Maternidad Subrogada

Por Paulina Esmeralda Medina Zea

Unknown-12“En el año 1976, en Estados Unidos se concretó el primer acuerdo de maternidad subrogada, a través de una inseminación artificial, quién lo patrocinó fue el abogado Noel Keane, quién creó el Surrogate Family Service Inc.

Un controvertido caso de maternidad subrogada, puso el tema en debate en Estados Unidos –caso Baby M- la mujer gestante Mary Beth Whitehead de 29 años de New Jersey, firmó un contrato el 6 de febrero de 1985, de tener un hijo para William y Elizabeth Stern.

Por el contrato arreglado con el Centro de Infertilidad de Nueva York, la Sra.Whitehead accedió a que: “en el mejor interés del niño, no desarrollaría ni intentaría desarrollar una relación padre-hijo con ningún niño (…) que pudiera concebir (…) y dejaría libremente la custodia a William Stern, padre natural, inmediatamente después del nacimiento del niño; y renunciaría a todo derecho materno al mencionado niño según este acuerdo”.

La Sra. Whitehead recibiría 10.000 dólares de “compensación por los servicios y los gastos” del Centro de Infertilidad como parte de un total de aproximadamente 25.000 dólares, que el Sr. Stern accedió a pagar al Centro. Del resto, 5.000 dólares, se destinaban a los costos médicos, legales y de seguros de la Sra. Whitehead durante el embarazo, y de 7.500 a 10.000 irían a parar al Centro en concepto de minuta.”

Después de nacida su hija, la Sra. Whitehead y su marido decidieron no entregarla al matrimonio contratante. La madre gestante había sido inseminada con semen del varón de la pareja y los tribunales después de muchas apelaciones otorgaron la custodia de la niña al padre biológico, permitiendo a la madre sustituta poder visitarla[1].

La maternidad subrogada, ¿Qué es?: También conocida como gestación sustitutiva o como coloquialmente se le llama el “alquiler de vientre” es la práctica en la cual una mujer, previo acuerdo de las partes “contratantes” (que en realidad no hay contrato, y más adelante explicaré porque), se compromete, una mujer a llevar adelante un embarazo y entregar al niño en el momento de nacimiento a una pareja o persona, renunciando a sus propios derechos como madre. Esta práctica es frecuentemente, si no es que casi siempre, realizada a cambio de dinero.

Unknown-14Los motivos que pueden llevar a una pareja o persona, a solicitar esta práctica son variadas, entre ellas, se encuentran las siguientes:

  • Esterilidad/Infertilidad  de la persona o pareja, para llevar a término un embarazo
  • Incapacidad para soportar “posibles consecuencias” que podrían ocurrir en la etapa gestacional
  • Parejas del mismo sexo, que plantean la necesidad de ser padres
  • Hombre o mujer, que manifiesta el deseo de tener un hijo[2].

En México la gestación o maternidad subrogada no está regulada porque al momento no se cuenta con un marco normativo federal vigente, aun cuando en Abril del año pasado el senado aprobó una ley que autoriza a la mujer a utilizar su vientre de manera altruista para gestar a un bebé de terceras personas entre mexicanos, pero está ley no está operando, debido a la falta de la aprobación de la cámara de diputados.

En este tema se hace mucho hincapié al derecho de la procreación y con esto se ha perdido de vista el interés superior del menos, que significa preponderar, priorizar los derechos de los niños respecto de cualquier otra persona. Y entonces aquí me surge una interrogante, ¿Qué es más importante? El interés superior de los menores o el derecho a la procreación, que desde el punto de varias personas, no es tal, no existe.

Desde mi punto de vista, la maternidad gestante es una forma deshumanizadora de la procreación, intenta tratar como cosa a algo que no lo es, como la creación. Todo es observado como objetos, como cosas, “células germinales: ovulo, espermatozoide” “cigoto: como primera célula que se genera” “embrión: que existe hasta las doce semanas” “Feto: A partir de la semana doce con 1 día” “útero de la madre: que no es solo, es la persona misma, la mujer misma” “recién nacido”, entonces todo es tratado como cosa y resulta que las personas, en el ámbito jurídico, somos sujetos de los contratos no objetos de los mismos, dando lugar a una explotación de las mujeres, en estado de precariedad; va contra de la validez de los contratos y cualquier contrato que se celebre acerca de la maternidad gestante es nulo.

Unknown-15Ahora bien, existen otras teorías que consideran que no hay interés superior porque simplemente no hay menor, ya que es un feto, que no es viable y no está nacido, en este sentido pretenden priorizar el derecho de procreación y el deseo a ser padres de las parejas contratantes.

El tema de maternidad subrogada tiene muchas aristas y enfoques de ver el tema, como ya fue expresado, las posturas en contra argumentan que el cuerpo de la mujer se convierte en objeto, pues no se contrata al vientre sino a la persona en sí, aunado a esto, en un dado caso que el producto, bebé o como quiera que se le llame sea detectado como enfermo o con discapacidad se le puede obligar a la mujer que presta el útero a que se desprenda de él ; además, que el deseo de ser padres es mercantilizado y el niño de igual manera, es comercializado, teniendo un precio.

Unknown-13En Europa, el pasado mes de diciembre, del año 20016, el Parlamento Europeo aprobó una moción que condenaba los vientres de alquiler. Esta resolución “condena la práctica de la subrogación” ya que “socava la dignidad humana de la mujer” al ser utilizado su cuerpo y sus funciones reproductivas “como una mercancía”. En este sentido, en Europa y ya en México, se utiliza el término “Explotación reproductiva” para referirse a la maternidad subrogada, y que incluso, hay quienes considerar esta práctica, además de deshumanizadora, como una “Nueva trata de personas”.

[1] Bernal Camargo, Diana Rocío: Técnicas de Reproducción Humana Asistida, Maternidad Subrogada y Derecho de Familia. Revista Republicana ISSN: 1909 – 4450, No. 6 revista.urepublicana.edu.co

[2] Bolton, Raquel, MATERNIDAD SUBROGADA, en García, José Juan (director): Enciclopedia de Bioética, URL: http://enciclopediadebioetica.com/index.php/todas-las-voces/210-maternidad-subrogada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s