moda nos muestran su estilo de vivir, donde solo fornican, beben y se “divierten” a lo grande, a lo cual quien opinaba nos decía que se le hacía un programa honesto por eso mismo, y que deberíamos estar algo así como celosos porque en “realidad” ¿quién no quisiera estar en ese escenario? y planteaba una “cuestión filosófica muy profunda”, decía algo como ¿cuándo fue la última vez que usted escapo de su realidad?, en mi opinión más bien ellos están enajenados de la realidad y honestamente yo no quisiera vivir un estilo de vida así, me parece que es tristísimo, es como vivir peor que un animal y lo peor es que muchos jóvenes de mi generación compran eso, prefieren hablar de cosas de este tipo todo el tiempo en vez de política, filosofía o cualquier otro tema de este tipo (no está de más decir que hablo de cosas vanales o superficiales también), y no estoy tratando de ser pretencioso o creerme intelectual, pero a veces muchos temas que requieran un poco de esfuerzo intelectual son interesantísimos y me digo a mi misma: todos deberían leer esto, o a veces quisiera tener una segunda opinión u otra perspectiva de un libro o un tema pero es realmente limitado el número de personas con quien puedes tener conversaciones así.

images-8   El problema es definir que es la cultura y donde la podemos encontrar, no tenemos conocimiento de la cultura y por lo tanto no podemos identificar que es y que no lo es, como bien lo dice autor, la cultura la encontramos en distintos grados, proviene de distintos lugares, y existe en formas diversas.

   Aquí viene otro tópico, es de la distribución y el acceso a la cultura, como bien lo plantea el escritor, la cultura se encuentra en el núcleo familiar, en la educación o en la misma sociedad, yo como estudiante estoy obligado voluntaria o involuntariamente a estar cerca de la cultura, pero en mi opinión se desprende aquí una reflexión, algo que alguna ocasión se discutió en el salón de clases con un profesor de la facultad.

   ¿En verdad todos podemos tener acceso a la cultura o podemos invertirle tiempo a la misma?, verbigracia una persona que no tiene acceso a la educación y que desafortunadamente haya tenido padres que tampoco tuvieron esta facilidad, y que debido a sus escasos recursos tenga que invertir todo su tiempo en trabajar para así subsistir, ¿puede invertir dinero o tiempo en alguna actividad cultural?, si la respuesta a esa pregunta fuera un no, ¿entonces podemos decir que la cultura en realidad no es para todos y que se tiene que pertenecer a determinado estrato social o ejercer un determinado rol social para acceder a ella?, no me atrevería a dar una respuesta certera, lo anterior es una realidad, pero creo que no tengo bases solidas como para tratar de dar una respuesta, sin embargo lo anterior es un tema de mucho interés y reflexión.

   Algunos tópicos que por supuesto no pueden faltar en este ensayo, son los temas relacionados con la política, la ley, la función pública, para acabar pronto son temas relacionados, tanto con la política como con el derecho, en nuestra sociedad actual ambas palabras poseen una connotación muchas veces negativa, automáticamente todo lo relacionado con el gobierno, las leyes o los políticos, está mal, todo símbolo de autoridad representa inseguridad, corrupción o represión, es verdad que en nuestro país se han dado claros ejemplos de esto en todos los niveles y jerarquías burocráticas, y que también es verdad que a veces existen razones legitimas para resistirse a las normas impuestas, el ciudadano no se siente identificado con sus representantes, el dilema es que el ciudadano tampoco quiere respetar la ley, leyes mal hechas, inaplicablese incluso más perjudiciales que benéficas, no quiere entrometerse en la política o en la cosa pública, no quiere pagar impuestos o ceder en ciertas cuestiones, pero si quiere todos los beneficios que otorga el gobierno, es un problema que tiene que ver con la cultura de la legalidad, la educación y la ética, hay que señalar que es un problema de dos partes donde no existe una colaboración, pareciera que aún no entendemos que el derecho existe para establecer un beneficio personal y colectivo, y que juntos podemos llevarlo a la realidad.

   Otro tópico con el cual no comparto la perspectiva del autor, es el tema del erotismo y el sexo, opino que lo exageró y en ocasiones su opinión es moralmente conservadora e histriónica, a mi entender el autor expresó que estamos vanalizando tanto el sexo que termina degenerándose, porque se le suprime el amor y el erotismo al mismo, y que pronto se convertirá en una práctica salvaje donde terminaremos realizando conductas como las descritas en algunos libros por el Marqués de Sade, por el contrario opino que se debe vanalizar el sexo, ya que le da mucha importancia a la sexualidad en nuestra sociedad, y lo del erotismo creo no comprenderlo del todo, en mi perspectiva, el sexo sin erotismo siempre ha existido y siempre existirá, pero opino que si debe haber una educación donde debe dejar de dársele a lo sexual un carácter de ser un tema tabú, esotérico, pudoroso o prohibido o que solo debe ser discutido en la intimidad, deben eliminarse las ideas erróneas y falsas que la publicidad, la pornografía y las religiones han promovido, debe enseñarse que en la práctica sexual se deben seguir ciertas normas y que existen ciertos límites.

   Uno de los últimos temas son la religión y la democracia, con los cuales tampoco concuerdo con la opinión del autor, la postura del escritor a mi parecer fue como en pro del Estado laico y democrático, y que esta es la mejor forma de organización, en mi opinión este es un tema delicado, ejemplos de estos he tenido que lidiar en más de un caso práctico en la facultad, en mi opinión el hablo de más y hablo en representación de grupos a los que no pertenece o que solo conoce superficialmente, ¿porque el no considero que quizás la burka empodera en vez de someter?, que algunas políticas laicas parecen más de persecución en vez de neutralidad, o que quizás la democracia no es la mejor forma en la que se debe organizar una sociedad, o que existen varios tipos y grados de democracia, o que se han hecho cruzadas sangrientas para exportar la democracia a otros países, opino que sus ideales se basan mucho en el pensamiento occidental, el argumento más fuerte de él, es decir que la religión y la dictadura son imposiciones (no defiendo tampoco estas posturas), pero también no será una imposición el tratar decir que la democracia o la laicidad son las mejores formas de organización social, o que en solo con ellas se puede llegar a acceder a la cultura, a decir verdad no me atrevería a dar una opinión en temas tan controvertidos.

   images-9De la lectura se desprenden muchas reflexiones de distinta índole en mi opinión tiene que ver más con la degradación o deformación de ciertos valores en la sociedad moderna, lo que tiene repercusiones directas en la cultura y todo lo relacionado a ella, hay que reflexionar acerca de ella, tratar de saber que se encuentra en peligro y que como sociedad es importantísimo preservarla y promoverla, que no debemos ignorarla y que hay que conocerla pero también hay que disfrutarla y crearla, hay que hacerla parte esencial de nuestra naturaleza humana y de nuestra vida, puesto que esto es la que nos diferencia de otros animales, si no la terrible predicción se hará realidad dejaremos de ser actores y creadores de cultura para convertirnos en meros espectadores de la decadencia y la auto destrucción de la sociedad.

FUENTES:

 

[1] El Mundo. Una limpiadora tira a la basura una obra de arte vanguardista en Italia. (30/10/2015). Disponible en: http://www.elmundo.es/cultura/2015/10/30/56332e1ce2704e477b8b4600.htm                                                                                       Sánchez. Rosalía. ABC. Una mujer de la limpieza tira una obra de arte contemporáneo a la basura.(04/02/2016). Disponible en: http://www.abc.es/cultura/arte/abci-mujer-limpieza-tira-obra-arte-contemporaneo-basura-201602040858_noticia.html

[2] Cueva, Álvaro. “Ya me vi cogiendo”.(09/02/16) Disponible en: http://www.milenio.com/firmas/alvaro_cueva_elpozodelosdeseosreprimidos/vi-cogiendo_18_680511962.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s