Interpretación Judicial Internacional

AAEAAQAAAAAAAAdgAAAAJDFlMjlhNjA1LWIyYjUtNGE5Yi05NThiLTA5NGQzZGYzNDczYgTengo el privilegio de conocer a Guillermo Estrada Adán, un distinguido Profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México; egresado de la Licenciatura en Derecho, con un Master en Derecho internacional de Derechos Humanos en la Universidad de Alcalá y con un Doctorado por la misma Facultad de Derecho.

Cuando lo conocí él estaba dedicado completamente a los Derechos Humanos, si bien tenía su cátedra de Derecho Internacional, trabajaba de manera incansable en la formación de cuadros para los concursos de Derechos Humanos tanto a nivel nacional como internacional. Afortunadamente para los que lo leemos y desafortunadamente para los alumnos con el tiempo adquiría la categoría de Profesor de Tiempo Completo y con esto disminuiría su actividad en los Concursos de Derechos Humanos para concentrarse en lo que me imagino es su otra pasión que es el Derecho Internacional.

Unknown-1Gracias a este proceso podemos leer hoy su obra “interpretación judicial Internacional”, un trabajo maduro, serio, objetivo en el que busca ayudar a estudiantes y juristas en la importante necesidad de estudiar la labor de las Cortes y los Tribunales Internacionales por medio de la interpretación judicial, de esta forma logra vincular Derecho Internacional con la Teoría del Derecho.

En esta obra el “Derecho Internacional de los Derechos Humanos” será un factor clave, pues es un instrumento que en un momento determinado se despegará del Derecho Internacional para poder otorgar mayores beneficios a la comunidad global.

El libro se compone de cuatro capítulos, los cuatro de distinto alcance, de índole diversa pero todos conjuntados a partir de la importancia de hacer una interpretación jurídica ad-hoc. En el primer capítulo Estrada analiza el problema de la fragmentación del Derecho Internacional, el cómo esta fragmentación se confronta con una cada vez más compleja globalización de los contenidos judiciales dejando un breve apartado al análisis del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y su coherencia con el Derecho Internacional.

En un segundo momento revisa el Derecho Internacional de los Derechos Humanos como un régimen autónomo del Derecho Internacional, haciendo un viaje de largo recorrido desde la Carta Magna de 1215 a la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Importante es en este capítulo la observancia del discurso de los Derechos Humanos y su confrontación con el Discurso del individualismo.

Foros-competencia-judicial-internacional-Derecho-Internacional-PrivadoEl tercer capítulo, para mí el más ad-hoc con el título de lo libro y donde creo que se concentra la parte fuerte teóricamente hablando, en este hace una revisión metodológica desde la perspectiva del Derecho Internacional de las formas de interpretar el Derecho, analizando este primeramente como un lenguaje, posteriormente como una actividad cognitiva para dedicarse a analizar el objeto, método, fines e intérpretes, un capitulo que considero debería ampliar más pues apunta a muchas cuestiones que muy lamentablemente no son trabajadas en el debate contemporáneo.

La cuarta parte se dedica a la función jurídica y la discrecionalidad judicial en materia de Derechos Humanos, en este apartado se observa toda su experiencia en los múltiples concursos de Derechos Humanos en los que participó, aparecen observaciones acuciosas y dignas de reflexión sobre cómo se deliberan los casos de derechos humanos en cortes europeas e Interamericanas.

Cierra el libro un epilogo que suena a provocación a la reflexión en el cual nos invita a observar críticamente la transformación de la justicia constitucional y la conformación de un nuevo panamericanismo que se sustente en la prudencia judicial, el construir un Ius Gentium panamericano que no solo sea determinado por los Estados sino a través de los valores comunes que cada Estado ha puesto en sus propios contextos.

Confieso que cuando inicie la obra yo tenía expectativas que fuera una obra en la que se dedicara in extensu a lo abordado en el capítulo tercero, la pasión por los Derechos Humanos lo llevó a abordar estos en algo que día a día se vuelve más complejo en gran parte debido a la gran ausencia de trabajos que como el de la calidad de este expliquen, provoquen e inviten a la reflexión de académicos, juristas y estudiantes.

Agradecemos a Fontamara la posibilidad de comentar e invitar a la lectura de este libro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s