El retorno de los estudiantes, y otras personas del Extranjero al país de los brazos abiertos.

Por Paulina Esmeralda Medina Zea 

images-8El nuevo mandatario estadounidense, Donald Trump, desea, a toda costa, cumplir con sus propuestas de campaña, dando un giro al mundo de 180 grados, notas recientes han dado a conocer que Estados Unidos, el país norteamericano que egresaba a jóvenes talentos de todo el mundo, endurece día con día los requisitos de entrada a su territorio, intentando incluso prohibir definitivamente el ingreso de algunas naciones, pareciendo que quisiera aislarse del resto del mundo.

En el periodo escolar correspondiente al año 2015-2016, las cifras indicaron que hay 3,404 alumnos de la UNAM en el extranjero y además 6,347 estudiantes extranjeros en la UNAM[1]; en el sexenio pasado, correspondiente a Felipe Calderón, se hacían cálculos sobre cuantos estudiantes se enviarían a los Estados Unidos, hoy, se hacen cuentas sobre cuantos regresarán al país en la calidad de alumnos. México, no cuenta con el espacio en universidades u otros centros/unidades de estudio, aunado a esto, tenemos los problemas de crecimiento económico, los obstáculos de las reformas estructurales, recortes presupuestales, desempleo, simplemente un gravoso problema de crecimiento de población migrante e inmigrante. Por otra parte, tenemos a los estudiantes mexicanos que se encuentran en Estados Unidos y que probablemente regresarán a México, con sueños o probablemente no, a raíz de las medias, decisiones y órdenes ejecutivas de Donald Trump.

El gobierno Federal, cuando fue incitado a que tomara acciones específicas e inmediatas ante la actitud provocativa y contraria, que tiene el presidente de los Estados Unidos, generalmente sin motivo alguno, hacia otras naciones o personas no pertenecientes a su “raza”; anuncio medidas de protección consular y otras para la recepción de los deportados, en lo que va de este programa ya han sido 135 compatriotas que ha recibido el mandatario Enrique Peña Nieto en este programa gubernamental que facilita el regreso de las personas deportadas a sus pueblos natales.

Una de las medidas a las que se refiere el gobierno Federal, es la modificación de la Ley General de Educación (LGE) para facilitar la incorporación de niños y jóvenes al sistema educativo nacional, así como la revalidación de materias en sus estudios. La propuesta fue presentada al Senado de la Republica al comienzo del mes de Febrero, en carácter de iniciativa preferente; -Esto se refiere a que pasarán 30 días para que sea dictaminada y enviada a la cámara revisora por otro periodo similar; la aprobación, debido a los hechos que ya he mencionado, seguramente será en breve-.

Dentro de las modificaciones a la Ley General de Educación que propone está la autorización a las instituciones privadas para las autorizaciones; que a la letra dice:

“…autorizar que las instituciones particulares de educación superior con reconocimiento de validez oficial de estudios, otorguen revalidaciones y equivalencias parciales de estudios de licenciatura, de acuerdo con los lineamientos generales que la secretaría expida” (Fracción III del artículo 14 de la Ley General de Educación).

O bien, agrega una fracción al numeral 33 para impedir “que la falta de documentos de identidad o académicos de niñas, niños y adolescentes sea un obstáculo para acceder al sistema educativo nacional”… “según lo establezca la normalización respectiva, la cual deberá facilitar la movilidad académica”. Así como los Institutos de Educación Secundaria que tienen el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios puedan otorgar revalidaciones y equivalencias (artículo 63).

images-11“El programa “Proyecta 100,000”, que buscaba enviar 100 mil estudiantes mexicanos a los Estados Unidos y recibir 50,000 estadounidenses en México; no es el más importante en el terreno educativo y científico, más sin en cambio, es un programa que, en el ámbito del Foro Bilateral de México-Estados Unidos sobre Educación Superior, Innovación e Investigación (FOBESII), muestra o intenta dar una forma de solventar los problemas”[2]

Desde el momento en el que la internalización y la movilidad académica formaron parte de las políticas o de las leyes educativas, la reforma de ley era necesaria, desde entonces.

Desde mi punto de vista, la autorización de revalidaciones y equivalencia de estudios no es cualquier cosa, no es insignificante para los jóvenes estudiantes que cursaron estudios en el extranjero, tampoco es insignificante para el sistema normativo educativo interno y mucho menos para un mercado académico que está en constante expansión, y aún faltan los lineamientos, permanentes o no de la Secretaria de Educación Pública (SEP).

Unknown-11En resumen, México es un país con grandes números, cifras, de desempleo, que no tiene o no puede cubrir 800,000 nuevos empleos para los jóvenes estudiantes que cada año son egresados de distintas universidades o unidades escolares y se integran al ámbito laboral, mucho menos somos un país que se encuentre preparado para ser próximo a recibir millones de personas sin empleos disponibles o vacantes para ellas, esto sin pensar que en unos siete o diez años, estas personas estarán viejos, enfermos, sin posibilidades de empleo, con menos posibilidades de empleo o incluso nulas, o incluso pudiendo ser personas discapacitadas, incapaces y que la ciudad no cuenta con la infraestructura que éstas necesitan, pero aunado a esto, económicamente hablando, debemos tener en consideración que el país podría perder unos tantos millones, no digamos de pesos, sino de dólares de las remesas que envían nuestros compatriotas del extranjero día con día, por no hablar de lo que se recauda en un año o un sexenio presidencial; además, una nota reciente en el periódico “Milenio” informa que Donald Trump deportará a criminales de manera masiva, se calcula un aproximado de entre dos millones y tres millones de inmigrantes indocumentados con registro criminal, obviamente se tendría que verificar que la nacionalidad de estas personas sea la mexicana, sino se hará otra deportación a sus países originarios, pero independientemente de eso, la deportación de criminales vendrá a aumentar la delincuencia y generar, de cierto modo, mayor violencia en el país que ya ocupa un lugar en el ranking de países con mayor violencia o narcotráfico en el país.

Además, tenemos que tener en cuenta que no todos las personas que retornen a México necesariamente tendrán que ser deportados, pues habrá quienes regresen por decisión propia y para éstos también debemos estar preparados.

[1] http://www.estadistica.unam.mx/numerologia

[2] POLÍTICA GLOBAL: Prioridades de la política exterior entre México y Estados Unidos http://www.enlacemexico.info/index.php?option=com_content&view=category&id=61&Itemid=141

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s