Flagrancia

Por Aylin Benavides Larios

Con la reforma del año 2008 al artículo 16 de nuestra Carta Magna, el concepto jurídico flagrancia fue modificado en los siguientes aspectos;

(Anterior de la reforma 2008)

Unknown“En los casos de delito flagrante, cualquier persona puede detener al indiciado poniéndolo sin demora a disposición de la autoridad inmediata y ésta, con la misma prontitud, a la del Ministerio Público.”

(Posterior a la reforma 2008)

“Cualquier persona puede detener al indiciado en el momento en que esté cometiendo un delito o inmediatamente después de haberlo cometido, poniéndolo sin demora a disposición de la autoridad más cercana y ésta, con la misma prontitud, a la del Ministerio Público. Existirá un registro inmediato de la detención”

De ahí que el propósito de este ensayo sea reflexionar acerca de la modificación al párrafo 4° del artículo 16 constitucional y su aplicación en nuestro sistema penal.

Así mismo este tema es digno de escribir debido al alto índice de detenciones en flagrancia, que es por mucho superior a las detenciones efectuadas mediante orden de aprehensión. Para ilustrar, en el Estado de México, durante el 2005 por cada persona detenida mediante orden de aprehensión cerca de cinco personas fueron detenidas por flagrancia[1].

Al discutir el concepto jurídico flagrancia resultan una variedad de acepciones que repercuten y complican la práctica del Derecho, ya que surgen otras instituciones que podrían equiparase o bien ni siquiera son análogas y pretenden mezclarse con el termino flagrante. Como lo son la detención, delito consumado, y la revelación de un delito.

En este orden de ideas, la detención de un sujeto, de acuerdo con mi criterio y en sustento con la doctrina jurídica, es solo una consecuencia, debido a que el adjetivo flagrante solo describe una situación evidente cuya realización es obvia. Por tanto la flagrancia solo involucra la observación del acto u omisión antijurídicos, y en consecuencia permite la detención del sujeto activo, en el momento en que sucede, sin que exista un mandamiento escrito de la autoridad judicial para ello.

Unknown-1Lo complicado de esta propuesta radica en la observación evidente que deberán realizar los policías, el Ministerio Publico o cualquier persona, pues en ocasiones percatarse directamente de un delito es difícil, por razones obvias ningún indiciado tratara de brillar en la comisión del delito. De ahí que resulte ingenuo por parte de los juristas insistir en el significado etimológico de flagrancia, porque no todos los tipos penales involucran una comisión perceptible. De manera que conviene destacar el artículo 146 fracción II apartado b del CNPP en el cual se solicita el señalamiento de la víctima o testigo presencial además de una investigación no interrumpida para considerarse flagrancia, por consiguiente enfatizo que en ambos supuestos – en la observación obvia y directa así como en el señalamiento de un externo- el delito ya se ha consumado, y este es o fue observado; de otra manera no será posible lograr la consecuencia de la flagrancia– detención –legalmente.

Entonces es inaceptable que por no justificar la flagrancia en ciertos delitos, el indiciado quede en libertad, por esta razón propongo que a dicho concepto también se le considere como el conducto que provocará la revelación del delito. Y si este no logra la observación de un delito no se lleve a cabo la detención del sujeto.

UnknownLa revelación de un delito puede sonar extraño de entender, sin embargo en clases hemos advertido lo complejo que resulta descubrir la manifestación de un delito, en ejemplos del Dr. Daza, la portación de armas de fuego y tráfico de drogas, son dos escenarios en los que detener a una persona para posteriormente acreditar esa detención por concepto de flagrancia es sumamente difícil. Es decir, en una tarde común en uno de los parques de nuestra ciudad, miramos a un grupo de personas dentro de un vehículo y accidentalmente nos percatamos que portan armas de fuego, evidentemente al ser vistos ocultan las armas. Acto seguido informamos de ello al policía, sin que aquel no pueda realizar una inspección en el interior del vehículo con fundamento en el art. 16 primer párrafo constitucional. A desglosar:

  1. Es la única oportunidad que se presenta para detener a los sujetos. ¿cómo revelaremos la portación de armas de estos sujetos?
  2. No puede justificarse una detención por flagrancia, ya que la circunstancia de portar un arma de fuego no es evidente, al esconder las armas en el momento que son vistos por nosotros y por la policía.
  3. No existe una investigación ininterrumpida.
  4. Tampoco existe otro motivo para inspeccionar su automóvil.

¿Cómo solucionar la problemática?

Con base en la tesis aislada con número de registro 2010961, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha establecido el control provisional preventivo, parafraseo la tesis:

   La finalidad de los controles provisionales preventivos es evitar la comisión de algún delito, salvaguardar la integridad y la vida de los agentes policiacos, o corroborar la identidad de alguna persona, con base en información de delitos previamente denunciados ante la policía o alguna autoridad. Para realizar un control provisional preventivo se necesita la sospecha razonada objetiva de que se está cometiendo un delito y no sólo una sospecha simple. Una sospecha razonada contiene; los objetos materiales del ilícito, los sujetos, lugares y horarios descritos por las víctimas y los testigos de algún delito con las denuncias que haya recibido la policía. Del mismo modo que la persona tenga un comportamiento inusual, así como conductas evasivas y/o desafiantes frente a los agentes de la policía, puesto que pretende ocultar la realización de un delito.

Unknown-3En el ejemplo antes escrito, considero que la tesis resuelve la problemática, ya que con fundamento en ella, los policías podrían tanto realizar una inspección ocular del vehículo como un registro dentro del mismo. Y si como resultado encontrarán las armas, entonces se justifica una detención por flagrancia.

Finalmente, aquello es lo que deseo debatir, es necesario que los ministros creen la institución jurídica “control provisional preventivo” o mi propuesta de introducir el mismo en el concepto de flagrancia es suficiente.

[1] Procuraduría General de Justicia del Estado de México, Resultados globales de estadística en el Estado de México durante 2005, [en línea] http://www.edomex.gob.mx/pgjem/estadisticas/2005/resultados-globales%5Bconsultado el 21 de octubre de 2008]

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s