Orden Público

Por Aylin Benavides Larios

imagesHasta el día de hoy no hay consenso sobre la definición del orden público, así que desarrollaré la posición más adecuada para mí. El orden público es considerado como concepto jurídico indeterminado; Se refiere a una “esfera de la realidad cuyos límites no están bien especificados en el concepto, sin embargo es claro pretende delimitar un caso particular”. Reitero la importancia de la cuestión ya que es un término que sirve para referirse a la importancia o limitación de los derechos individuales.

Para explicar el tema orden público como un concepto jurídico vago citaré a Josefina Cortés Campos, quien dice que el orden público tiene las siguientes funciones: limitación del principio de no retroactividad de las leyes, limitación de la aplicación extraterritorial de las leyes, limitación de la autonomía como elemento de validez del acto, condición de coexistencia pacífica en la sociedad, criterio para determinar la prevalencia de un derecho sobre otro y como calidad atribuida al procedimiento general.

Como podemos ver, la mayoría de estas funciones están reguladas por el derecho positivo, pero por otro lado, en la posición de Álvarez García, quien muestra que el orden público sirve para observar reglas no escritas de comportamiento que protegen valores que, siendo comunes a la mayoría de la población, se consideran dignos de protección aunque no estén expresamente regulados por el derecho positivo. Se acepta como legítimo, el resto de la población reconoce ciertos valores como dignos de protección por la sociedad.

Este concepto fue utilizado en el Régimen de Franco con el Tribunal del Orden Público, implementado para silenciar a los grupos de oposición y proporcionar un mecanismo para legitimar el Régimen de Franco, para demostrar que el Estado de Derecho era respeto a las garantías judiciales.

El Estado estaba interesado en ingresar al organismo internacional como la ONU o la Comunidad Europea, pero necesitaba disminuir su jurisdicción militar a la que recurría indebidamente para juzgar al pueblo, negando el derecho del individuo a un juicio justo, por lo que esta Corte creó una imagen de legalidad de los arrestos, ya que todos los actos mencionados en la siguiente ley fueron hechos por grupos antifranquistas, quienes ingenuamente tenían la posibilidad de una detención legal, pero es obvio que fueron detenciones injustas, ya que el concepto de orden público fue una imposición y en ningún momento se observó el bienestar de la sociedad.

Unknown-1Los siguientes incisos son algunos ejemplos de los hechos considerados por la Ley del Orden Público:

** Los actos que perturbaron o intentaron perturbar el ejercicio de los derechos reconocidos en las leyes fundamentales de la nación que violaban la unidad espiritual, nacional, política y social de España.

** Demostraciones ilegales y reuniones públicas que produjeran desórdenes o violencia y la celebración de eventos públicos en las mismas circunstancias.

** Todos los actos que recomendaran la subversión y el incumplimiento de las normas relativas al orden público.

** Finalmente todos los actos que faltan en los párrafos anteriores y que tuvieran por objeto alterar la paz pública o la convivencia social.

Una manifestación “no autorizada” o el desarrollo de los límites “permitidos por las autoridades” podrían ser sancionados con una multa de 500.000 pesetas en España en 1959, según la Ley de Orden Público, publicada en el Boletín Oficial del 31 de julio de ese año.

Las penas variaban según la autoridad que la impusiera y la entidad territorial donde se cometieron los hechos.

Para complementar mi tema y cumplir con el propósito escrito, haré una descripción de las personas que realizaban cada arresto; conocidos como “policía franquista”, cuyos miembros eran popularmente conocidos como “grises” por el color de su uniforme.

Esta escuadra estaba principalmente bajo control de las Fuerzas Armadas del lado Franco, la policía se convirtió en uno de los brazos de la política represiva durante el franquismo. La Policía Armada se integraba por distintas unidades, mientras que un miembro era responsable de las funciones del orden público y de las acciones policiales, la otra policía era responsable de las funciones de investigar crímenes, asesinatos y represión política. También tenían una sección que hacía las funciones de la policía secreta y la Brigada Político-Social.

images-2Dentro de la Dirección General de Seguridad, la cuarta sección llamada anti-marxismo, fue específicamente responsable de la represión política. En esta Dirección había un departamento de Judaísmo y Francmasonería, una de sus misiones era el control de los judíos en España.

Así, con los elementos anteriores observo y concluyo que; el orden público puede ser impuesto por las autoridades, limitando nuestros derechos bajo el pretexto de mantener a salvo a la sociedad, cuando lo que pretenden realmente es mantener su poder.

Hay una teoría en el mundo jurídico que comparte y soporta una idea similar a la mía. Su nombre es el Critical Legal Studies (CLS) es una teoría que desafía las normas aceptadas y los actos políticos. Los defensores de esta teoría son los eruditos legales que fundaron la Conferencia de Estudios Jurídicos Críticos en 1977, creen que la ley existe para apoyar los intereses de la clase que la forma, y ​​es meramente una colección de creencias que enfatiza la economía política y el contexto económico de decisiones y cuestiones legales, debido a que los ricos y los poderosos usan la ley como un instrumento para que la opresión mantenga su lugar en la jerarquía.

UnknownPor ello decidí escribir e invito a investigar acerca del orden público en distintas sociedades y épocas de la historia, ya que tiene diferentes significados, para mí en el comienzo tenía un significado positivo, pero cuando empecé la investigación, encontré que tiene un significado contrario a lo aprendido en la facultad. Así que decidí divulgar el tema, ¿Qué es el orden público, siempre es un aspecto positivo? Ultima respuesta: No, porque el gobierno utiliza al orden público como una herramienta para mantener el comportamiento de la ciudad a su conveniencia, por eso los abogados deben proponer un orden público basado en la paz exigida por la sociedad y no como una herramienta de control.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s