La lógica del Derecho

El Trabajo de Luigi Ferrajoli es uno que ha tenido una extraordinaria recepción en México, desde la publicación en español de su obra “Derecho y Razón” hasta su obra “Principia Iuris” ambos editados por Trotta en México han causado estudio, crítica y reflexión. A mediados del año pasado Ferrajoli presentó en Italia un interesante trabajo en el cual explica la forma en la cual el recibe el pensamiento de Hans Kelsen, un libro intitulado “Lógica del Derecho”.

Unknown-6En Principia Iuris en el tomo primero (Teoría del Derecho) Ferrajoli observó un conjunto de aporías en el aparato conceptual de la Teoría Pura del Derecho de Kelsen. Por aporía entendemos una contradicción interna irresoluble, estas aporías se fueron desarrollando en la medida en que el aparato conceptual de la Teoría Pura se iba desarrollando, Ferrajoli encuentra diez aporías, tal vez siendo dos las principales y las ocho derivan de estas. Ocho de estas aporías se refieren a la Teoría del Derecho, dos a la Teoría de la Democracia.

maxresdefaultA decir de Ferrajoli las dos primeras aporías (y podríamos decir las fundamentales) son primeramente el asumir el nexo de “deber ser” (Sollen) entre un antecedente y un consecuente como una categoría explicativa de la fenomenología del Derecho en su integridad. Y seguido la identificación de la validez de las normas con su existencia, Kelsen sostenía que validez era existencia normativa. A lo largo de toda su obra Kelsen siempre defendió estas dos tesis con firmeza.

Ferrajoli para poder hacer la crítica de estas aporías revisa varias obras importantes del corpus kelseniano: empezando por “Los problemas capitales de la teoría jurídica del Estado” de 1911. Una obra traducida al español gracias a los oficios de Don Ulises Schmill y publicada en una edición que lamentablemente Porrúa no ha vuelto a publicar. Revisa la segunda edición de los “Problemas Capitales” de 1923, La “Teoría General del Estado” de 1925, una obra que sería traducida por Don Luis Legaz y Lacambra. Posteriormente revisa la “Teoría Pura del Derecho” en su primera edición de 1934 y la segunda de 1960. “La teoría General del Derecho y del Estado” de 1945 y por último la Teoría general de las normas, obra publicada de manera póstuma en 1979 y traducida en español por un lamentable ejercicio de McGraw Hill.

UnknownLas diez aporías consistentes en proposiciones elípticas, tesis inconsistentes, contradicciones, incongruencias o defectos de análisis conceptual no tienen la finalidad de disminuir el trabajo de Kelsen, queda claro para cualquier persona que se ha dedicado a profundidad al estudio del Derecho, que es el fundador de la teoría general del Derecho, lo que intenta observar Ferrrajoli es que dada la existencia de estas aporías el trabajo kelseniano no pudo desarrollar  las implicaciones teóricas y valorizar las consecuencias de carácter institucional y garantistas generadas por el cambio de paradigma del derecho y de la democracia que se ocasiona después de la Segunda Guerra Mundial.

Tal vez la segunda gran tesis que intenta validar Ferrajoli es la inaplicabilidad de la lógica al derecho, el carácter lógico del derecho deriva de la sintaxis del paradigma constitucional. Por oposición a lo que presenta Kelsen durante la segunda posguerra ha generado una divergencia deóntica entre el proyecto kelseniano y la realidad del derecho vigente, la cual se manifiesta en las antinomias y en lagunas legales.

La relación entre lógica y derecho no es una cuestión jurídico-epistemológica, esta relación se identifica con la normatividad de las constituciones y la creación de la democracia constitucional a través de la imposición de las garantías lógicamente implicadas por los derechos constitucionalmente establecidos, a la política y al derecho, a la legislación y a la jurisdicción.

Ferrajoli intenta demostrar que hoy el rol de la lógica se ha extendido más allá del silogismo judicial, hoy es parte de toda actividad jurídica, desde lo legislativo en tanto que explica la coherencia y la plenitud del sistema hasta la democracia en tanto que explica la validez de las leyes.

No creo estar de acuerdo con todas las aporías de Kelsen, creo que cuando uno va leyendo el corpus kelseniano hay ciertos puntos finos que marcan la diferencia, sin embargo, leer esta obra nos permite leer desde otra perspectiva la obra de Hans Kelsen, una en la que se busca observar como si se pudiera hacer con un microscopio la esencia del sistema normativo keleseniano

Agradecemos a Trotta la posibilidad de invitar a la lectura de esta obra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s