DESAPARICIÓN FORZADA EN MÉXICO

Por Nayeli Sarai Lorenzo González.

Unknown-8De acuerdo con la Convención Internacional para la Protección de todas la personas contra las Desapariciones Forzadas, esta práctica se entiende como el arresto, la detención, el secuestro o cualquier otra forma de privación de la libertad que sea obra de agentes del Estado, en sus diferentes niveles de competencia y gobierno, o de persona o grupos de personas con autorización del Estado, apoyo o aquiescencia.

       Cuando una persona es víctima de desaparición forzada sufre violación a ciertos derechos, como la vida, la libertad, la seguridad personal y la dignidad, establecidos en la Constitución Mexicana.

       En el primer trimestre del 2015, el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas arrojó una cifra de 14 003 personas en ambas condiciones entre 2007 y 2013, y de 10 848 personas entre 2013 y 2015, estos números dan un total de 24 851 personas. A estas cifras de por si alarmantes, tenemos otras aún peores; la Procuraduría General de la República inició averiguaciones previas en 100 casos que se dieron entre 2006 y 2014, de los cuales solamente consignó 11. Entre 2005 y 2010, el Poder Judicial sólo ha emitido 6 sentencias por desaparición forzada. En términos de porcentaje, podemos decir que, de 24 851 personas desaparecidas, sólo se ha emitido sentencia en el 0.024% de los casos.

       El Sistema Nacional de Seguridad Pública, realizó un reporte estadístico sobre las personas desaparecidas hasta el 2015, y arrojó los siguientes resultados: el 72% son hombres y el 28% son mujeres, esto es respecto al sexo; en cuanto a la edad 60% son jóvenes entre 15 y 40 años y; los Estados con mayor registro son, Tamaulipas con 5 289, el Estado de México con 2 196, Nuevo León con 2 154, Jalisco con 2 148, Chihuahua con 1 554, Sinaloa con 1 552, Coahuila con 1 430, Baja California con 1 256, Michoacán con 1 026 y Guanajuato con 952 casos denunciados. Una de las cosas más preocupantes es, que estas cifras solamente incluyen los casos denunciados, por lo cual no tenemos idea de la cifra real, tal vez se duplique.

      Unknown-9 No está de más hacer mención de uno de los casos más conocidos de desaparición forzada. El 25 de agosto de 1974 un retén militar detuvo a Rosendo Radilla Pacheco, se le vio por última vez en el ex cuartel militar de Atoyac de Álvarez, Guerrero; esta detención se dio durante la Guerra Social, que fue un periodo entre 1970 y principios del 1980 en el se realizaban persecuciones y detenciones arbitrarias de opositores al régimen, principalmente a los activistas sociales. La detención se denunció públicamente por la familia del desaparecido; después de agotar las instancias correspondientes, llegó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, quien, el 23 de noviembre de 2009, emitió una sentencia sobre el caso, en la que condena al Estado mexicano por graves violaciones a los derechos humanos. A 43 años de la desaparición de Rosendo Radilla Pacheco aún no se tienen noticias de su paradero, y los familiares del menciona siguen teniendo audiencias con la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

       La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal pretende que se tipifique el delito de desaparición forzada, así como la creación de una ley en la que se contemple la desaparición forzada, desde su prevención hasta las consecuencias. En cuanto a la creación de la ley que pretende la CDHDF, se ha publicado en el Diario Oficial de la Federación, con fecha del 17 de junio de 2015, una reforma constitucional al artículo 73 XXI a), en el que faculta al Congreso de la Unión para que emita una ley en materia de desaparición forzada de personas. Una de las características que se pretende incluir en la ley es la declaración de ausencia por desaparición forzada, esto se refiere a que los familiares de la víctima puedan hacer tal declaración, sin embargo me parece que hay una laguna en esta idea, ya que parte de la hipótesis de que los familiares de la víctima conocen que la ausencia de esta última fue por acción de algún agente del Estado; pero debemos tomar en cuenta que hay casos de desaparición en que los familiares no tienen idea de por qué se dio, no saben si la persona huyó, si fue secuestrada, es decir, la razón por la que desapareció, el problema en estos casos son los criterios que se tomarán para declarar a una persona ausente por desaparición forzada si no se tiene la certeza que esa haya sido la causa.

     Unknown-7  Para lo anterior, me parece de ayuda considerar la definición de persona desaparecida que da la Ley de Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas: Toda persona que, con base en información fidedigna de familiares, personas cercanas o vinculadas a ella, la hayan dado por desaparecida de conformidad con el derecho interno, lo cual puede estar relacionado con un conflicto armado internacional o no internacional, una situación de violencia o disturbios de carácter interno, una catástrofe natural o cualquier situación que pudiera requerir la intervención de una autoridad pública competente. Esta definición no aclara en absoluto mi duda planteada, ya que seguimos en el supuesto que quien denuncie la ausencia de otra persona conoce la razón de la misma.

       En cuanto a la tipificación, tenemos que uno de los elementos para que sea configurado como delito es, la negativa a reconocer la detención o a dar información sobre el paradero de la víctima; lo cual me parece totalmente arbitrario, y violatorio de derechos humanos, ya que no se puede considerar culpable a una persona por el hecho de negar o no proporcionar información, debemos considerar la presunción de inocencia en todo momento, pues no estamos en la inquisición.

       En el mismo tenor de la tipificación, la CDHDF considera que la desaparición forzada podría ampliarse aún cuando la detención fuera por particulares, sin intervención del Estado, lo cual me parece obsoleto, ya que existe el tipo penal de secuestro, la Comisión señala que es diferente a este tipo penal, pero no fundamenta su argumento.

       En mi opinión, considero importante la creación de una legislación interna para la regulación de la desaparición forzada de personas, ya que a pesar de que este tema sea contemplado por tratados internacionales se necesita una reglamentación de acuerdo con la sociedad, las autoridades y el sistema legislativo mexicano.

BIBLIOGRAFÍA.

Páginas de Internet:

Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos.

Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Comité Internacional de la Cruz Roja.

Ley del Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas.

Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s