LA ESCLAVITUD EN EL DERECHO ROMANO

Por Nayeli Sarai Lorenzo González

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEs necesario, primero, especificar sobre la clasificación de las personas en Roma. Había tres status, el libertatis, el civitatis y el familie. El status libertatis hacía la clasificación de los seres humanos de acuerdo a su posición en el mundo; en base a esto, había dos tipos de seres humanos, los libres y los esclavos; la personas libres, evidentemente podemos entenderlas como un no esclavo, y el esclavo no gozaba de personalidad jurídica propia. El status civitatis hacía la división de acuerdo a las personas en Roma, y el status familiae hacía la división de las personas de acuerdo a su posición en la familia, que podían ser sui iuris o alieni iuris, las personas sui iuris tenían plena capacidad de goce y ejercicio, mientras que los alieni iuris estaban bajo la patria potestad del sui iuris. Dentro del status de persona libre entraban personas con distinto status civitatis y, a su vez, en este se desglosa la división del status familiae, haré la enunciación de las dos clasificaciones, mencionadas anteriormente, en orden:

     En primer lugar estaba el Ciudadano romano, éste siempre fue libre y es sui iuris; hay tres supuestos del status familiae en el caso del Ciudadano ingenuo, el primer supuesto es que fuera sui iuris pero era infante o impúber, en el segundo caso también es sui iuris pero es un loco furici y se encontraba bajo curatela y, el tercer supuesto es cuando era mujer, aquí era alieni iuris; el Ciudadano liberto tenía derechos limitados, ya que no podía acceder a las magistraturas ni contraer justas nupcias, tiene derecho de patronato, es decir sigue en la familia haciendo favores al patrón, era un alieni iuris; el Latino vetere no podía acceder a las magistraturas, y dependiendo de cómo había nacido en la familia, podía ser sui iuris o alieni iuris; el Latino coloniario eran habitantes de Roma no romanos, tenían derechos disminuidos, ellos también podían ser sui iuris o alieni iuris dependiendo de cómo habían nacido en la familia; el Peregrino eran extranjeros bajo la representación de un paters familia, eran alieni iuris; el Dedicticio, eran personas que se habían rendido a Roma sin resistencia, vivían lejos de Roma, no tenían status dentro de la familia; los Bárbaros eran incivilizados, tampoco tenían lugar dentro de la familia; en último lugar estaban los esclavos, eran agentes, administraban peculios, prestaban servicios, no tenían personalidad jurídica propia, actuaban bajo la personalidad de su dueño, eran alieni iuris porque estaban bajo la domenica potestas. Los esclavos tenían, entonces, la capitis diminutio máxima, y eran considerados res.

esclavos 3     El esclavo tenía cuatro formas de naturaleza jurídica: era un ser humano con capacidad de unirse sexualmente por contubernio, el fruto de los esclavos no generaba parentesco, por lo cual no tenían derechos alimentarios de ningún tipo; también era una res mancipi, ya que eran cosas valiosas para los romanos económicamente hablando, se adquirían a través de la mancipatio, el dueño del esclavo tenía el ius vitae et necesitatis sobre el esclavo; era un agente de administración de peculios, en este caso es importante considerar que no era titular de derechos ya que actuaba como una extensión del paters familia, pero tenía capacidad de ejercicio para actuar en la vida romana, el esclavo sólo tenía el dominus del peculio, tenía una acción de peculio que se podía ejercer cuando un tercero demandaba al dueño para reclamar la responsabilidad del esclavo, en este caso el dueño tiene dos opciones, responder por el esclavo o no responder por el esclavo, la manera de realizar esta era abandonar al esclavo; por último, era agente administrador de de servicios públicos, estos eran los esclavos sin dueño, conocidos como esclavos de Roma.

     Hay diversas fuentes de la esclavitud romana, que podemos dividir entre la jurisprudencia de las XII Tablas y la jurisprudencia clásica. En el caso de la jurisprudencia de las XII Tablas, estaban las siguientes fuentes: La cautividad o prisionero de guerra, pertenecía al ius gentium; el nacimiento, también era del ius gentium, ya que seguían la condición de la madre y no generaban parentesco; deudas, eran del ius civile, podía darse entonces la venta de un hijo (sucedía cuando no se tenía dinero, podía entregarse a un hijo como rehén, el cual se sacaba a los 20 días a la plaza por si alguien quería pagar la deuda, así lo sacaban cada veinte días hasta cumplir sesenta días, si al paso de ese tiempo no se pagaba la deuda lo mataban o lo convertían en esclavo), o el abandono noxal (en este caso, el paters familia entrega un peculio al hijo, en donde el padre respondía por el hijo cuando se adquirían obligaciones con terceros, también podía liberarse de la obligación vendiendo al hijo como esclavo fuera de Roma); no inscribirse en el censo, provocaba la reducción a la esclavitud y era del ius civile; así como no prestar servicio a las legiones. En cuanto a la jurisprudencia clásica: la mujer que tuviera relaciones sexuales con un esclavo, a la tercera vez se convertía en esclava; el ladrón infraganti; el liberto ingrato, ambos eran del ius civile; pena, se trataba de los esclavos sin dueño, cuando se reducía a la esclavitud a los gladiadores, trabajadores de minas y cirqueros.

Esclavo-derecho-romano     Había cinco formas de extinción de la esclavitud, la primera era por el ius postliminium, del ius gentium, era por causas de reciprocidad con Cartago, si un romano era esclavo en Cartago y regresaba a Roma recuperaba su libertad, y si un Cartaginés era esclavo en Roma, al regresaba a Cartago recuperaba su libertad; otra forma era la manumissio, del ius civile, era un acto por el cual el dueño del esclavo lo hace libre y ciudadano, que puede darse de cuatro maneras, por un juicio simulado de libertad, por la inscripción al censo, por liberarlo directamente en su testamento y por liberación masiva, otras formas, eran, hacerlo entre amigos quienes actuarían como testigos, que el dueño hiciera una carta donde le otorgaba la libertad o que el dueño sentara al esclavo en la mesa y lo tratara como a un hijo, estas tres últimas formas no eran manumisiones solemnes, lo que provocaba que el esclavo se convirtiera en un latino juniano pero no en ciudadano; por concesión individual o colectiva de quien tiene la potestas, aquí se daba un caso de intervención especial del gobierno, ya que el esclavo denunciaba a la autoridad mayor sobre la conspiración del dueño del esclavo hacia Roma; por la ley, cuando un esclavo vivía 20 años libre se convertía en ciudadano, por una situación de hecho y; el privilegio de los anillos de oro, con esto se restituía la ingenuidad. Pero había limitaciones a las manumisiones para los dueños de los esclavos, pagaban un impuesto del 5%, no podían liberará más de 100 esclavos y, no podían liberar esclavos en fraude de acreedores.

BIBLIOGRAFÍA.

Margadant S; Guillermo Floris, El derecho privado romano como introducción a la cultura jurídica contemporánea, vigesimosexta edición, Ed. Esfinge, Eatdo de México, 2001.

Bialostosky Barshavsky, Sara, Panorama.del derecho romano, Ed. Porrúa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s